Logo

HONDURAS.- Democracia y paridad son sinónimos: Paridad Estudiantil, un asunto urgente

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Marvin Amilcar Pérez

http://filosofiafueradelcubo.blogspot.com/2016/07/democracia-y-paridad-son-sinonimos.html?m=0

“Los estudiantes quieren una universidad sin clases”.  (Matías Fúnez; 2010).

Esta frase sin clases tiene un sentido vago, pero significa sin clases sociales. Antes de adentrarme en el tema que me ocupara aquí la paridad estudiantil. Me gustaría explicar el chiste de mi extinto amigo Fúnez, hacer uso de la ironía,  el humor son parte del momento de aprendizaje, es decir el momento pedagógico para que este no llegue al momento de la monotonía, a veces para no llevar a este momento el profesor hace  teatro, o ser autor, animar hacer reír, contar chiste; de científico, de filósofos, de poetas,  artistitas, políticos y otras personas dedicadas al mundo académico (…) el docente payaso, el científico payaso, el filósofo payaso, es decir el pedagogo payaso, como apuntaría María Sambrano[1] es la filosofía del payaso. El proceso de aprendizaje en la academia, y la indagación científica no puede caer en la monotonía o cotidianidad ya que esto significaría su muerte. No debemos dejar que el momento didáctico, y pedagógico caiga en lo que el Dr. Almendares ha llamado muy bien el epistemicidio (Almendares Bollina; 2016) Es la muerte producto de la perdida de la dinámica del sujeto  académico, en el momento del proceso del aprendizaje lo que puede permitir es la muerte por la violencia que se ejerce contra el mismo conocimiento científico.  Ellos significar neutralizar y anular el sujeto histórico de la academia y la indagación científica.

La crisis de la universidad es  un síndrome que se viene dando   ya ratos, no es maniqueísmo que señalan los miopes que defienden las Sacrosantas  normas  académicas como si estas fueran sagradas o hechas por los dioses intelectuales, y que no tienen ninguna clase de error.  La crisis de la universidad es también la crisis que sufre nuestra sociedad, sabemos que la universidad no es nada ajeno al Estado de Honduras. Que tengamos una universidad que responda por los estudiantes mientras están dentro de la universidad, es decir de los portones hacia dentro, pero hacia fuera nada.  Tenemos una Universidad que en la investigación se desvincula con la sociedad, pero esta misma universidad irónicamente tiene íntima relación con la sociedad. La crisis que atraviesa la sociedad, es también la crisis de la Universidad. Todo el mundo habla de la crisis de valores, y es ciertamente esta crisis que hoy afecta la universidad. El primer valor que está en crisis en nuestra sociedad es la vida, y en la Universidad es la justicia.

Esta crisis de la Universidad es política, social, ideológica, cultural y académica. Pero es totalmente  falso lo que afirman las autoridades que los argumentos que tienen las autoridades sobre las normas académicas, que estas no son políticas, son académicas son ello y mucho más.  La crisis no quiere decir que esto no tienen solución, más bien el termino crisis es una gran oportunidad para reunir la comunidad universitaria y escuchar a todos los sectores. Donde empieza el dialogo, allí mismo acaba la violencia; y la violencia nace donde muere el dialogo.   La palabra dialogo aflora por todos lados, pero si es un monologo este es un dialogo de mudos. He leído los escritos de la mayoría de académicos unos que trabajan para universidad, y casi nadie se salta la legalidad, lo único que si vi es el trabajo que realiza mi estimado compañero  Gustavo Zelaya, realiza una crítica dura a la institucionalidad de las autoridades Universitarias y del Estado de Honduras.  También   el trabajo sobre la crisis de la universidad de Joaquín A. Mejía Rivera, (20016)  y a Leticia Salomón (2016) y ambos autores no rebasan las argumentaciones teóricas legales,  aunque Mejía va más lejos que Salomón, parecen que los defensores de las Divinas normas académicas, que critican la elecciones de los fiscales muchas veces, pero ahora cuando los necesitan acuden a ellos. Aunque ciertamente el trabajo de Mejía cita muchos argumentos de los D.D.H   Pero no llegan ambos a condenar la violación de la soberanía de la universidad, y la violación de los derechos Humanos de los estudiantes.

