EL SALVADOR.- 39 años del FMLN: Guerrilla, reformismo y decadencia

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por: Alberto Castro.

El pasado 10 de octubre se cumplieron 39 años de la fundación del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, Vanguardia Unificada (FMLN-VU), organización político militar cuya duración data de1980 con el inicio de la guerra civil a 1992, finalizando con los acuerdos de paz, acto seguido nació con el mismo nombre, el partido político que actualmente forma parte de la fuerzas políticas de la Asamblea Legislativa conocido por todos quien, después de una larga espera en la oposición que duró 20 años, de 2009 a 2019 fue partido gobernante.

Debemos diferenciar al partido político que con junto a ARENA protagonizó la larga trama bipartidista de la posguerra del frente guerrillero de la guerra civil, entre ambos existen diferencias que principian por distintos contextos históricos, seguido por los tipos de estructuras, las funciones y limites programáticos. Por tal motivo en los siguientes párrafos se agrega una genealogía de la guerrilla, para posteriormente hacer balance crítico del FMLN como partido político.

La década de los preparativos y de acumulación de fuerzas.

La dinámica sociopolitica que discurría desde 1932, propició a inicios de 1970, el ascenso del movimiento de masas. En abril de ese año, un ala del Partido Comunista Salvadoreño (PCS), estrechamente vinculado al movimiento sindical, rompió con el aludido partido para fundar la organización político militar llamada: Fuerzas Populares de Liberación ’’Farabundo Martí’’ (FPL).

De los círculos cristianos en el mismo año surgió el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), esta organización a diferencias de las FPL, se orientó desde sus inicios en tácticas estrictamente militaristas, distanciándose del movimiento de masas, acción que fundamentó con la caracterización que, desde 1972 la situación política del país era revolucionaria, lo cual no era compartido por todos sus militantes, llevando a que se desprendiera de sus filas, un grupo que más tarde se hizo llamar Fuerzas Armadas de la Resistencia Nacional (FARN).

En esta década nacieron las organizaciones de masas paralelas a la dirección de los frentes guerrilleros, siendo estas organizaciones populares: el Frente de Acción Unificada (FAPU) surgida en 1974, en 1977 las Ligas Populares 28 de febrero (LP´s 28) dependiente del ERP y en 1975 el Bloque Popular Revolucionario (BPR) alineado a las FPL. De 1977 a 1979,.el control del PCS sobre el movimiento sindical descendió al no estar este acorde a la situación prerevolucionaria que se había germinado, y se desarrollaba al compás de combinaciones de acciones armadas con huelgas, autodefensas, ocupaciones de fábricas, iglesias, embajadas, etcétera. 

El PCS hecho a la medida del estalinismo, hizo lustre de sus prácticas traidoras, adhiriéndose mediante la Unión Democrática Nacional, a un sector de la burguesía que estaba aislado de la participación política por la oligarquía y la dictadura, así, bajo el espejismo de alianzas con la ‘’burguesía progresista’’ se integró a la Unión Nacional Opositora (UNO), el cual fue un intento, tanto de este grupo burgués como del PCS por recobrar la confianza de las masas, atrayéndolas a una nueva oferta electoral en curso. El descaro del PCS no termina aquí, tras el golpe de Estado del 15 de octubre del mismo año (cuyo propósito buscaba frenar el ascenso revolucionario), miembros de la UND aceptaron integrar la Junta de Gobierno a la que también se integraron miembros del PDC y del Movimiento Nacional Revolucionario (MNR).

Esa Junta de Gobierno para legitimarse buscó consenso mediante el ‘’Foro Popular’’ la cual fue una artimaña  política para diluir en ella al movimiento revolucionario, trampa en la que cayeron en un inicio las Lp28 y en un mayor grado las FARN-FAPU, sin embargo tanto las FPL como el ERP con  claridad alertaron al pueblo lo adverso del golpe describiendo que se trataba de ‘’nueva maniobra de la oligarquía y el imperialismo que pretende desviara las masas hacia un proceso electoral’’,  logrando separar a las Lp28 de ese espacio. Entre octubre de 1979 y febrero de 1980 hubo dos Juntas de Gobierno que resultaron frustradas por el retiro del MNR y del PCS, quedando solo Napoleón Duarte. Los años 70 fue el periodo de acumulación de fuerzas y consolidación de cuadros políticos de las organizaciones revolucionarias, quienes al final de la década supieron desenredar las trampas desprendidas del golpe de Estado de 1979.

El Plataforma del Gobierno Democrático Revolucionario (GDR).

