Menu
RSS

 

 

A+ A A-

EL SALVADOR.- Acumulación de deuda pública: una constante política de los gobiernos


Por Ernesto Sánchez

El recurrir a los préstamos ha sido la constante de los gobiernos para poder financiarse, lo que ha traído como consecuencia la acumulación de elevados niveles  de endeudamiento, y por consiguiente la población tiene que sufrir las consecuencias cuando los prestamistas exigen al gobierno el pago de dichos préstamos.

La derecha arenera critica endeudamiento del actual gobierno

El actual gobierno de Funes y del FMLN para poder financiarse, ha continuado realizando préstamos a los organismos internacionales, que se suman a la deuda dejada por  los gobiernos areneros. Medios de comunicación defensores de la derecha tradicional  buscan desviar la atención y justificar los endeudamientos  de los gobiernos areneros expresando: “Basta con revisar los números oficiales para comprobar que la deuda que el Gobierno de Mauricio Funes ha adquirido durante los últimos tres años no es una herencia que las anteriores administraciones han dejado. Aunque es cierto que los gobiernos anteriores también adquirieron cuantiosos préstamos para hacer frente a la reconstrucción del país y los desastres naturales, también es cierto que el actual Gobierno ha emitido nueva deuda hasta por $3,000 millones” (EDH. 13/09/2012).

Es de señalar que parte de la deuda  actual es responsabilidad de los gobiernos areneros; no es cierto que todos los fondos provenientes de dichos préstamos fueron utilizados  de manera transparente, también es de señalar la responsabilidad que tiene el actual gobierno en dicho aumento de la deuda pública, la cual ha sido avalada por la misma derecha arenera y demás partidos políticos representados en al Asamblea Legislativa. 

Prestar para pagar préstamos

El pago de la deuda mediante préstamos   ha sido una táctica de los gobiernos para poder mantener cierta estabilidad. Actualmente medios de comunicación señalan que “El Gobierno quiere ahora una nueva emisión de deuda por $800 millones, que, según Cáceres, servirá para honrar a inversionistas que, posiblemente, pidan el reintegro de su deuda en 2013… según el secretario técnico de la Presidencia, Alexander Segovia, el dinero se utilizará para pagar los Letes que el país ya adquirió” (EDH. 13/09/2012).  Ahora que los nuevos núcleos económicos emergentes y el gobierno de Funes y del FMLN recurren a las mismas tácticas,  los núcleos económicos tradicionales y la derecha arenera   critican dicho actuar.

No al pago de la deuda, no más préstamos

El pago de la deuda mediante préstamos  permite un alivio temporal,    prolonga los plazos de pago y  pareciera que la deuda disminuye, pero después de cierto tiempo se agranda más la deuda debido a que no  se desarrollan estrategias que lleven a un crecimiento económico interno y a aumentar los ingresos del estado que permitan el pago de dichos compromisos. Esto conduce a una insostenibilidad de la deuda, ante lo cual los organismos financieros multinacionales presionan al gobierno para que se hagan efectivos los pagos, y los gobernantes tienen que cumplir las recomendaciones dadas por estos organismos financieros para poder pagar, o para poder obtener nuevos préstamos.

El actual gobierno de Funes y del FMLN desde sus inicios ha considerado que es necesario el pago de la deuda, lo que permite que tengan el visto bueno del imperialismo y de los mismos organismos financieros multinacionales. Esta crisis representa una oportunidad mas para los núcleos económicos emergentes, quienes negocian con el imperialismo y los mismos organismos financieros el pago de la deuda mediante refinanciamientos.

Esto acrecienta el endeudamiento del país, atenta contra el bienestar de la población y aun contra el mismo crecimiento económico, haciendo al país mas dependiente económicamente, que es lo que en realidad buscan dichos organismos: el mantener sometido al país para que siga siendo un simple proveedor de materias primas. A cambio, el imperialismo permite a estos núcleos económicos emergentes abrirse espacios, al igual que lo hizo durante la administración de la derecha arenera, cuando se dio la consolidación de un núcleo hegemónico del  empresariado salvadoreño que se enriqueció de los negocios del estado, pero mantuvo los intereses de las empresas  transnacionales.

El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llama a todos los sectores populares a que rechacemos el endeudamiento continuo del gobierno de Funes y el FMLN. Demandamos el cese del oneroso pago de la deuda externa y que esos fondos se inviertan en educación, salud, instalación de agua, energía y demás servicios a la población más pobre del país.

Share