En este trabajo se  habla de la democracia en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) pareciera que la paridad estudiantil es un cadáver, este es  el argumento de sus enemigos las autoridades. Estamos haciendo una arqueología de la academia, los arqueólogos de la investigación científica.  Pero hoy los estudiantes son sus sepultureros, pero no para  celebrar su muerte, sino para que nazca de la muerte.  Quienes la asesinaron hoy se jacta que no era funcional, pues no habían pagado por su crimen.   Bueno muy bien después de un pequeño recorrido es hora de preguntarnos por la paridad estudiantil ¿qué es la paridad estudiantil?  Hace mucho tiempo que no veía tanta claridad política en los estudiantes como en este momento histórico, además creo que ni cuando el golpe de Estado se logró tanto lucidez política estudiantil como ahora.  En el texto de Gustavo Zelaya encontré una muy buena definición de Paridad mucho más allá de la Paridad estudiantil escribe así;

En fin, se trata de no hablar de aspecto básicos que no son más que como lograr la representación legitima de los estudiantes,  continua Zelaya,  la necesidad de democratizar el campus para la convivencia respetuosa, la participación de todos los sectores de la comunidad universitaria en la construcción de las normativas internas y en darse cuenta que la relación fundamental que da sentido a la universidad es que se  establezca acercamiento entre estudiantes y profesores; ahora si lo demás el selva. (Zelaya; 2016).

Este trabajo de Zelaya tiene el mérito de ser una crítica sistémica, y no se dedica a citar artículos como un abogado para defender el statu quo de la universidad y el Estado. Gustavo deja claro que el problema de la Universidad no pasa ya de ser la derogación de las normas académicas,   sino que va más delante de lo que ven los miopes. Tiene el mérito de detectar el problema, es decir coloco el dedo en la llaga, el problema es la democratización de la comunidad universitaria,  y todos los sectores que confluyen en ella. Si buscamos un ejemplo, de antidemocracia hay que buscarlo en la universidad.  También en el trabajo de  acuerdo a Mejía Rivera podemos esbozar la idea de Paridad.  Dice así; “una pauta hacia la protección y la garantía de los derechos humanos fundamentales que faciliten las decisiones relevantes de la vida universitaria pueden ser construidas mediante un proceso participativo y deliberativo”. (Mejía Rivera; 2016) esto demuestra que el meollo del problema actual no son las normas académicas sino la falta de participación de la mayoría de los sectores universitarios, tanto, docentes, estudiantes, trabajadores en general y la autoridades deben  solucionar  los problemas  mediante el consenso y no mediante la violencia. Las autoridades han dejado de ser autoridades para convertirse en autoritaritas.

La Paridad  viene de pares, se puede definir como la resolución de problemas mediante acuerdo o consenso entre dos sectores que tiene un desacuerdo para llevar a un acuerdo mediante el dialogo.  El profesor que tiene que llegar a un acuerdo con el estudiante para elaborar el programa de clases, y no una imposición como ocurre en este momento. El docente con las autoridades al momento de firmar un contrato se debe de tener en cuenta que establecido en base a ley con claridad.  Los estudiantes podrían dialogar con las autoridades y los docentes en los distintos programas de indagación científica de la universidad; elaboración de la programación de diferente actividades que se llevan a cabo en el campus universitario, así entre todos los sectores, alcanzar la gobernabilidad de la universidad.  El sindicato de trabajadores de la universidad también debe de participar en la política de la universidad, conjuntamente con los docentes, estudiantes y las mismas autoridades como un solo cuerpo sistémico que forma toda la universidad, y no concentrar el poder en unas solas manos, lo que conduce a los abusos de poder.