En febrero de 1980 el BPR, el FAPU, las LP28 y la UDN dieron vida a la Coordinadora Revolucionaria de Masas (CRM), y sobre sus fundamentos  nació el Frente Democrático Revolucionario (FDR), el cual a su vez agrupaba al MNR, al Movimiento Socialdemócratacristiano (MPC), entre otros, días más tarde la CRM detalló su proyecto mediante la ‘’Plataforma Programática del Gobierno Revolucionario’’ el cual se basaba en: 1º) La completa destrucción de la maquinaria político militar de la dictadura existente desde hace medio siglo. 2º) La liquidación definitiva de la dependencia económica, política y militar del imperialismo yanqui. 3º)  Las garantías de las libertades democráticas; una revolución agraria radical; la transferencia al pueblo, mediante la nacionalización y creación de empresas colectivas y cooperativas, de los medios de producción y distribución fundamentales, en especial las compañías de producción y distribución de electricidad, de las refinerías de petróleo, las grandes empresas industriales, el comercio exterior, la distribución el transporte y las finanzas (bancos y compañías de seguros).

La CRM asumía el papel organizador de todas las fuerzas revolucionarias del país, mediante la GDR que no era un conjunto de salidas reformistas compactas, pues propugnaba por en primer lugar la toma del poder, es decir, derrocar al poder oligarca mediante una revolución armada y en segundo lugar esbozaba la destrucción del sistema capitalista.

El nacimiento de la guerrilla FMLN.    

A tan solo ocho días de que la CRM lanzará la GDR, el FDR dirigió a toda la nación la propuesta de adoptar con base  a la plataforma, un Gobierno para anquilosar la guerra civil que se divisaba. El 10 de octubre de 1980 se concretiza el trabajo organizativo de unidad guerrillera, las FPL, ERP, RN-FARN, y el PCS dan vida al FMLN, cuya preparación se desglosa de la Coordinadora Político Militar (CPM), creada en 1979 por FPL, RN y PCS; aquí fue excluido el Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC), en mayo de 1980 se formó la Dirección Revolucionaria Unificada, en la que convergieron las FPL, PCS, RN y ERP, el RN la abandonó a causa de sus permanentes pugnas con el ERP, volviendo a integrarse a la unidad guerrillera con la constitución del FMLN. el PRTC al igual que en la CPM fue marginado de esta, al ser tildado de trotskista, lo cual evidencia la desastrosa influencia que tuvo el estalinismo y las variantes maoístas en las organizaciones de aquella época, quienes obligaron al PRTC a separarse de la dirección regional, dejar de ser una sección nacional y constituirse como organización autónoma. Solo cumpliendo tales exigencias pudo integrarse al FMLN en diciembre de 1980.

La ofensiva de 1981 y la supresión del movimiento de masas.

La represión militar se enfocaba en el aniquilamiento y exterminio de toda la aposición política de la dictadura, el 27 de septiembre de 1980 fueron secuestrados, torturados y asesinados los miembros del Comité Ejecutivo del FDR. descabezando la disidencia que confluía con el FMLN, entre los asesinados está Enrique Alvarez Córdova, un hijo faccioso de la oligarquía. 

El 10 de enero de 1981 el FMLN lanzó la ofensiva guerrillera a nivel nacional, con el objetivo de resolver el problema del poder a través de la GDR, la táctica se basó, en establecer territorios bajo control guerrillero para desarrollar la insurgencia popular de manera prolongada, previendo esto, anticipadamente la dictadura desarrolló unos meses antes la táctica criminal de guerra ‘’Tierra Arrasada’’, masacrando sin piedad a poblaciones civiles del interior que, potencialmente pudieran convertirse en base social del FMLN.

El movimiento de masas que, un año antes de la ofensiva guerrillera había realizado la movilización más grande registrada hasta la fecha en El Salvador (22 de enero de 1980), al finalizar la ofensiva del 10 de enero de 1981, ese movimiento de masas fue absorbido en los frentes de guerra, que se definieron de la siguiente forma: el occidental, frente ’’Feliciano Ama’’; el Central, frente ’’Modesto Ramírez’’; el Paracentral, frente ‘’Anastasio Aquino’’ y el Occidental, frente ’’Francisco Sánchez’’.

Durante el primer año a la guerrilla se le presenta el desafío de resistir, desarrollarse y avanzar, es decir, defender las zonas de control, consolidarlas y extenderlas. justo cuando llega a la presidencia de EEUU, Ronald Reagan para quien Centro América figuraba como uno de los puntos más importante de la política exterior en el combate contra los movimientos de liberación. El régimen oligárquico sustentado por la vieja dictadura militar, pasó a inicios de esta década a ser un régimen contrainsurgente; cuyo plano militar relativo a la logística  y operatividad provino de la asesoría directa de Washington.

Los sucesos de 1983 y el giro del GDR al GAP.

A finales de 1981 iniciaron las campañas guerrilleras que, en concreto fueron ofensivas territoriales para consolidarse en la medida que se desgasta al enemigo, el 29 de diciembre del mismo año, las FPL inician exitosamente la campaña en Chalatenango, lo siguen en Cabañas y Cuscatlán, y para finales de 1982 realizan la ofensiva guerrillera en el frente paracentral. El ERP por su parte en 1982 inicia la campaña político militar ‘’comandante Gonzalo’’, en agosto otra campaña a nivel regional y en 1983 golpea exitosamente importantes posiciones de la dictadura como el de Oscicala y Delicias de Concepción.

