12032020Jue
Last updateLun, 30 Nov 2020 7pm

COSTA RICA.- Miguel Corrales traicionó, pero la lucha debe continuar: ¡Huelga General indefinida hasta lograr la victoria!

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por José Rene Tamariz

El gobierno de Carlos Alvarado junto con el ministro de seguridad, Michael Soto, realizan una tenebrosa amalgama contra el movimiento de protesta social que se desarrolla desde el 30 de septiembre.

Esta amalgama de conjuntar la protesta con la intervención, desde adentro del movimiento, con grupos criminales, delincuentes y narcotraficantes es la preparación propagandística de la opinión pública para reprimir violentamente y de forma generalizada  a los manifestantes.

Es importante destacar que, independientemente de la dirección política de los movimientos de protesta social, los sectores lumpen las utilizan para hacer actos indebidos como saqueos a supermercados y tiendas.…

¿Qué Pasa en Costa Rica?

La situación económica y social, producto del altísimo desempleo, la gigantesca informalidad, la pauperizacion y miseria creciente de grandes y amplios sectores sociales y productivos de la sociedad costarricense, sencillamente explotó.

El amplio movimiento de protesta social, principalmente, de las zonas rurales y periféricas, las más empobrecidas y abandonadas por los diferentes gobiernos y, en particular  por el gobierno de PAC, pues no hay que olvidar que este partido no tiene siquiera diputados de las provincias más pobres, han entrado a la escena política y pública con los métodos de lucha y resistencia populares más fuertes y duros.

Sectores productivos empobrecidos y arruinados de agricultores, pequeños ganaderos, pescadores, camaroneros, coligalleros en unidad con sectores populares y diferentes barriadas, acaudillados por el MRN, han desarrollado y protagonizado una real rebelión popular. Es un estallido social popular parecido a los que se han realizado en otros países latinoamericanos como Honduras, Ecuador, Chile y otros países. Es obvio que no es un proceso obrero ni estudiantil.

Es el clásico estallido de procesos sociales centroamericanos y latinoamericanos. La pobreza y miseria crecientes radicaliza a amplios sectores de capas medias y populares,  en nuestro caso rurales, en la lucha y sus métodos en el enfrentamiento con el Estado y sus fuerzas policiales. Eso es lo que estamos viendo: la furia de masas empobrecidas y miseria que no tienen nada que perder porque ya tocaron fondo.

Es urgente y necesario la organización, centralización y la unidad de todos esos sectores radicalizados con los trabajadores, sus organizaciones y aquellos sectores de izquierda que se ubican en este campo de lucha. Los sectores de izquierda abstencionistas o que están por el levantamiento de la lucha callejera como el FA merecen ser denunciados y repudiados.

La Capitulación de Corrales

Es vergonzosa la capitulación pública de Jose Miguel Corrales, el líder más destacado del Movimiento Rescate Nacional (MRN). Se arrodilló ante el gobierno de Alvarado e hizo un llamado a todos los manifestantes a cesar todo tipo de protesta social, no sólo de los bloqueos sino de toda manifestación de protesta, ya sean marchas, movilizaciones, huelgas y otras formas de ellas.

Lo peor es que en su claudicación pública, Corrales, le hace eco al gobierno que el movimiento fue penetrado por el narcotráfico.

Esa abyecta capitulación de Corrales le da luz verde al gobierno de Alvarado para que reprima de forma más violenta a los manifestantes. Corrales dijo el miércoles 7 de octubre que iba a visitar los diferentes lugares para ver in situ la situación, pero no lo hicieron, sino que salieron con esa deshonrosa claudicación.

Esa dirección pequeñoburguesa liberal encabezada por Corrales no era confiable por su propio carácter de clase. El grave problema es que abrieron grandes expectativas entre grandes sectores sociales, pero estos han sido traicionados y dejados a su suerte y a la represión gubernamental. Celimo Guido ha dicho que se mantendrá en la lucha, esperamos cumpla su palabra, pero no podemos confiar sino solo en nuestras propias fuerzas, por eso insistimos en la convocatoria de una Huelga General, apoyada en los bloqueos y en la lucha popular. Mientras las masas populares mantengan la lucha, nada se ha perdido, surgirán nuevos lideres mas firmes y decididos.

Share

Comentarios potenciados por CComment