12092021Jue
Last updateMié, 08 Dic 2021 5pm

COSTA RICA.- Reforma al IVM: una reforma contra los trabajadores

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por José René Tamariz

En el año 1947 se crea el Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) y actualmente cotizan a dicho régimen 1.5 millones de trabajadores, unos 80 mil patronos y el Estado. Existen unos 302.000 pensionados bajo ese sistema de pensión. Para diciembre del año 2020 las reservas estaban en ₵2,38 billones de colones. Son reservas por debajo del Régimen de Capitalización Colectiva (RCC) del magisterio nacional que tiene unos $3,5 billones de colones con menos cotizantes y menos años de existencia. Recientemente, la junta directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), integrada por nueve personas votó hacer otra reforma al IVM que es profundamente anti-obrera y anti-popular. Veamos en qué consiste esa barbaridad de “reformas”.

Situación Actual del IVM

Actualmente las mujeres se pueden pensionar de forma anticipada a la edad de 59 años y 11 meses con 450 cuotas, es decir, con 37.5 años de cotización. Los hombres se pueden pensionar de forma anticipada a la edad de 61 años y 11 meses con 462 cuotas, o sea, con 38.5 años de cotización. El cálculo para la pensión es el promedio de los últimos 240 salarios cotizados, indexados por la inflación. En otras palabras, la pensión se calcula con los mejores salarios de 20 años. El monto de la pensión oscila entre el 43% y 52.5% más un 1% adicional por cada año adicional más allá de las 240 cuotas. Por ejemplo, lo anterior significa qué si un trabajador cotiza por 20 años y trabaja 10 años más para un total de 30 años, entonces en teoría recibiría un 62,5% de pensión respecto a su promedio de los últimos 240 salarios.

Por otro lado, de acuerdo al actuario y matemático, Rodrigo Arias, el rango de las pensiones en el IVM rondan las siguientes cifras: unas 51.565 personas reciben un monto miserable entre ₵10.000 y ₵100.000; 141.824 trabajadores reciben un promedio de entre ₵100.000 y ₵200.000; unos 36.091 personas trabajadoras tienen una pensión entre ₵200.000 y ₵300.000; mientras que unos 31.520 trabajadores reciben una pensión entre ₵300.000 y ₵500.000; unas 26.298 personas reciben entre ₵500.000 a ₵1.000.000: unas 13.784 pensionados reciben entre ₵1.000.000 y ₵2.000.000 y solamente unos 494 personas reciben un monto de pensión entre ₵2 millones y ₵3 millones, una ultra minoría.

En definitiva, según el actuario Arias, el 64% de los 301.576 pensionados reciben un monto inferior de ₵200.000 de pensión, es decir, unos $321 dólares al cambio oficial. Con esa pensión una persona que debe pagar alquiler de casa, comprar los productos y servicios básicos y otras actividades, simple y sencillamente no puede vivir con ese monto de pensión. En otras palabras, el 64% de los pensionados, o sea, 193.008 trabajadores viven en la miseria, la pobreza y degradación social. Es una situación terrible de miles de pensionados. Ahora, con las nuevas reformas esa situación miserable y de hambre va a ser peor y degradante.

Las Reformas Draconianas

Esos nueve tipos que integran la directiva de la CCSS, sin consulta, ni discusión con los afiliados, decidieron por cuenta propia y como línea del gobierno hambreador de Carlos Alvarado cambiar las reglas del juego y hacerlas más draconianas en contra de los trabajadores.

En primer lugar, eliminaron la pensión anticipada tanto para hombres como para mujeres. Con esa draconiana reforma, las mujeres se van a pensionar a los 63 años y los hombres a los 65 años. Entonces, tanto a hombre como a mujeres se les extiende el tiempo pensionarse a tres años y un mes más. Obviamente, aquellas personas trabajadoras que tenían expectativas de pensionarse a los 60 y 62 años, no lo podrán hacer. Deberán trabajar por tres años más, lo cual constituye una canallada y desigualdad social.

La segunda reforma consiste en que, actualmente, se calcula la pensión con base en el promedio de los 240 mejores salarios y con la reforma la pensión se deberá calcular con base a los 300 últimos mejores salarios. Es decir, que con la reforma se tomarán en cuenta para el computo de la pensión 25 años de cotización y no 20 años como actualmente se hace. Lo anterior significa que el cálculo disminuye porque se tomarán en cuenta salarios más bajos de cinco años más. Con esa reforma la cuantía del 1% adicional por cada año trabajado pasará de otorgarse de 20 años a 25 años. Lo anterior significa que el trabajador que se pensiones en esos nuevos términos perderá 5% de su pensión con ese aspecto. Tanto por la vía de tomar en cuenta salarios más antiguos y menores como por reducir la cuantía al aumentar las cuotas para el cálculo de la pensión de 240 a 300 salarios. Años. Según Jaime Barrantes, con las modificaciones al IVM para pensionarse, el monto de la pensión podría reducirse entre un 5% y 7%. Sin embargo, el monto de la reducción, por efectos de esas anti obreras reformas el monto de las pensiones para los próximos pensionados va a ser mayor. Ahora, si a lo anterior le sumamos a los miles de trabajadores que se les ha reducido sus salarios hasta en un 75% por la pandemia y al congelamiento salarial que existe en los hechos, entonces para esos trabajadores sus pensiones serán aún más miserables e indigentes.    

