Menu
RSS

 

 

A+ A A-

EL SALVADOR.- Aumento miserable del 8% al salario mínimo: una conspiración contra la clase trabajadora

andes

Por Carlos Avelar Segovia

Documento gubernamentales definen salario como la retribución que el patrono está obligado a pagar al trabajador por los servicios que le presta en virtud de un contrato de trabajo y definen salario mínimo como la retribución mínima de los trabajadores fijada periódicamente y que cubra suficientemente las necesidades de su hogar en el orden material, moral y cultural (Boletín estadístico anual 2009. Ministerio de Trabajo y de Previsión Social).

En base a esta definición se puede decir que nunca ha existido un salario mínimo para la clase trabajadora salvadoreña; pero en este marco a finales de abril del 2011 se realizó el anuncio del acuerdo del Consejo Nacional de Salario Mínimo de aumentar el 8% del salario de los trabajadores del sector privado. Con este aumento del 8% del salario mínimo el sector comercial pasará de ganar 192. 30 dólares a 207.68; el del sector de la industria de 188.10 que ganaba anteriormente hoy ganara 203.15; y el de la maquila textil de 167.10 pasara a ganar 173.78 dólares; esta medida es insuficiente si la comparamos con el aumento del costo de vida.

¿Que intereses defiende el Consejo Nacional de Salario Mínimo?

El Consejo Nacional de Salario Mínimo, depende del Ministerio del Trabajo, está integrada por 2 Representantes de los Empleadores, 2 de los Trabajadores y 3 del Sector Público Entre sus atribuciones están: Elaborar y proponer periódicamente al Órgano Ejecutivo, en el ramo de Trabajo y Previsión Social proyectos para la fijación de salarios mínimos, proponer la modificación de las tarifas de salarios mínimos fijados por decreto cuando varíen sustancialmente las condiciones que determinaron su fijación; prescribir normas para la estimación del costo de la vida y de los otros elementos de juicio que deben tomarse en consideración para la fijación del salario mínimo, etc..

La Constitución burguesa salvadoreña establece que todo trabajador tiene derecho a devengar un salario mínimo que se fijará periódicamente, el Código de Trabajo refiere que   “Para fijar el salario se atenderá sobre el alto costo de la vida, al a índole de la labor, a los diferentes sistemas de remuneración, a las distintas zonas de producción y a otros criterios similares. Para su aumento toman en cuenta los indicadores o datos estadísticos presentados por las instituciones gubernamentales los cuales generalmente en los gobiernos areneros y aun en la actualidad en la mayoría de casos no contrastan con la realidad económico social del país, dicho sesgo tiene gran significancia cuando son tomados como referencia para determinar el costo de la vida”.

Los datos de los gobiernos areneros hacen ver que el valor de la canasta básica de alimentos ha venido disminuyendo y que el costo de esta es menor en la ciudad que en el campo, se puede ver que la mayoría de estos datos poco concuerdan con la realidad.

Organizaciones sindicales rechazan el mísero aumento de salario

El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) rechaza el mísero aumento de salario por considerar que este no cubre ni las necesidades básicas de la clase trabajadora, el cual ni si quiera sirve como paliativo ante el aumento del costo de la vida.

Así mismo organizaciones sindicales también han rechazado el mísero aumento y culpaban a los representantes sindicales ante el Consejo Nacional del Salario Mínimo de ello; al respecto Neftaly Yanes, secretario general del SIES, “rechazó el incremento del 8% y aseguró que los sindicalistas que negociaron este porcentaje no representan a la clase trabajadora”.(Co Latino 01/05/2011)

Wilfredo Berrios del FSS aseguró que el 8% “es una burla” y culpa a la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y al Movimiento de Unidad Sindical y Gremial de El Salvador (MUSYGES) y a algunos “representantes” de los trabajadores en el Consejo Nacional del Salario Mínimo. (Co Latino 01/05/2011)

Como parte del rechazo a dicha medida, dirigentes de Sindicatos aglutinados en la CSTS se han manifestado parte de ello fue una concentración frente a las instalaciones ANEP, para protestar y pedir que se revierta lo aprobado, considerando que “ El aumento es insuficiente,…..y el 8% más no marcará la diferencia para suplir las necesidades familiares y que …presentaron al presidente del Consejo Nacional de Salarios Mínimo, su propuesta de incremento, el cual consistía en elevarlo a $ 328.86, en los distintos sectores, y aunque fue la única propuesta presentada, no fue tomada en cuenta”( Co Latino, 11/05/2011)

¿Y el Consejo Superior del Trabajo dónde está?

El Consejo Superior del Trabajo es órgano consultivo del Órgano Ejecutivo, con el fin de institucionalizar el diálogo y promover la concertación económica y social entre las autoridades públicas y las organizaciones de empleadores y trabajadores. Está conformado por ocho miembros propietarios y ocho suplentes de cada uno de los sectores el Gubernamental, Empleador y Trabajador.