Es urgente que la universidad pase por una verdadera reforma  democrática por todos los sectores que laboramos en ella. Una democratización inclusiva, es decir conjuntiva, paritaria, horizontal; y dejar atrás los viejos vicios de la democracia representativa. Debemos practicar una democracia, que sea ejemplo, para el resto de nuestra sociedad. Quizás si lográsemos democratizar la universidad, esto se podría trasladar al Estado, ya que muchos de estos estudiantes que ahora son dirigentes políticos estudiantiles, mañana podrían ser los futuros diputados, ministros, secretarios en la vida pública.  Es justamente una  urgencia la petición de los y las estudiantes, este es un momento histórico, los chicos y las chicas de la vanguardia estudiantil tienen una cita con la historia, hoy tienen que escribir este presente, y si no lo hacen así, la historia los juzgaría como cobardes y derrotados. Pero sabemos que eso no ocurrirá, que los estudiantes y toda la comunidad universitaria triunfaremos.

Los estudiantes ante un derecho legítimo,  mucho allá de lo legal

Lo legítimo nos lleva más allá del terreno jurídico, y nos conduce a una mirada compleja de un problema político, nos anclamos ante una mirada epistémica que nos permite solucionar dicha problemática con planteamientos científicos, éticos y filosóficos, desde una mirada de la antropología cultural.  Mientras que lo legal nos deja estáticos ante sí una cuestión es legal o no es legal. Si lo que estamos haciendo es ilegal, pues, bien entonces, debemos hacer prevalecer la legitimidad si la mayoría está de acuerdo aunque algo no sea legal; siempre y cuando sea para un cambio radical de la sociedad podemos abolir la ley y crear una nueva.  Y no veo problema ¿cuál es el problema? Ya que la ley no nos ha inventado a nosotros, el siguiente sí que es un problema de la leguleyada la clase social que invento la ley lo ha hecho para proteger sus intereses, es por ello que la defiende. Y lo mismo si nosotros creamos una ley no la vamos a crear para que dañe nuestros intereses, sino para que los proteja. Entonces por lo tanto, la ley está hecha para defender los intereses de la clase social que la elabora. Artículos pétreos[2] en la constitución de Honduras, y ¿para qué? Como si los ciudadanos hondureños y hondureñas fuéramos eternos, y que la sociedad no requiere de cambios. Esa respuesta queda respondida en la pregunta anterior. Ese lenguaje retorico hay que desmontarlo, mediante la deconstrucción del lenguaje que requiere un análisis rigoroso, ya que la semántico permite ocultar el tema del poder.

Las autoridades universitarias acusan a los estudiantes del delito de sedición[3]. No veo por donde los estudiantes estén cometiendo semejante delito. Quienes han cometido este delito de alta traición a la patria están libres, y son los que nos gobiernas y emiten una gran cantidad de leyes para defender sus propios intereses.  No encuentro relación con que los estudiantes quieren o estén proponiendo cambiar la constitución política de Honduras, ya habrían hecho una revolución social si fuera así.  Ante la condena y judializacion de los estudiantes universitarios el alto Comisionado para los Derechos Humanos en Honduras, Silva Lavagnoli condeno dicho actuar de las autoridades; “Preocupa en particular la aplicación del tipo penal de sedición a los estudiantes” (La Prensa; 5/07/ 2016) si de hecho uno revisa los derechos Humanos Emergentes, y Universales y tampoco se considera la protesta social de este pito de delito  como penal, más bien garantiza la protesta social, como derecho para fortalecer la democracia.

Más adelante afirmaría esta funcionaria de ONU, en una noticia recogida por este sitio web; “la sedición es un delito político de carácter muy grave,  que implica el ánimo de subvertir el funcionamiento del  orden constitucional”.  (La Prensa- Digital). En caso de ser hallados culpables tendrían que ir presos, y sino el otro camino seria el exilio.  Pero acaso la constitución política de Honduras tipifica  este delito.  En el texto de Mejía Rivera también queda manifestado lo delicado que es acusar a los estudiantes de semejante delito. Este documento habla que esta manifestación es pública y pacífica. Y vuelve una y otras vez a resaltar el derecho a la protesta. Como un  medio para fortalecer la democracia.   Si en Honduras no existe la democracia, que nos hacen pensar que la universidad ha de serlo.  Todas estas libertades de las que Habla Mejía Rivera (2016) son posible con la siguiente condición necesaria, si y solo si, viviéramos en un Estado de derecho, pero Mejía no debería de olvidar que vivimos en un Estado de indefensión, por lo que hemos perdido estos derechos.  Lo más seguro que vivimos tod@s,   l@s hondureñ@s es la inseguridad.  La gravedad del derecho penal para los estudiantes es nada y nada menos que condenable, ya que no son ningunos delincuentes.

