COSTA RICA: Repuesta de la FEUCR ante el llamado del gobierno de Oscar Arias.

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

A la Comunidad Nacional

A los Medios de Comunicación

Al Poder Ejecutivo

 

Respuesta de la FEUCR ante el llamado del gobierno de Oscar Arias

Exigimos al gobierno la suspensión de las medidas del plan escudo y el cumplimiento de las resoluciones del Encuentro Nacional de Estudiantes (ENE)

Para este martes 14 y miércoles 15 de abril  el gobierno de Oscar Arias, a través de sus ministerios de Educación (MEP) y Comercio Exterior (COMEX) respectivamente, han solicitado una reunión con representantes de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR). Esta solicitud se da luego de la exitosa jornada de movilización estudiantil, realizada el pasado viernes 27 de marzo y donde miles de estudiantes se unieron al llamado hecho por el Encuentro Nacional de Estudiantes en defensa de la educación pública y contra el Plan Escudo.

De cara a esta reunión queremos dar a conocer nuestra opinión sobre el actual gobierno y particularmente sobre su política hacia la educación y frente a la crisis económica.

1- En todas las instancias convocadas por el gobierno exigimos el cumplimiento de las resoluciones del Encuentro Nacional de Estudiantes (ENE)

El pasado sábado 14 de marzo se realizó en la Universidad de Costa Rica el primer ENE, el cual fue convocado por la FEUCR y reunió a más de 500  estudiantes universitarios y de secundaria de todo el país. Este encuentro aprobó dentro de sus resoluciones:

-Manifestarse contra el evidente deterioro de la educación pública en todos sus niveles, el cual es producto de años de aplicación de medidas neoliberales. De este proceso son responsables, entre otros, el PLN y particularmente el actual gobierno y sus ministros.

-Luchar por un aumento inmediato al  8% del PIB para la educación, el cual se traduzca entre otros aspectos en mejores condiciones de estudio (becas, infraestructura), reducir la exclusión del sistema educativo y mejores condiciones de trabajo para el sector docente (aumento de salarios, eliminación del interinazgo, reducción carga laboral). Arias en su campaña prometió este aumento y ahora lejos de aumentarlo ha anunciado un recorte del presupuesto de las universidades públicas y una reducción del 20 % del presupuesto del MEP.

-Exigir como mínimo un 1,5 del PIB para el presupuesto de las universidades públicas de cara a las próximas negociaciones del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES). Este presupuesto debe traducirse en el fortalecimiento de las sedes regionales, garantizar un sistema de becas acorde con las necesidades estudiantiles, garantizar el acceso universal a la educación superior pública, entre otros.

-Luchar por un plan de obras públicas para la educación que no se financie con el aumento de la deuda externa, el cual signifique un aumento en el número de aulas para garantizar un máximo de 25 estudiantes por grupo en primaria y secundaria, la construcción de un hospital universitario, el mejoramiento de la infraestructura todo el sistema educativo, entre otros.

-Manifestar el rechazo al Plan Escudo y convocar a un Encuentro Nacional de Organizaciones Sociales  para organizarnos contra la crisis económica, con el objetivo de detener los intentos del gobierno y los empresarios por descargar los efectos de la crisis sobre los hombros de la clase trabajadora y los sectores populares. El ENE se manifestó abiertamente contra el Plan Escudo del gobierno y  llamó a la movilización por defender los derechos de la clase trabajadora, exigiendo que la crisis la paguen los ricos y empresarios a los cuales representan el  Presidente y sus ministros.

Evidentemente el gobierno de Oscar Arias no va cumplir con estas demandas si no es por la vía de la presión en las calles, es por eso que el movimiento estudiantil prepara jornadas de movilización contra su gobierno y en defensa de la educación pública para los próximos meses.

2-El gobierno Arias es  neoliberal, corrupto y al servicio de los empresarios

Este gobierno ha demostrado a todas luces que su único interés es satisfacer las demandas de las transnacionales y garantizar los negocios de su familia y allegados. En función de ese interés fueron capaces de violar la Constitución Política utilizando la Sala IV para lograr la reelección presidencial y de ganar luego unas elecciones marcadas por el fraude.

Mediante una campaña de miedo y manipulación impusieron un TLC que atentaba contra la soberanía nacional, significaba la entrega de las telecomunicaciones y los seguros, atenta contra nuestros recursos naturales y privatizaba el conocimiento y la biodiversidad. Recién se siguen descubriendo los casos de corrupción que han envuelto al gabinete presidencial y beneficiado a su familia; total entrega del país a las transnacionales y corrupción en todas las esferas son dos caras de este gobierno.

Por esto reafirmamos una vez más la necesidad de organizarnos y movilizarnos contra el gobierno.

