GUATEMALA.- El Ministerio de Salud anuncia traslado de trabajadores al renglón 011

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por Ricardo Patzán

El lunes 9 de mayo el gobierno llevó a cabo un demagógico acto oficial en el cual se anunció el traslado de 695 trabajadores del Ministerio de Salud que se encuentran trabajando por contratos temporales, al reglón 011, como personal permanente. Los principales funcionarios presentes, el ministro de salud, Francisco Coma, y el presidente de la república, Alejandro Giammattei, hicieron gala de hipocresía y se dieron golpes de pecho, al reconocer la injusta situación en la que han laborado durante años miles de trabajadores públicos del sector de salud.

Una de las políticas implementas por los sucesivos gobiernos neoliberales, alentados por los organismos financieros internacionales, para adelgazar el Estado y ahorrar recursos, ha sido el reclutamiento de trabajadoras y trabajadores mediante contratos temporales que no les reconocen las prestaciones sociales, como aguinaldo, bono 14, derecho a atención en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, derechos de suspensión por maternidad, accidentes, etc. A esta situación de total desprotección se suma la incertidumbre de los compañeros sobre la renovación de sus contratos, y la retención de sus salarios durante meses al inicio del período de contratación.

El ministro Coma reconoció que cerca de 36 mil compañeros salubristas se encuentran en esta lamentable situación, contratados bajo el renglón 029, agregando que el presente año serán trasladados al menos 11,400 al renglón 011. Coma declaró: “Como muy bien lo dijeron, desde el punto de vista humano es válido y reconocemos este esfuerzo y esta lucha que ustedes hacen, creo que es algo que se merecen porque no es posible que más de 36 mil colaboradores están sin disfrutar de prestaciones y sobre todo de los derechos que les corresponde como un acceso a la Seguridad Social” (Prensa Libre 09/05/2022). Las primeras plazas beneficiadas corresponden al área profesional y técnica.

El presidente Giammattei, por su parte, señaló que estos traslados son posibles gracias a la asistencia de la Oficina de Servicio Civil y el acompañamiento del Sindicato Nacional de los Trabajadores de Salud de Guatemala (SNTSG), cuyo secretario, Luis Alpírez, se hizo presente en la actividad. Para neutralizar las luchas de los trabajadores, los gobiernos burgueses recurren a buscar el apoyo de dirigentes sindicales y de organizaciones populares, haciendo tratos bajo la mesa con ellos bajo la mesa y beneficiándoles con prebendas y dinero. Lamentablemente este es el caso del SNTSG, que pertenece al Frente Nacional de Lucha, organización que en tiempos pasados tuvo importante beligerancia en las luchas populares, pero que al menos desde el gobierno de Otto Pérez Molina (2012-2015) empezó a figurar como aliado de los gobiernos burgueses, apareciendo en actos públicos de la mano de Pérez Molina, su sucesor Jimmy Morales y ahora el nefasto Giammattei.

El demagógico mandatario reconoció que ha mantenido diálogos secretos con Alpírez, quien ha visitado asiduamente la Casa Presidencial, logrando “…el inicio del fin de este desorden administrativo que ha perjudicado a los trabajadores de esta institución” (La Hora 09/05/2022).

Lo que no mencionaron Giammattei y Coma, es el papel que ha jugado el combativo Sindicato de Empleados del Hospital San Juan de Dios en el reconocimiento de los derechos de los trabajadores salubristas. Desde el inicio de la pandemia los compañeros han estado realizando continuas luchas por el derecho de los 36 mil trabajadores al traslado al renglón 011. La acción más reciente fue el plantón que efectuaron frente al Congreso de la República a partir del 3 de mayo, que duró al menos una semana.

Desde su cuenta de Facebook los compañeros han estado denunciando ataques y amenazas en su contra de parte del SNTSG y el ministerio; que las plazas otorgadas el 9 de mayo ya habían sido creadas desde hace años y estaban vacantes, y que las autoridades del ministerio no tienen intención de crear nuevas plazas presupuestas; que el año pasado el presupuesto del ministerio fue ampliado por más de Q 1,800 millones, para que se pudieran crear las 36 mil plazas, pero supuestamente solo se crearán 11,400; que los 695 traslados son para allegados al SNTSG. Los compañeros recordaron que el artículo que fue incluido en el presupuesto, que estipula el traslado de plazas fue producto de las luchas del sindicato, al igual que los bonos de riesgo por Q 860 y Q 2000.

Llamamos a los compañeros trabajadores y trabajadores de la salud a que estén alertas contra las maniobras del ministro Coma y que hagan valer sus derechos a la protección social total por medio de plazas 011. Animamos a los compañeros sindicalizados en el SNTSG a que rechacen los compromisos y componendas de sus dirigentes con el gobierno y sepan reconocer quién verdaderamente defiende sus intereses.