Mejía Rivera al menos anuncia la idea penalizar a los estudiantes,  ya este un gran avance de su propuesta teórica,  y además también denuncia la violación de la autonomía universitaria por parte de los cuerpos represivos del Estado:

La criminalización de la protesta social es incompatible con una sociedad democrática donde las personas tienen derecho a manifestar su opinión donde la protesta y la movilización son una herramienta de petición a la autoridad pública y canales de denuncia pública y sobre todo abuso de los Derechos Humanos.  Continúa Mejía, la criminalización incluye la descalificación, la represión directa con la policía y militares, el uso del derecho penal y la apertura de los procesos criminales contra quienes protestan. (Mejía Rivera; 2016, pág. 5).

Mejía Rivera, a diferencia de Leticia Salomón denuncia y condena la violencia policial, y la criminalización de la protesta estudiantil.  También menciona que en una sociedad democrática no debe de criminarse la protesta social.  Que el derecho a la protesta es constitucional, ya hemos dicho que Mejía no sé  qué es que  olvida, o  pasa por alto, pero nosotros no vivimos en un Estado de derecho sino que en un Estado de facto. Hemos perdido la mayoría de nuestros derechos elementales. Por ejemplo, el derecho a la vida, el derecho a la justicia, dos de los valores que más se encuentran en crisis en nuestra sociedad.  La Universidad, el templo de la ciencia, y de la razón, debería ser ejemplo, de dialogo, razón, y espíritu crítico,  de apertura y tolerancia.  Pero ¿qué podemos esperar de una sociedad donde reina el autoritarismo, la prepotencia, y la pedantería de las autoridades?  El trabajo de Mejía Rivera, menciona la dignidad y la justicia, los derechos Humanos,  el pluralismo ideológico, la justicia y la paz.  Lamentablemente todos estos derechos están sepultados en la Carta Magna, el derecho a la vida y la justicia, y producto de esa pérdida de esos derechos madre y padre de todos los valores es la decadencia de nuestra sociedad.

La UNAH, los derechos de unos, los derechos de otros

Así es nombre que lleva un artículo que escribió la socióloga universitaria Leticia Salomón. Argumenta que en la Universidad hay dos factores antagónicos, los estudiantes del MEU y las autoridades de la universidad, y que también hay dos víctimas de la crisis. Salomón argumenta que los estudiantes que se tomaron la universidad y los edificios  violan el derecho de los estudiantes que quieren clases.   Y que los estudiantes del (MEU) no consultaron  a 87 mil estudiantes más.  El tema de Fondo Doña Leticia no son las normas como han hecho ver ustedes ante los medios de comunicación, sino que el telón de fondo para los estudiantes es el tema de la democracia, no olvide esta pregunta ¿a quién o cuántos estudiantes  consultaron las autoridades universitarias  para eliminar la paridad estudiantil de solo plumazo?  Que lastima que Leticia Salomón no sea abogada sino que socióloga pero no pareciera, quiero rescatar de este trabajo el apartado número 6.  Dice Salomón “nadie quiere ver a la universidad  en crisis y al menos ver a los estudiantes detenidos y obligados a defenderse en los tribunales por haberse apropiado indebidamente de un especio que le pertenece a otras también”.  (Salomón; 2016)  y de qué otra manera se puede protestar si la misma autoridades han prohibido y criminalizado la protesta estudiantil. Bueno pareciera que el  doble discurso de Salomón, y el resto de la autoridades si les interesa ver a los estudiantes detenidos, y ser exhibidos como criminales, o como unos verdaderos delincuentes, pero entonces ¿cuál es el crimen o el delito, o el dolo que han cometido los estudiantes del (MEU) con la protesta estudiantil? Aunque Leticia Salomón habla de tolerancia, respeto a los que piensan diferente. Entonces doña Leticia Salomón ¿porque no respetan a los estudiantes que tienen a derecho a pensar diferente, o de hecho piensan diferente?  ¿Por qué no son tolerantes con la pluralidad ideológica? Es normal que las autoridades se equivoquen,  las autoridades solo piden disculpa y ya se acabó, pero disculpen quién no se puede equivocar ni protestar son los estudiantes. Eso incluye también señora Salomón es derecho del otro, y no solo un pensamiento único.

