04122021Lun
Last updateDom, 11 Abr 2021 5pm

COSTA RICA.- Dialogo multisectorial, proyecto de empleo público y traición de las dirigencias sindicales.

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por José René Tamariz

Según el Ministerio de Planificación con la aprobación del proyecto de empleo público el gobierno se va a "ahorrar" en promedio, anualmente, el 1,1% del PIB. Lo anterior significaría que para el año 2021 dicho "ahorro" sería de 400 mil millones de colones. En realidad, bajo el eufemismo del ahorro, lo que se esconde es una brutal y gigantesca expropiación de los componentes salariales (anualidades, carrera profesional, dedicación exclusiva y otros) de miles de trabajadores públicos.

El gobierno neoliberal de Carlos Alvarado y la jauría neoliberal de los diferentes partidos parlamentarios van a financiar el abultado déficit fiscal mediante la confiscación de los pluses salariales de los trabajadores públicos. Eso constituye una salvaje medida para pagar los graves errores de la ineficiente administración del Estado. Desde el gobierno de Oscar Arias hasta el actual de Carlos Alvarado, han incrementado el déficit fiscal y, a su vez, han endeudado al país para financiar dicho déficit.

Ahora, de forma abusiva, bandida y miserable, el gobierno descarga sobre las espaldas de los trabajadores el financiamiento de esos problemas ocasionados por esos gobiernos y sus partidos políticos, el PLN y el PAC. Todo ese despojo que se realizará sobre los trabajadores públicos es para mantener las gigantescas exoneraciones a las zonas francas y el no combate de la gigantesca evasión y elusión fiscal.

Por otro lado, mientras en impuesto de renta global a los empresarios sólo se les impondría un pírrico 0,16% del PIB, a los trabajadores públicos se le impone el 1,1% del PIB. Es evidente la diferencia, desproporción y arremetida salvaje contra los empleados públicos.

De otro lado, la propuesta de empleo público del gobierno es terrible y draconiana, ya que les imponen a todos los trabajadores del sector público el denominado salario global o salario único. Asimismo, plantea que cuando los salarios compuestos (salario base más pluses) de los trabajadores públicos sean mayores a los salarios globales, aquellos salarios serían congelados por varios años, sin reconocer siquiera los incrementos de costo de vida o índice de precio al consumidor (IPC), hasta que se equiparen con los sueldos globales. Todo lo anterior representaría un deterioro continuo y galopante de los salarios compuestos de los empleados públicos. ¿Cuándo los salarios compuestos se van a equiparar con los globales? No se sabe, puede ser en 10 años, 12 años o 15 años. Ese proyecto de empleo público es a todas luces ilegal y macabro. Hay que salir a derrotarlo en las calles.

Traición y Dialogo

Mientras el gobierno de Carlos Alvarado tenía entretenidas en el cacareado “diálogo multisectorial” a las distintas burocracias sindicales del Bloque Unitario Sindical y Social (BUSCCO), UNDECA, ANDE, APSE, SEC y otros, éste negociaba de forma paralela con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el préstamo por $1.750 millones de dólares. Según Alvarado, en la pantomima de dicho “diálogo” no se mencionó nada sobre el préstamo con el FMI por razones “ideológicas” y no provocar discusiones que “entorpecieran” los acuerdos que se tomaron en ese circo mediático. Frente a algunas propuestas en ese circo de las organizaciones sindicales y otras populares como, por ejemplo, el uso de las reservas monetarias internacionales (RMI) del Banco Central, Alvarado sostuvo que era "riesgosa" y "peligrosa". Ante la propuesta de esas organizaciones de renegociación de la deuda pública, el ministro de Hacienda, Elián Villegas, también sostuvo que era "peligrosa". En otras palabras, no se aceptaron ni pasaron dichas propuestas en el circo mediático del "diálogo multisectorial".

Por otra parte, al final en esa pantomima de dialogo multisectorial se aprobaron propuestas que ya están en proceso de aprobación y recortes al presupuesto de la República del año 2021 y 2022. Realmente, las nuevas propuestas que se aprobaron en ese circo mediático fueron pocas, tales como, la venta al Banco Popular de la cartera de créditos de la Comisión Nacional de Préstamos para la Educación (CONAPE) que, por cierto, más bien va a encarecer los préstamos a miles de estudiantes que solamente por esa vía, del crédito, pueden financiar sus carreras universitarias.

