CENTROAMERICA.- Conflicto Costa Rica-Nicaragua: la manzana de la discordia en la OEA.

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

otros tiempos

Por Leónidas Alejandro Moreno.

El pasado 19 de Octubre, el gobierno de Nicaragua inició el dragado del rio San Juan, esta acción del gobierno de Daniel Ortega volvió a detonar un viejo conflicto limítrofe entre Costa Rica y Nicaragua, este problema fronterizo no es nuevo, se remonta a unos pocos años después de una de las grandes gestas heroicas centroamericanas, justo después de la guerra nacional contra William Walker y sus filibusteros, con la firma del tratado Cañas Jerez que firmaron ambos Estados en 1858. Desde el 21 de octubre, el conflicto político que viven los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua se ha internacionalizado y ha arribado a la OEA, en donde Costa Rica ha logrado arrancar una resolución que pretende lograr que el gobierno de Nicaragua retire sus tropas del Rio San Juan y se inicien negociaciones bilaterales entre ambos gobiernos.

Según el ex comandante guerrillero Edén Pastora y encargado de los trabajos de dragado, el problema se inicia porque el gobierno sandinista quiere reabrir un canal histórico de unos tres kilómetros para conectar el río San Juan con la laguna Los Portillos, ambos de soberanía nicaragüense. Pero el gobierno de San José se opone a esta acción, pues el canal, afirman, atravesaría parte del territorio Costarricense en la isla, y modificaría el cauce del río y por lo tanto la frontera.

El gobierno costarricense pretende que el problema no solo lo resuelva la OEA, sino que indican que agotarán también las vías correspondientes en la ONU, a lo que la representante de Nicaragua ante la ONU, Mary Rubiales declaró: "Costa Rica, dando muestras de desesperación, ha llevado este asunto a ese organismo, integrado por 15 miembros, pero evidentemente este tema no se discute en el Consejo de Seguridad de la ONU" y continúa: "Estoy segura de que los 15 miembros del Consejo de Seguridad le van a recomendar a Costa Rica que mantenga el litigio en la CIJ, a donde ya lo llevaron" (ABC agencias 26/11/2010)

Resolución de la OEA.

Desde el comienzo del conflicto, el gobierno de Costa Rica ha pretendido que la O.E. A sirva como mediador del problema, en ese marco, el litigio entre Costa Rica y Nicaragua ha obligado a la O.E. A a abandonar su tradicional consenso y votar para tomar decisiones por primera vez en décadas, un antecedente que puede ser utilizado para resolver algunos problemas que el imperialismo pretende solventar lo más pronto posible.

El 12 de Noviembre en el consejo permanente de la OEA, se atestiguó un evento casi inédito en el marco de los Estados Americanos, de alguna manera, el organismo decidió votar para adoptar una resolución que pedía la retirada de las tropas nicaragüenses de la zona en conflicto y el inicio de un diálogo bilateral, ante las posturas irreconciliables de ambos Estados. Pasada una semana después de que el gobierno de Ortega se negara a cumplir, la OEA, con 33 miembros activos, se vio obligada nuevamente a votar para convocar una reunión de ministros de Relaciones Exteriores que aborde el desacuerdo fronterizo.

En la primera votación, 22 países votaron a favor, tres se abstuvieron (Ecuador, Guyana y Dominica) y se pronunciaron dos en contra, Nicaragua y Venezuela. En la segunda, con la ausencia de Nicaragua, 22 votaron a favor, siete se abstuvieron (no se revelaron oficialmente los países por no ser un voto nominal) y sólo Venezuela votó en contra.

La OEA le prepara el camino al gobierno de Lobo.

Como todos sabemos, la política burguesa es un juego de maniobras y contramaniobras, por eso podemos decir que el conflicto no solo  llegó a la OEA, sino que la resolución de este organismo puede estar preparando el camino para permitir la restitución del gobierno de Porfirio Lobo Sosa a la OEA. Según Michael Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano: “que la OEA actúe en otra manera y correr el riesgo de revelar muchas fisuras y muchas facciones (...) que podrían tener el efecto de debilitar más la OEA". (AFP 23/11/2010)

Pero ¿cuáles son las fracciones y fisuras que puede revelar esta resolución? Según Roy Chaderton representante de Venezuela en la OEA, lo que se esconde atrás de esta resolución es que: "Posiblemente todo lo que ocurrió es una manera de preparar el terreno para lograr que Honduras regrese a la OEA por la puerta de atrás, es decir, por medio de una votación, cuando por unanimidad fue suspendida" (Ídem)