3-El gobierno pretende ocultar los nefastos efectos del TLC en materia de propiedad intelectual

Recién el 1 de enero entró en vigencia el TLC firmado con los EE.UU. y ya los estudiantes empezamos a sentir sus efectos. Una de las manifestaciones más claras ha sido la privatización del conocimiento mediante la prohibición de fotocopiar libros, impuestas por el TLC y las leyes de propiedad intelectual.

En la discusión del TLC y su agenda complementaria el movimiento estudiantil se manifestó mayoritariamente en contra de este acuerdo. Por iniciativa de la FEUCR el Consejo Universitario de la UCR manifestó su rechazo a este acuerdo (sesión 5064, 19 abril 2006), considerando entre otros aspectos  los impactos nefastos en materia de propiedad intelectual y acceso al conocimiento.

Hoy la realidad pone en evidencia la veracidad de nuestros argumentos, cuando la Cámara Costarricense del Libro exige que no se realicen copias de libros amparados en “los compromisos que nosotros obtuvimos a través del TLC”, con los cuales  “un fotocopiador puede enfrentar cárcel de dos a cinco años” por realizar esta actividad. El gobierno asume una actitud hipócrita y mentirosa al decirnos que guardemos calma, que vamos a poder seguir sacando copias como antes, es decir, nos dice que todo lo que dijimos es falso, que el TLC no nos afectará.

Desde el movimiento estudiantil afirmamos categóricamente que el gobierno miente, ya que ellos  mejor que nadie tienen claro que el TLC y las normas de propiedad intelectual tienen dentro de sus objetivos privatizar el conocimiento en beneficio de las grandes casas editoriales y en detrimento de cientos de miles de estudiantes. Cuando el  gobierno dice que se pueden sacar fotocopias “sin fines de lucro” pretende únicamente lanzar una cortina de humo sobre el gran problema que se avecina, pues nunca ha estado interesado en defender el libre acceso al conocimiento pues de ser así el Presidente y sus ministros no hubiesen sido los principales defensores del TLC  y sus leyes de propiedad intelectual.

Sin duda alguna y pese a las mentiras del gobierno en los próximos meses se avecina un enfrentamiento entre las grandes casas editoriales y los miles de estudiantes  que exigimos el libre  acceso al conocimiento. Un proceso similar vivieron países como México, donde luego de 15 años de implementación del TLC con  EE.UU. las fotocopiadoras han desaparecido.

Frente al problema de las fotocopias la única salida posible y real es la denuncia del TLC y la derogatoria de las leyes de propiedad intelectual. De no lograrse esto únicamente se profundizará el conflicto, pues las casas editoriales recurrirán a demandas en los tribunales internacionales, las cuales probablemente ganarán, continuando con este proceso de demandas hasta que la última fotocopiadora haya cerrado.

El movimiento estudiantil continuará dando la pelea contra los efectos del TLC y las leyes de propiedad intelectual, pese a las mentiras y engaños del gobierno que pretenden negar los nefastos efectos de sus políticas neoliberales.

4- El gobierno utiliza la crisis económica para atentar contra la educación pública y contra los derechos de la clase trabajadora

En el marco de la actual crisis económica la política del gobierno es castigar a los sectores populares con la implementación de medidas como la reducción del presupuesto para educación, el Plan Escudo, la flexibilización de la jornada de trabajo y la reducción del salario. Propone además aumentar el endeudamiento externo con  créditos que superan los $1.400 millones.

Hoy día el Presidente  olvidó  que cuando hacía campaña a favor del TLC nos decía que “los que vienen en bicicleta, con el TLC vendrán en motocicleta BMW, y los que vienen en un Hyundai, vendrán en un Mercedes Benz... cuestionó que si no se aprueba el tratado: ¿Adónde van a trabajar los hijos de todos ustedes y de todos los costarricenses?(Prensa Libre, 30/05/2007). Hoy por el contrario nos dice que cientos de miles de empleos se van a perder, que tenemos que aceptar trabajar más horas por menos salario.

El movimiento estudiantil manifestó desde el pasado ENE su oposición  a las medidas del gobierno e hizo un llamado a todos las organizaciones sindicales para elaborar un programa de los sectores populares opuesto al del gobierno, construido sobre la exigencia de que la crisis la paguen los empresarios y banqueros que la provocaron y no los sectores populares. La reducción del salario, la flexibilización de la jornada de trabajo o la reducción del presupuesto para la educación son innegociables para nosotros pues tendrían efectos devastadores sobre miles de familias.

En el marco de las reuniones convocadas por el gobierno expresamos una vez más nuestra oposición a las medidas de la administración Arias y reafirmamos que  la movilización en las calles  es la única alternativa para defender la educación pública y evitar que los efectos de la crisis se descarguen sobre los sectores populares.

 

Cristina Barboza Solís

Presidenta de la FEUCR

 

Directorio de la Federación de Estudiantes de la UCR

 

Ciudad Universitaria Rodrigo Facio

Lunes 13 de abril de 2008