De otro lado, mientras el gobierno de Alvarado y la jauría neoliberal aprueban en la comisión parlamentaria el proyecto de ley de empleo público que despoja de los componentes salariales a miles de trabajadores públicos, así como congelaría por más de una década los salarios del sector público, las dirigencias sindicales del magisterio nacional como la APSE, ANDE y SEC con su participación en el circo del dialogo multisectorial le hacía el juego al gobierno y le daba legitimidad a un gobierno anti obrero y anti popular. Todo lo anterior son actos despreciables de esas dirigencias sindicales burocráticas de la APSE, ANDE y SEC. La participación en ese dialogo multisectorial de esas dirigencias sindicales, mientras el gobierno arremete de forma violente contra los salarios de sus miles de afiliados y de que el gobierno negociaba, por debajo con el FMI, constituye una grave y profunda traición contra sus miles de afiliados.

También es importante y necesario denunciar que la directiva nacional sindical burocrática de APSE y sus serviles del consejo nacional votaron en contra de la propuesta de la tendencia sindical Cambiemos de realizar un plantón en contra del proyecto de empleo público. Esta era una propuesta tímida, en relación, al grave problema que enfrentamos, la imposición del salario único y la congelación por más de una década de los salarios de los trabajadores del sector público. En realidad, lo que se necesita es realizar una huelga general de 48 como el inicio de un movimiento de más larga duración y de fuertes protestas callejeras para evitar que semejante plan de despojo de los empleados públicos sea aprobado en los próximos días en el plenario legislativo. Es importante destacar que ese miserable proyecto despoja de los componentes salariales a todos los empleados públicos sin distinción, sean nuevos o viejos.

El nivel de entreguismo de la actual directiva nacional burocrática de APSE, encabezada por Zaray Esquivel, ha llegado a la degeneración total. No quieren saber nada de movilización y lucha. Se han convertido en una directiva sindical pro patronal y paraestatal al servicio de los interese pérfidos del gobierno de Carlos Alvarado en contra de los empleados públicos. Esta posición política de los burócratas sindicales de la directiva nacional de APSE los ubica en el bando del enemigo de clase y, por ende, hay que tratarlos como tales.

Por esas consideraciones, llamamos a todas/os los afiliados del sindicato APSE a romper la política de desmovilización y entrega al gobierno de Alvarado de los burócratas sindicales y movilizarse de forma independiente en contra del proyecto de empleo público. El poder ejecutivo en la persona de Carlos Alvarado ya tiene definida la ruta, las propuestas y medidas para negociar con el FMI.

El PLN como fracción parlamentaria mayoritaria le impone condiciones, políticas y propuestas, así como modificaciones a los proyectos enviados por el gobierno. De tal forma, que ese partido es el principal responsable de la eventual aprobación del salvaje y draconiano proyecto de ley de empleo público. Ese partido se mueve entre su debacle histórica al perder otra eventual contienda electoral. Debido a esa decadencia total del PLN están solicitan los buenos oficios y la presencia de Óscar Arias para que les dé consejos políticos. Este es un tipo decrépito que, acusado de abuso sexual por varias mujeres, igual que su hermano, recomienda reventar a los empleados públicos para disminuir el déficit fiscal y la deuda pública que ellos crearon por su ineficiencia e incapacidad.

El PLN cree que a ellos le toca asumir el próximo gobierno. Por eso, como fracción parlamentaria mayoritaria, le imponen al miserable gobierno de Alvarado condiciones para autorizarle préstamos. Y así quieren imponer a los empleados públicos el salvaje proyecto de empleo público y responsabilizar al PAC, pero ambos son responsables y deberán pagar, tarde o temprano, por su arremetida contra los trabajadores públicos.

Sin embargo, las burocracias sindicales que no hacen nada para enfrentar esas políticas de despojo del gobierno y las pandillas neoliberales son responsables de las salvajes medidas contra sus miles de afiliados. Deberán rendir cuentas por sus traiciones.

Share

Comentarios potenciados por CComment