Una Reforma Antidemocrática

La directiva de la CCSS hizo la pantomima de solicitar a las organizaciones sindicales y sociales a que enviaran sus propuestas de reformas para el régimen de IVM. Con base en esa supuesta consulta el movimiento sindical y social enviaron en sendos documentos más de 400 propuestas de reformas para fortalecer ese régimen de pensiones. La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) y Federación Costarricense de Trabajadores de la Salud (FECTASALUD) enviaron un documento de propuesta para financiar de mejor manera ese régimen. Por su parte, el Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (BUSSCO) también envío sus propuestas de reformas al IVM. Por otro lado, el Foro Social Mario Devandas Brenes, planteo sus propuestas que eran muy progresivas, ya que proponían nuevas fuentes de financiamiento para fortalecer el IVM, tales como “… destinar un 3% del IVA (impuesto del 13% sobre compras de bienes y servicios) a este fondo; tomar un 0,25% de la cuota patronal del 0,50% que se destina al Banco Popular; redireccionar al IVM entre un 1% y un 3% del impuesto único a los combustibles (que es de un 33,6%); y aplicar un peaje mensual de un 3% a entidades no supervisadas por la SUGEF (como Gollo, Importadora Monge, Beto me Presta, Presta Full, lo cual permitiría recaudar en promedio ₵368.000 millones”. (Semanario Universidad. Semana del 18 al 24 de agosto de 2021). Todas esas propuestas fueron lanzadas al cesto de la basura por la directiva de la CCSS.

La directiva del sindicato APSE fue la única organización sindical que no presentó ninguna propuesta de solución para las reformas al régimen del IVM, así como tampoco ha presentado algunas iniciativa o propuesta de movilización y lucha para enfrentar las anti obreras reformas de los directivos de la CCSS. Lo anterior es vergonzoso, a pesar de que existen más de 10.000 trabajadores de la educación que pertenecen al régimen del IVM.

Reformas Anti Obreras

Es importante y necesario destacar que las modificaciones al régimen del IVM votado por la directiva de la CCSS tiene un carácter eminentemente anti trabajador. La directiva de esa institución ni siquiera se atrevió, de forma timorata, a tomar alguna medida de dichas reformas que afectara mínimamente a los patronos y mucho menos al Estado. En realidad, quienes han salido trasquilado y perdiendo de modo significativo sus próximas pensiones son los miles de trabajadores que ya de por sí están mal. Actualmente, por ejemplo, en promedio de los trabajadores que reciben entre ₵100.000 y ₵200.000 mil colones, en promedio, reciben ₵144.315 colones. La mayoría de pensionado con ese monto de pensiones no podrían ni siquiera para comer les alcanza.

En abril la directiva de la CCSS había planteado varias propuestas de reformas al IVM, entre las cuales, planteaba aumentar el aporte patronal y estatal, pero al final decidió solo afectar y dañar a los miles de trabajadores que se pensionen en el futuro.

El Problema del Fondo de Reserva del IVM

Los ingresos del IVM han tenido una drástica caída en su recaudación, así como el consumo del fondo de reserva. Según Jaime Barrantes, gerente de pensiones de la CCSS “Los ingresos mensuales por cuotas particulares eran, en promedio, de ₵80.000 millones, más ₵15.000 millones de la cuota del Estado. Eso cayó en promedio a ₵75.000 millones, e incluso a ₵65.000 millones, en algunos meses”. (La Nación, 24 de abril de 2021). Sin embargo, el problema más grave que atraviesa el fondo de reserva e ingresos del IVM de la CCSS es el desfinanciamiento debido al masivo desvío de sus fondos.

El actuario y matemático, Rodrigo Arias, “… ha documentado varios desvíos de fondos, pero el más grande es el desvío de 7,5% sobre los salarios de cuotas del Seguro Social, que ascendía a ₵34.185 millones a 2020. ¿En qué consiste? La Caja recauda el 25,66% del salario de los trabajadores. De ese monto un 9,5% se le rebaja al trabajador, el patrono aporta un 14,5% y el Estado un 1,66%. Pero Arias explicó que hay cifras del departamento actuarial de la Caja que muestran que la institución ha usado un 7,5% de ese porcentaje desde 1975 para otros fines”. (Semanario Universidad. Semana del 18 al 24 de agosto de 2021).

Propuestas y Lucha

En primer lugar, el movimiento sindical y social debe presentar un plan de lucha para enfrentar y evitar que esas reformas al régimen del IVM se hagan efectiva dentro de dos años como propone y votó la directiva de la CCSS. Debe defender en las calles, mediante la movilización y huelga, las propuestas que hizo dicho movimiento. Para lograr ese objetivo se debe establecer una unidad de acción amplia de todas las organizaciones sindicales y, al mismo tiempo, se podría unificar esa lucha agregando la pelea contra los acuerdos del gobierno con el FMI y sus proyectos.

También se debería exigir que el monto mínimo de las pensiones debe ser del 80% del salario mínimo que devengan la mayoría de los trabajadores del sector privado. Es decir que si el salario mínimo es de ₵340.000, entonces el monto mínimo de las pensiones deberá ser de ₵272.000

De último, concordamos con las propuestas del Foro Social Mario Devandas para el financiamiento del régimen del IVM. Además, de imponer un tributo para un mayor financiamiento del IVM a las grandes empresas, a las empresas de comida chatarra, licores y a los superricos que existen en Costa Rica.   

Share

Comentarios potenciados por CComment