05082021Sáb
Last updateMar, 04 May 2021 9pm

COSTA RICA: Condiciones pétreas para una negociación

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 
DECLARACIÓN DEL PARTIDO OBRERO SOCIALISTA (POS) DE COSTA RICA

Debemos dejarlo claro, la negociación no es el campo de los luchadores antigolpistas. A ese terreno fangoso nos han llevado los golpistas, los hipócritas gobiernosde la “Comunidad democrática” de OEA y ONU, que de la boca para afuera los condenan pero los toleran y los reconocen de hecho. A ese cono de sombra han llevado al pueblo hondureño las mismas dirigencias antigolpistas y el propio Mel Zelaya que no han llamado a un verdadero frente único contra el golpismo y a votar democráticamente para todo el país lo que los maestros y profesores hondureños sí han realizado: El Paro Nacional. A la negociación han llevado esta lucha los que crearon la expectativa de un retorno de Zelaya premeditadamente frustrado por creer que los gorilas iban a ceder la pista del aeropuerto llevando entonces a la confusión,temor (por el asesinato selectivo que hizo el ejército con sus francotiradores) y agotamiento, a esas masas que habían hecho un grandísimo esfuerzo para el pasado domingo. Lo hemos dicho en otros documentos, querían matar la fuerza del movimiento para entramparlo en la negociación como única salida. Y lo han logrado.

No saludamos lamediación de Arias, como lo saludó un sector de la izquierda sindical de nuestro país. El ligero de palabra de Ortez Colindres dijo a BBC que conversaron con Arias para dejar al secuestrado tirado en Costa Rica y que pudieran entrar y salir impunemente de nuestro territorio. Elevar a virtud la negociación y a virtuoso al mediador de la reacción es absolutamente condenable.

Estas son las condiciones pétreas que el pueblo hondureño debe exigir:

1. Que las conversaciones y el proceso de negociación se hagan de cara al pueblo hondureño y al mundo, esto es públicas y trasmitidas por los medios. El Gobierno debe poner a Canal 13 y Radio Nacional al servicio de esa trasmisión de las negociaciones públicas. Por lo tanto que las mismas se hagan en un auditorio de alguna Universidad y si no que sean trasmitidas desde el mismo aposento donde se tendrán las conversaciones en la casa de Arias.

2. Que el gobierno golpista suspenda totalmenteel Estado de Sitio, toque de queda y las garantías individuales que suprimió y libere a todos los presos políticos y sindicales, así como que repliegue en los cuarteles a todas las fuerzas del Ejército, como condiciones para iniciar cualquier conversación.

3. Que a sabiendas que Obama se ha pronunciado por la reinstalación de Zelaya, éste y el pueblo hondureño no deben permitir ninguna salida que no sea la de la restitución de Zelaya y su gobierno de manera inmediata y por los 6 meses que le restan de mandato.

4. Que se ratifica el derecho del pueblo hondureño de ser consultado sobre si está de acuerdo en una reforma constitucional.

5. Que el Golpe y los golpistas sean sometidos a juicio y asuman la responsabilidad de los crímenes cometidos en estos días de usurpación del poder.

6. Cualquier acuerdo al que trate de llegar Zelaya debe ser consultado al pueblo que ha salido a luchar en asambleas y en sus marchas.

7. Que de no ceder en la devolución del poder usurpado y en asumir sus consecuencias exigir de la OEA y la ONU el boicot comercial, diplomático y la suspensión de toda asistencia militar y económica a esta dictadura en ciernes.

Llamamos al pueblo hondureño a organizar la movilización ahora más que nunca porque este gobierno infame golpista viene para atrás y solo lo puede salvar una negociación en frío

LA NEGOCIACIÓN NO OFRECE NINGUNA SOLUCIÓN.

A REORGANIZAR LA RESISTENCIA SOBRE LA BASE DE LA CONFIANZA EN LA PROPIA MOVILIZACIÓN

DECLARACIÓN DEL PARTIDO OBRERO SOCIALISTA (POS) 13 de julio de 2009

 

Las negociaciones que Hillary Clinton encomendó a Arias realizar y que tanto Zelaya como Micheletti aceptaron, quedaron en suspenso este viernes pasado y se anuncia que continuarán en 8 días. Mientras se anuncia por parte de los golpistas el levantamiento del toque de queda y una ridícula “amnistía” a Zelaya más no su restitución. Lo que quieren es darle tiempo a la consolidación del golpe y cansary desmoralizar a la resistencia popular. Los golpistas que tomaron la iniciativa han ido mostrando a sus patrocinadores: Las cámaras patronales y sus medios de prensa, el Defensor de los Habitantes,la Iglesia Católica y el portavoz del Vaticano, el CardenalMadariaga y ahora al Partido Republicano de los Estados Unidos y los sectores del Partido Demócrata que representa Hillary Clinton. Las clases medias son el principal soporte social del golpismo no solo en Honduras sino también en el mundo. En nuestro país lo vemos con la actitud del avestruz de estos sectores medioso abiertamente justificando el golpe por las relaciones de Zelaya con Hugo Chávez.

