EL SALVADOR.- Elecciones internas: otra farsa antidemocratica del regimen bipartidista

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Ana Leticia Ramos

La democratización del actual sistema político salvadoreño consagrado en la reaccionaria y antidemocrática Constitución de El Salvador de 1983 debió ser una tarea asumida por el FMLN, pero no fue así. Tras el ascenso del FMLN al ejecutivo en el 2009 la derecha arenera junto a sus organizaciones iniciaron una serie de demandas para modificar ciertas disposiciones del sistema político salvadoreño, dichas demandas fuero interpuesta ante la sala de lo constitucional, la cual siendo la principal trinchera ha emitido una serie de resoluciones que parecieran democratizar el antidemocrático sistema electoral salvadoreño, pero no es ese el verdadero espíritu.

Dichas resoluciones que obligan a realizar ciertas reformas al sistema electoral, más bien estas reformas han sido una táctica de la derecha arenera en contra del FMLN, ya que cuando ellos hegemonizaban los tres órganos fundamentales del estado no mostraban mayor preocupación, agregado también que dichas reformas en la práctica no han logrado democratizar el sistema electoral salvadoreño. Entre estas sentencias están las que tienen que ver con el financiamiento de los partidos políticos y la democratización interna de los diferentes partidos políticos electorales.

FMLN: de las internas al consenso

Una de las sentencias emitidas por la Sala de lo Constitucional obliga a realizar elecciones internas a todos los partidos políticos del régimen, para el FMLN esta práctica no es nada nuevo ya que fue hasta el 2004 que mantuvo la práctica de elegir a sus direcciones y candidatos aspirantes a cargos públicos vía elecciones internas sin que la Ley se lo eligiera, al eliminar las internas en el FMLN la burocracia continuo fortaleciéndose.

Este 25 de junio el FMLN por mandato de Ley tuvo que realizar las elecciones internas para elegir a las personas que participaran como candidatos a los cargos de Diputados y alcaldes en las elecciones legislativas y municipales del 2018. El proceso ha sido cuestionado ya que en ciertos casos antes de las elecciones internas el candidato ya había sido elegido no por las bases si no las cúpulas partidarias quienes han recurrido al Consenso a partir de lo cual solo se permitieron la inscripción de un candidato en estos casos las bases del FMLN solo llegaron a ratificar pero ya la cúpula había elegido por ellos. Respecto a este mecanismo del Consenso, Nidia Díaz del FMLN manifestó: “Yo trabajé algunas planillas por consensos. Cuando había hasta dos o tres (aspirantes) nos sentábamos, verdad, y nos poníamos de acuerdo. A veces no era fácil, a veces en dos sesiones, tres sesiones, porque había muchísimos que querían, pero al final la gente decía: ‘Vaya, pues, estamos de acuerdo con ese candidato’, o si no la otra parte aceptaba al candidato” (LPG. 02/06/17).

Las implicaciones del consenso

Mediante el consenso a muchas de las bases provenientes de la heroica exguerrilla del FMLN se les negó el derecho de elegir y de ser electos a cargos de elección popular y se benefició a otras personas. Respecto al proceso Simón Paz Alcalde de Mejicanos manifestó: “En Mejicanos y en todo el país este es un día de fiesta y alegría por cuanto toda la militancia de nuestro partido está participando en este proceso, hoy se ratifica la planilla única para este municipio y vamos a salir más fortalecidos de esta etapa, el FMLN es un partido que está graníticamente unido y organizado” (D.CoLatino. 26/06/17). Contrariamente a lo anterior aunque en menor escala se han dado denuncias de fraude en el proceso de elecciones internas caso emblemático es el realizado en el departamento de San Miguel en donde Argumedo Benítez, quien compitió contra Miguel Pereira como precandidato a alcalde de San Miguel, denunció ayer ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ciertas anomalías como fue el hecho que las “urnas fueron rellenadas”.

ARENA hablando de democracia

En estos momentos a nivel del partido ARENA la oligarquía pareciera que ha desechado a intermediarios para que administren el Estado y quieren ser ellos quienes directamente tomen las riendas del estado, es así como dos grandes empresarios han iniciado la lucha por ser los aspirantes a candidatos   a presidente en las próximas elecciones siendo estos Carlos Calleja y Javier Simán de esta forma se han conformado en el interior del ARENA dos bloqueos, los cuales buscan consolidar sus núcleos de cara a las elecciones legislativas y municipales a realizarse en el 2018 para de esta manera asegurar sus candidaturas.

Respecto a la democracia interna de los partidos, Javier Simán, uno de los millonarios que se disputan internamente la candidatura presidencial por ARENA manifestó: "El llamado es a los partidos políticos, a que permitan a las bases elegir a sus candidatos…cuando tienes a las cúpulas poniendo de dedo a los candidatos, ese candidato se va a deber a la cúpula y no a las bases… cuando los candidatos salen electos en un proceso democrático reciben el apoyo de todos". (LPG.27/06/2017). En años anteriores la práctica de la derecha arenera ha sido todo lo contrario.

No solo en el FMLN hay reservas a las elecciones internas también miembros de la misma derecha arenera han criticado los procesos en ARENA al respecto Johnny Wright manifestó “Me preocupa que en ARENA nos estamos pareciendo al FMLN”.

Es hora de desechar las ilusiones

Muchas bases históricas de la exguerrilla del FMLN continúan dando su apoyo crítico a la cúpula del FMLN lo cual es aceptable si consideramos el pasado histórico del FMLN, pero en estos momentos y en estas elecciones internas pueden constatar que los intereses de la cúpula difieren muchos de los intereses de las bases en donde como bases la cúpula no se les dio ni el derecho elegir a los candidatos ni a proponerse para candidatos, el FMLN ha abandonado la lucha revolucionaria y su trabajo está enfocado en consolidarse en el sistema no en destruir el sistema capitalista e imperialista.

Como clase trabajadora y como pueblo debemos estar conscientes que ni el FMLN ni la derecha de ARENA representan los intereses de las grandes mayorías, existen momento en que ambos hacen suyas las demandas de la clase trabajadora para atraerlos, pero luego traicionan.

Continuemos luchando por una verdadera democratización

El sistema electoral salvadoreño continúa siendo antidemocrático, no ofrece las garantías para la plena participación política de la clase trabajadora, campesinas, indígenas y demás sectores populares.

Share