Los representantes del sector Gubernamental son designados por acuerdo del Presidente de la República; los del sector empleador son designados uno por las siguientes instituciones: ANEP, ASI, CAMARA DE COMERCIO E INDUSTRIA DE EL SALVADOR, AMPES, CONAPES, UCRAPROBEX, CASALCO Y PROCAÑA; mientras los miembros del sector trabajador son designados por las federaciones y confederaciones sindicales;   por cada sesión realizada estos representantes ganan una dieta.

Los representantes del sector trabajador ante el Consejo Superior del Trabajo que han sido designados por las federaciones y confederaciones   para el período 2011-2013 están como propietarios: José Israel Huiza Cisneros (CGS); Henry Antonio Huiza Amaya (FE-SI-TRABS); Julio César Flores (CSTS); Guadalupe Atilio Jaimes Pérez (FESTSASABHRA); María del Carmen Molina viuda de Bonilla (FESTRASPES); José René (CONSISAL); Ricardo Antonio Soriano (FESINCONTRANS), Gilberto Lazo Romero (FETRASS). Además de los anteriores también están Marta Guadalupe Zaldaña y Ana Cecilia Molina   (FEASIES); Alejandro Ramos López y Rubén Alberto García Guadrón (FESS); José María Esperanza Amaya (FSTD); José Herminio Díaz Guevara (FESTIVES); Miguel Ángel Alfredo Ramírez Urbina (FESTRAES); y Julio César Hernández García (FLATICOM). De todos estos representantes existen algunos que forman parte de la Consejo Nacional del Salario Mínimo organismo que es el responsable de aprobar el mísero aumento al salario.

La demagogia impera alrededor del aumento del salario “mínimo”

Empresa privada, gobierno y otros sectores han manifestado su inconformidad por el aumento del 8% del salario lo cual es pura demagogia. Al respecto Sánchez Cerén en su discurso del 1 de mayo presento el “Aumento del salario mínimo” como una medida del Gobierno del Presidente Funes, para paliar la grave situación del costo de la vida y garantizar el acceso a los productos esenciales de la canasta básica. Pero más adelante expreso “Sabemos que estas medidas son insuficientes, pues la situación exige mayor profundidad, pero debemos de reconocer que el gobierno manifiesta a través de estas medidas su voluntad de favorecer a los trabajadores, a los pobres y a los desposeídos”. De igual manera Medardo González secretario general del FMLN dijo que el salario mínimo tendría que ser igual a los $300. (http://tecnica.presidencia.gob.sv)

Con respecto a las posiciones adoptadas por el gobierno de Funes y del FMLN en relación al salario mínimo, el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA), considera que dichas posiciones son demagógicas porque por un lado buscan hacerse ver como defensores de los intereses de la clase trabajadora mostrando inconformidad por el aumento; pero por otro presentan dicho aumento como un logro y lo aplauden asi mismo buscan congraciarse con la clases dominantes bajando la presión social diciendo que es lo más que se podía hacer; cuando es todo lo contrario, existente las condiciones para un mayor salario.

Por la defensa de los trabajadores, la independencia de clase y democracia obrera

Llamamos los representantes de las organizaciones sindicales ante el Consejo Nacional del Salario Mínimo a defender verdaderamente los intereses de la clase trabajadora y no prestarse a los juegos de los representantes gubernamentales y de la empresa privada, quienes buscan hacer caer el costo de la crisis en la clase trabajadora.

Llamamos a los representantes sindicales ante el Consejo Nacional del Salario Mínimo y el Consejo Superior del Trabajo a que mantengan la independencia de clase ante el gobierno y a confiar en la fuerza de la clase trabajadora, así mismo llama a las bases sindicales a exigirles a sus representantes un informe de la actividades y acciones realizadas ante estos organismos en función de defender los intereses de la clase trabadora; el PSOCA no se opone a la participación en estos organismos gubernamentales lo cual debe ser utilizado como un medio de lucha para defender los intereses de la clase trabajadora, pero hasta el momento poco o nada se ha hecho al respecto.

Arrebatamos a los ricos un salario digno y justo para la clase trabajadora

Los derechos de la clase trabajadora no se negocian ni se mendingan, estos deben ser arrancados a las clases dominantes dueñas de los medios de producción, para ello consideramos que las direcciones sindicales deben de llamar a un plan escalonado de lucha que baya desde suspensiones temporales de labores hasta la huelga, acompañado de movilizaciones; se debe exigir un aumento de salario el cual debe ser móvil de acuerdo al costo de la vida, además debe ser un mismo salario para todos los trabajadores públicos y los trabajadores del sector privado independientemente el rubro y la ubicación, ya que el costo de la vida es igual para todos.

Share