Del lado de la resistencia al golpe tenemos a la propia dirección nacionalista burguesade Zelaya y tras de él la mayoría de las organizaciones sociales hondureñas que se centralizan en el Frente Nacional de Resistencia.Muy atrás y compartiendo las intenciones de los golpistas pero no su procedimiento estántodos los gobiernos del mundo, Obama, la OEA y la ONU que “declaran” la necesidad del restablecimiento del orden constitucional en Honduras y del “orden” mundial “democrático”, y en segundo lugar, y no necesariamente como su consecuencia, la restitución negociada de Zelaya.

El gran problema de esta lucha de resistencia es la dirección. Una dirección que no solo le compete a Zelaya, al Frente Nacional de Resistencia sino también a Hugo Chávez y a la dirección de Cuba y el bolivarianismo que han acompañado a Zelaya. No alertaron ni se dieron una política para enfrentar un golpe que estaba cantado desde días atrás de su concreción. Durante el golpe no han llamado a la movilización del movimiento de masas a nivel mundialsino a la confianza en las gestiones y resoluciones de los organismos mundiales del régimen capitalista mundial: OEA, ONU, BCIE,BM, etc. A nivel interno no han conformado un solo frente único sobre la base de la democracia asamblearia sino de las coordinaciones de cúpulas sindicales y de las organizaciones sociales sin darse un Plan de Lucha contra el golpe y en algunos casos levantando propagandísticamente el paro nacional pero no votadoy preparado desde las bases, lo que ha significado que solo el magisterio lo realice y lo sostenga heroicamente pero de manera aislada y enfrentando muy fuertes presiones para que sea desmontado.

La burguesía mundial se ha jugado a la condena retórica mientras crea espacios de tiempo para que por vía negociada regrese el orden constitucional y Zelaya, o solo el “orden constitucional”

Primero dieron 72horas antes de la presión de la suspensión de Honduras de la OEA; luego, junto a Zelaya, un sector de la burguesía apoyó un retorno a Honduras el domingo siguiente al golpe, previsiblemente fallido, para echarle un balde de agua fría a la creciente movilización de las masas al golpe en la primera semana. De esta forma se podían crear las condiciones para salir con Hillary Clinton encomendando a Arias a una mediación con el apoyo de los golpistas y de Zelaya y la Resistencia. TambiénHugo Chávez apoyó este encuentro con la condición de que era un encuentro para que los golpistas operativizaran la entrega del gobierno, pero igualmente apoyaron la iniciativa de la Clinton aunque ahora hayan caído en cuenta de que no se debió dar.

Una vez que el jueves mismo se evidencia que la negociación es una jugada para hacer tiempo y desmovilizar más a las masas mientras los golpistas consolidan su poder y dan espacio para atenuar su golpe, aparecen dos posiciones en el campo de la Resistencia: Hugo Chávez y sectores de la izquierda que plantean que nunca se debió dar ese conato de negociación y que es un aborto y Zelaya ( y probablemente la mayoría de la Resistencia hondureña) que no se desmarca de la “negociación” y vuelve a los organismos internacionales y al Gobierno de EEUU a reclamar la negativa de los golpistas de entregar el gobierno a su legítimo dueño.

Que el cauce de la confrontación haya sido desviado por tan diversas fuerzas al terreno fangoso de la negociación no quería decir que había que saludar o llamar a tener expectativas en ella. Había que denunciarla y plantearse una política para mostrarla como maniobra del imperialismo, los golpistas y los que quieren el retorno de Zelaya pero no el retorno del ascenso de las masas. Zelaya volvió a Costa Ricacreyendo en la negociación.No nos oponemos en que en algún momento se deban hacer encuentros o negociaciones. El problema es si estas son para desmontar o entregar la lucha o para buscar la consecución de los objetivos de la lucha. Había que darse una política ante la negociación que la han tratado como una vía de solución cuando sabemos bien que los gorilas no quieren soltar el poder. Así que mientras se denunciaba el propósito de la negociación se debía buscar desenmascarar a la dictadura y a los que los apoyan de callado porque para nada están dispuestas a deponer el Golpe. Medidas como las que planteó nuestro partido como que se trasmitiera en vivo las sesiones para que el pueblo hondureño y del mundo supiera lo que dicen los golpistas y su intención de no entregar el gobierno, así como que para iniciar cualquier conversación los golpistas levantaran el Estado de Sitio, liberaran a los prisioneros políticos, cesaran la represión y devolvieran a los cuarteles a los soldados, eran requisitos que podían desenmascarar a los golpistas y a los que presionan para que la lucha se disuelva y paralice en las mesas de negociación y en un idílico haz de voluntades no violentas.

¡Abajo la dictadura. Restitución sin condición!