Para  finales de 1983, el FMLN tenia logrado los objetivos  militares de control territorial que se había propuesto, pasa a su siguientes objetivos: la guerra de desgastes militares y políticos contra las Fuerzas Armadas y contra el Gobierno de Napoleón Duarte. Pero algo más sucedió en ese año,  el 6 de abril de 1983 en Managua es asesinada Melida Anaya Montes (comandante Ana María) en Nicaragua, e inmediatamente se responsabiliza  a Salvador Cayetano Carpio, comandante ‘’Marcial’’, quien según la versión hasta ahora difundida y nada esclarecida, se suicida a la postre. Después de estos hechos, comienza un nuevo proceso dentro del FMLN. El 9 de febrero de 1984 la comandancia general del FMLN y el FDR en México, dieron una conferencia de prensa dando a conocer la integración y plataforma del Gobierno Provisional de Amplia Participación (GAP). Sustituyendo al GDR,  ’’El Gobierno de Amplia Participación será un gobierno en donde no predominara una sola fuerza, sino la expresión de la amplia participación de las fuerzas políticas y sociales dispuestas a eliminar el régimen oligárquico y rescatar la independencia y soberanía nacional… donde exista la propiedad privada y la inversión extranjera…’’.

El GAP le permitió ser parte a sectores burgueses progresistas en el futuro gobierno. Abandonando el GDR, se renunciaba a la lucha por la toma del poder político. Con el GAP no se proseguía la victoria militar, sino la búsqueda de una negociación, que se logro y consolido en 1992. Es evidente que  el PCS desempeñó un papel influyente en los virajes sucedidos en 1983, haciendo uso de sus métodos, se manifestó el burocratismo, el verticalismo el dogmatismo, el oportunismo, la calumnia, la mentira, las purgas, etc. La GDR tuvo vigencia en el FMLN hasta cuando se había consolidado el control territorial.

FMLN como partido y como Gobierno.

En enero de 1992 finalizó la guerra con los acuerdos de paz que, incluyeron compromisos tanto por de la dirección guerrillera y como del Estado salvadoreño. La guerrilla se desmovilizó, se reformo la  constitución de 1983, creándose una institucionalidad democrática, el FMLN por decreto legislativo, se volvió partido político legal, el sueño del PCS.

El PCS al interior del FMLN impuso su política reformista en el nuevo partido. En las elecciones de 1994 el FMLN logro los primeros curules en la Asamblea Legislativa, también logro ganar importantes alcaldías. Un año más tarde en 1995, en el partido se planteo la necesidad de unificación que implicaba la disolución de las estructuras operativas heredadas de la época guerrillera. En el congreso las cinco organizaciones celebraron su congreso final de disolución. Posterior a ello, de manera audaz el PCS al interior del FMLN siguió funcionando secretamente, copando los organismos de dirección nacional, Departamentales y Municipales, claro esto pasó con la complicidad de los dirigentes oportunistas de las otras organizaciones. El FMLN ascendió como la segunda fuerza política de la Asamblea Legislativa (a.L). En 1992 surgió un partido democrático y conservador, no socialista, los años de oposición le fueron moldeando, hasta ser la opción izquierdista del régimen. El FMLN en sus años de oposición llevó al pleno de la Asamblea Legislativa, algunas de las iniciativas de ley de los sindicatos y organizaciones populares, con lo que gano base social. Pero con el FMLN en la A.L al pueblo salvadoreño se le impuso el modelo neoliberal. Durante fue oposición no lideró la lucha revolucionaria porque su dirección se volvió empresaria. Se comprueba el éxito del proyecto enmascarado de Schafick Handal, que se fundamenta en su libro  ’’vigencia del pensamiento revolucionario’’, donde expone la brillante idea de entrar en el sistema pero más sin embargo, no ser absorbido por el sistema, ¡nada más burdo!

El FMLN en las elecciones presidenciales de 2009 ganó Con Mauricio Funes Cartagena por primera vez, tras cuatro periodos consecutivos de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). El FMLN no tardó en fortalecer a su empresa ENEPASA creada gracias a los Asocio Publico Privado por alcaldías gobernadas por el FMLN y PetroCaribe. En el primer periodo de Gobierno iniciaron algunos programas de asistencia social, sostenidos a través del incremento de la carga tributaria goleando a la clase media , sin tocar al empresariado agremiado en la ANEP. En el segundo periodo continuó el deterioro económico, la crisis fiscal le llevó a reducir los programas asistencialistas como parte de sus políticas económicas para reducir el gasto público, mermando también pare de su base social. Al no poder dar solución los principales problemas del país, donde se incluye el auge delincuencial de las maras y pandillas, es derrotado el 3 de febrero de 2019 por Nayib Bukele, expulsado de sus filas, terminando su ciclo presidencial con una de las peores derrotas electorales en su historia, al mismo tiempo que es mancillado por la apertura de acciones judiciales en contra del gobierno de Mauricio Fúnes Cartagena.

Los trabajadores y pueblo salvadoreño debemos volver a la organización revolucionaria, al margen del FMLN, recuperando las tradiciones de la guerrilla, en unidad con el pueblo centroamericano.