Además como el resto de autoridades universitaria, no pueden reconocer que la crisis de la Universidad es académica se han dedicado a desprestigiar  a los estudiantes, Leticia Salomón dice que, “comienzo por señalar que la crisis de la Universidad no es académica, es una crisis política asociada con la demanda de un sector estudiantil de obtener participación política en el Consejo Universitaria”.   (Salomón; 2016) la cuestión no es si la crisis de la Universidad es interna, o es externa, es que podemos responder diciendo que ambas y habrá que agregar muchas más.  Leticia Salomón está diciendo que su posición no es política porque como ella es sociólogo solo es académica.  Veamos académica y política es ella, como también académica y política es la propuesta del Movimientos Estudiantil  Universitario (MEU). Ahora bien, en este trabajo Salomón reconoce que el problema de fondo ya no son las normas Académicas sino que la Paridad estudiantil.   Y los estudiantes tienen muy claro que la democratización de la Universidad es vital para ellos; “perder un período no importa si nosotros logramos la participación estudiantil  y las condiciones para crear una educación de calidad”. (Movimiento Estudiantil Universitario, MEU).  Si esta declaración no es académica entonces ¿qué es? El viejo mito de la mal llamado neutralidad  política y científica no es otra cosa que una vana ideológica, además Leticia usted sabe ¿a quién favorece la supuesta neutralidad? En el caso de la postura universitaria es para desprestigiar a los estudiantes acusándolo de políticos, como si ustedes no fueran políticos también. 

Este análisis de Leticia Salomón pareciera que no se parcializa, pero uno conoce la problemática de fondo ya no cree estos argumentos sociológicos científicos y valen porque son neutrales,  lo único que hace que su pretendida neutralidad política es defender los interés de la autoridades universitarias, la crisis de la universidad nuevamente es interna, es externa, primero que nada es política, es académica, es ideológica, es económica, es social, es una crisis de legitimidad,  y es también cultural, y no olvidar que obedece el tema paritario; en el ámbito estudiantes, docentes, trabajadores y autoridades. Para llevar a cabo la reforma universitaria, por ahora no hablare de la reforma ya que esta requiere un tratado aparte. El problema de antidemocracia en la Universidad se da porque todas las ideas se toman desde arriba para abajo, lo cual el correcto planteamiento que hacen los estudiantes, es de abajo hacia arriba, una democracia incluyente conjuntiva, y no una democracia excluyente que practican   únicamente las autoridades universitarias