La demanda en la CIJ

Pero el problema no solo pretende solucionarse en el marco de la OEA, el gobierno Costarricense también pretende agotar todas las vías, e inició una demanda ente la Corte Internacional de Justicia. El Canciller René Castro anunciaba en la radio local Monumental que: "Nicaragua nos había retado a ir a la Corte porque pensaba que Costa Rica iba a retroceder cuando se nos pidieran los documentos de respaldo, por eso decidimos ir en condición de agredidos, demandar y decir que nosotros estamos seguros de nuestra posición" (EFE 19/11/2010)

Además de esta demanda, la OEA tiene programada una consulta de cancilleres el 7 de Diciembre del presente año.

Otros problemas y el nacionalismo.

A pesar de todas las “grandes gestiones” que la OEA ha realizado para poner fin a la disputa, el problema no parece disminuir en el área, todo lo contrario, el general del ejército nicaragüense, Julio César Avilés  denunciaba: "Se nos acusa falsamente de preparar militarmente a miles de campesinos hondureños, así como enviar armamento de guerra desde nuestro país para desestabilizar el país vecino, lo que resulta absolutamente falso" (La Estrella de Iquique 27/11/2010)

Dichas declaraciones están enfocadas en contestar las “revelaciones” del vice ministro de Seguridad, Armando Calidonio, quien declaraba: “Estamos haciendo las investigaciones sobre esa denuncia, al igual que cuando se nos dice que las personas están siendo obligadas a viajar a Nicaragua a prepararse en el uso de las armas” (La Tribuna 27/11/2010)

Pero según Avilés, el problema está enmarcado en los litigios que mantienen Honduras y Colombia contra Nicaragua en la CIJ: "Lo que pretenden ambos países es incidir en los litigios jurídicos que Nicaragua adelanta en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) contra Bogotá" (Ídem)

Aunque por el momento, no parezca tener tanta importancia las declaraciones de ambos funcionarios de Nicaragua y Honduras, y aparentemente no tenga relación con el conflicto limítrofe entre Managua y San José, nos parece muy preocupante que en la política burguesa  Centroamericana, se está estableciendo una nueva norma que la burguesía está utilizando para solucionar los conflictos nacionales.

La nueva tónica es muy simple, se está promoviendo problemas internacionales entre naciones hermanas para ocultar y desviar los problemas internos que tiene cada una de las burguesías involucradas en los conflictos. Así  podemos observar como el gobierno de Porfirio Lobo quiere desarticular el problema de la reforma agraria incitando al chovinismo más burdo. El gobierno de Daniel Ortega apela a desviar los problemas que le ha ocasionado su reelección,  exacerbando el nacionalismo anti Costarricense, y Laura Chinchilla apunta a desviar el profundo cuestionamiento que la población tica le ha hecho, por la concesión minera que su gobierno le ratificó a la empresa minera infinito.

Por todas estas razones, los trabajadores y pobladores de toda Centroamérica no podemos caer en los juegos políticos de la OEA ni de las burguesías nacionales. Este organismo prepara una reunión,   José Miguel Insulza invitó: "Vamos a verificar si esa reunión se puede producir; y si no, vamos a informar sobre esto y otros asuntos (...) a la reunión de consulta (de cancilleres de la OEA) del día 7 de diciembre" el mismo Insulza reconoce la parálisis de la OEA: "No sé si se produzca a nivel presidencial, pero ciertamente a nivel de cancilleres ya sería un gran progreso" Y una de las partes en el conflicto no participará: "Nicaragua dijo que asistiría, pero entiendo que todavía hay diferencias respecto de las condiciones en las cuales asiste" (Agencia EFE 23/11/2010)

Contrario a lo que nos quieren hacer creer nuestros gobiernos burgueses, este no es un conflicto entre pueblos hermanos, todo lo contrario, es un conflicto de los empresarios de ambos países asociados con el imperialismo. Recordemos que todos los cinco países de Centroamérica, pertenecemos a la gran Patria Centroamericana, disuelta atrozmente por la incapacidad de la misma burguesía para realizar la más mínima de las labores republicanas, brindarle un Estado a una nación que se gestó desde el tiempo de la colonia española.

Nuestra lucha es contra todos los explotadores de cada uno de nuestros países. No podemos permitir que la burguesía y sus organismos internacionales nos dividan, el trabajo que tenemos en común es luchar por los derechos de los explotados en Centroamérica y el mundo, no hacerle el juego a los explotadores.