Una democracia sin ciudadanos[4]; una Universidad sin estudiantes

Y como dejar de hablar de democracia, en el templo de la diosa razón, que el templo de la diosa razón sea antidemocrático ese es otro tema. Haber una pregunta ¿cómo se imagina usted la universidad sin estudiantes? Haber otra idea más imagínense el profesor en una aula de clases, pero imaginémonos que estamos en el auditórium Juan Lindo, ahora bien él está de espalda al público y luego voltea hacia él,  la sorpresa que se lleva es que solo hay silla y no hay nadie con quien conversar, ni compartir sus ideas y conocimiento. Así es la universidad sin estudiantes. Del mismo modo hablar de la democracia sin ciudadanos como es pitico de esta democracia corporativa. Aquí  hay que desmotar es  el teatro de las mentiras, los errores de la semántica y la victimas que somos de ese lenguaje retorico, la filosofía, las ciencias sociales deben de tener prioridad en el análisis de este lenguaje colonizador.  La teoría que propone Luis Ortiz Sandoval, es “Democracia sin ciudadanos; critica de la teoría de la transición”. (Ortiz Sandoval; 2006) después de las dictaduras de los  años 70s y hasta los 80s, y el fin de la guerra fría los 90s hablamos de era de la democracia, y la transición democrática, que de hecho nunca llego, o mejor dicho nunca jamás llegara. Pero si ha llegado la pesadilla neoliberal; ya que no llego la tan ansiedad transición democrática. El sueño de la democracia solo es eso tan solo un sueño, pero no realidad.    Sandoval (20069)   habla de poliarquía  o gobiernos de una pocas personas, en este es gobierno de los más ricos, el gobierno que representa los intereses de los banqueros, de las grandes multinacionales, como las (OFI) los llamados organismo de financiamiento Internacional y el Banco Mundial, (B.M) el Fondo Monetario Internacional (F.M.I) Y la Organización Mundial del Comercio (O.M.C) esta es la democracia sin ciudadanos pero con deudas impagables. Es decir lo que rigen nuestra llamadas democracias, desmontando ese lenguaje tramposo, falas y mentirosos esto es una plutocracia. Y todavía nos siguen diciendo que vivimos en democracia.

La prensa sensacionalista trato de deslegitimar la lucha del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU)

Que no dijo la prensa corporativa para tratar de desprestigiar a los estudiantes; vándalos, encapuchados, delincuentes, haraganes, que no son patriotas y toda una cantidad de epítetos que la prensa inventa. Tratando de hacer una sátira a esa idea yo escribí lo siguiente. ¡Noticia de última hora!  Atención última hora, noticia de última hora. La policía captura en los predios de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras( UNAH), 22 peligrosos delincuentes se les acusa según la fiscalía y la autoridades universitarias; sediciosos, subversivos, terroristas, políticos, académicos, encapuchados, invasores de la propiedad  privada, no a la sumisión del pensamiento lineal, algunos de ellos se les considera demócratas, algunos otros socialistas, otros liberales, unos son católicos, otros protestantes, critican la academia, hablan de paridad, hacen consignas como Universidad te quiero pública. Otras definiciones muchas más académicas y políticas, intelectuales como, la educación es más que un derecho, es un bien público primario y universal. La academia no son los muros de la universidad, la universidad somos todos y todas. La academia es la indagación científica con total libertad, ya que una educación sin libertad pierde el gusto por el aprendizaje y llegaríamos a los que el Dr. Almendares llama epistemicidio.  Con todo ese listado de delitos, y  pruebas estos criminales no pueden menos que ir a parar a la cárcel. Y nos acaban de confirmar que se les acusa de otros delitos más peligrosos. Hoy si demos aplausos a la policía, ¡qué policía la que tenemos los hondureños!

Hoy si ya vimos la depuración de la policía, la policía está cumpliendo por fin su objetivo, ¡están poniendo orden si Señor! Llevan a estos malinches tras las rejas. Tras esta redada son 22 delincuentes capturados, que al quedar libres de la justicia representa un verdadero peligro para la sociedad hondureña, (para la autoridades universitarias y el estatus quo) (¡). Pero gracias al Ministerio público,  a la policía estos poderosos y peligrosos delincuentes ya están tras las rejas que es donde deben estar siempre. Libertad de prensa ¿que eso de libertad de prensa? O libertad que el dueño de medio tiene que no significa libertad de prensa, si significa libertad de decir lo que se quiere pero no libertad de prensa.

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

Camps, V. (2010). Democracia sin ciudadanos: la construcción de la ciudadanía en las democracias liberales. (V. Camps, Ed.) Madrid, España : Trotta.

DRAE ( DICCINARIO DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA). (2016). LA SEDICCION. En DRAE. Mdrid: ESPASA CALPES.

Joaquin, A. M. (03 de 07 de 2016). TRES PREGUNTAS URGENTES QUE REQUIEREN RESPUESTAS Y ARGUMENTOS DE CALIDAD. Radio Progreso y el Eric. Recuperado el 07 de 07 de 2016, de http://radioprogresohn.net/index.php/invetigacion-analisis/item/3006-tres-preguntas-urgentes-que-requieren-respuestas-y-argumentos-de-calidad

LA ONU ( ORGANIZACION DE LAS NACIONES UNIDAS. (2016). Preocupa judicialización de estudiantes de Unah: Alto Comisionado de la ONU. ONU, FRANCISCO MORAZAN . TEGUCIGALPA: LA PRENSA.

Ortiz Saldoval, L. (06 de junio de 2006). Democracia sin ciudadanos: critica de la teoria de la transicion. Perfiles Latinoamericanos, 02(04), 263-264.

Salomon, L. (07 de 06 de 2016). La UNAH, los derechos de unos y los derechos de otros. PROCESO DIGITAL.

Salomon, L. (05 de 07 de 2016). LA UNAH, LOS DERECHOS DE UNOS, LOS DERECHOS DE OTROS. PRESENCIA UNIVERSITARIA, EL PERIODICO DE LA REFORMA, pág. 03.

Zambrano, M. (12 de Junio de 2002). El Payaso y la filosofia. Universidad veracruzana, 2, 117-118.

Zelaya, H. G. (5 de 7 de 2016).  LA  UNIVERSIDAD DE LOS BRYANS Y LOS BULLANGUEROS: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. . Recuperado el 07 de 07 de 2016, de http:/groups.google.com/groups/neohibueras?hl=es.

[1] María Sambrano, “El payaso y la filosofía”. (Zambrano; 2002-p. 117).  A veces, resulta que lo más viejo es también lo más joven... por fortuna.  (Zambrano; 2002)  el viejo que sonríe se ve más joven.  Muchas personas destacan la importancia de la risa,  la creencia es que las personas que sonríen  se hacen menos viejos,  no sé hasta qué punto dicha creencia sea verdadera, aunque hay una diferencia entre la risa, y la sonrisa, este Última viene de la parte interior de las personas de cosas que nos parecen a veces graciosas es placentera, en cambio la segunda produce a veces cierta especie de felicidad ya que viene de los más profundo de la ontología humana. El payaso que nos divierte con sus eternas ocurrencias. Es verdad a veces estamos aburrido de repente un payaso ya nos sacó  un risa o una sonrisa, ya nos alegró el día y la vida. Por eso muchas veces películas, programas cómicos,  muy cómicas ya que nos gusta reír  mucho; películas y actores como Cantinflas y Charles Chaplin, el chavo del ocho, o quizás Derbez en cuando.  Agrega María Zambrano (2002; 121)  “Mas el payaso es siempre eficaz; no importa que sea bueno o malo. Hay payasos geniales: el viejo Grock, Charlot, pero cualquier payaso  bajo la luz de acetileno, en una carpa desgarrada, logra, infaliblemente, con los viejos trucos –siempre los mismos y siempre inéditos-, la risa, o, lo que es más difícil, la sonrisa colectiva.   Un problema que nos da risa es el rápido Aquiles detrás de una tortuga y este nunca la puede alcanzar.  Al final dice María Sambrano, Y así, el payaso nos consuela y alivia de ser como somos, de no poder ser de otro modo”. El subrayado es nuestro.

[2] Léase la constitución política de Honduras, para una mayor comprensión de los llamados artículos pétreos;  El artículo 4, articulo 9, articulo 237,  el artículo 239, el artículo 240, el artículo 273 y  274.

[3] La (REA, 2016) considera “Alzamiento colectivo y violento contra la autoridad, el orden público o la disciplina militar, sin llegar a la gravedad de la rebelión”. En su versión digital. Citado el ( 07/ 07/16) 

[4] Para una mejor comprensión del tema arriba en mención véase, (Democracia sin ciudadanos: la construcción de la ciudadanía en las democracias liberales)  para Victoria Camps, Nuestra democracia es, en muchos aspectos, una “democracia sin ciudadanos”, con rasgos preocupantes como la falta de civismo, la desafección política y la poca participación en los asuntos que conciernen a todos. (Camps; 2010).  Editorial Trotta.

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.