Demostrado que la negociación no resuelve la entrega del gobierno y las responsabilidades de los golpistas que siguen reprimiendo y asesinando, Zelaya ha vuelto a buscar presión diplomática, lo que no está mal si fuerapara que se voten YA sanciones económicas y comerciales contra el Gobierno de Micheletti (a lo que no está dispuesta la diplomacia democrática burguesa)y no se desmarca de la negociación tramposa.Lo más importante es la respuesta política coherente: Insistir en el eje de la caída de esta dictadura y su enjuiciamiento y condenay la reinstalación de Zelaya sin condiciones por un lado y por otro la política de reorganizar la resistencia desde abajo con un Plan de lucha votado y preparado desde las bases que culmine con la realización de la huelga nacional, lo cual debe estar acompañado por la movilización internacional del movimiento de masas para que exijan a cada Gobierno y a los organismos mundialesel rompimiento de relaciones políticas, económicas y comerciales con los golpistas y el pronunciamiento deParlamentos, Congresos, partidos, organizaciones y de la misma población.

A la tramposa negociacióndebemos enfrentarle la movilización de todo el movimiento antigolpista en Honduras y en el mundo. La convocatoria a una Asamblea Nacional contra el golpe en Honduras es una importante iniciativa que podría votar el Plan de lucha de Resistencia que prepare y concrete el paro nacional hasta la caída de esta dictadura. Ninguna confianza en las negociaciones desmovilizadoras que promueve Clinton y que implementa Arias. Confianza en las fuerzas movilizadas del movimiento obrero, popular y de resistencia al golpe.

En nuestro país debemos lanzar la campaña para obligar a pronunciarse a las distintas organizaciones, partidos, instituciones como la Asamblea Legislativa y hacer una campaña de firmas de repudio al golpe y por la restitución del Presidente Zelaya. Al mismo tiempo exigir del Gobierno el rompimiento de relaciones con Honduras, y a la OEA y ONU las sanciones económicas y comerciales.

PARTIDO OBRERO SOCIALISTA (POS)

LA NEGOCIACIÓN NO OFRECE NINGUNA SOLUCIÓN.

A REORGANIZAR LA RESISTENCIA SOBRE LA BASE DE LA CONFIANZA EN LA PROPIA MOVILIZACIÓN

DECLARACIÓN DEL PARTIDO OBRERO SOCIALISTA (POScr) / 18 de julio de 2009

NINGUNA CONFIANZA EN LA NEGOCIACIÓN.ABAJO UN GOBIERNO DE UNIDAD NACIONAL. RESTITUCIÓN YA Y SIN CONDICIONES DEL GOBIERNO DE ZELAYA.

CUARTA URNA. JUICIO Y CASTIGO A LOS GOLPISTAS.

EL PUEBLO DEBE SER INFORMADO Y SOLO ESTE ES EL QUE DEBE DECIDIR EN SUS MARCHAS, ASAMBLEAS Y EN SUS PAROS Y SOBRE ESTAS DEMANDAS DE BASE, CUALQUIER PREACUERDO O MEDIACIÓN.

PREPARAR DESDE ABAJO LA HUELGA GENERAL Y LAS JORNADAS DE LUCHA HASTA LA CAÍDA DE LA DICTADURA.

 

La dictadura sedesgasta y se tambalea pero apuesta a que la negociación salve su caída. Ya no hayan que ofrecer, menos aceptar la restitución integra del Gobierno de Zelaya.Pero no solo el Gobierno Golpista apuesta a la negociación para cambiar algo para que todo siga igual. El imperialismo, la OEA, la ONU, el G16 y cuanta reunión de la hipócrita diplomacia burguesa internacionalapuntalan la negociación y al negociador.Del otro lado de la acera, con bloqueos, con tomas de carreteras y puentes, con parosy huelga, los trabajadores y el pueblo hondureño se han lanzado estos dos últimos días a manifestarse contra el Golpe Gorila y por la restitución del Gobierno de Zelaya.

La Resistencia ha vuelto a prender en Honduras mientras que al Gobierno Golpista se le ha agotado la movilización de las clases medias y se aísla al insistir en lo imposible: justificar el golpe y violar la Constitución hondureña. La diplomacia internacionalque simpatiza de callado con los objetivos políticos de los Golpistas se mantiene hipócritamente contra el golpe mientras alienta la tramposa negociación. El cuento de la democracia y elecciones debe ser creíble para adormecer a las masas. Pasarle por encima y dejarla en pijama como hicieron con Zelaya, es matar la gallinita de los huevos de oro con la que se ilusiona y engaña al pueblo cada 4, 5 o 6 años en todos los países del mundo.

Pero este repunte de la iniciativa de los trabajadores y el pueblo se ha conducido por la dirección de Zelaya y de las fuerzas de la Resistencia hacia las negociaciones que se realizan este sábado en Costa Rica, lo cual es peligrosísimo. Los gringos, los hipócritas de la diplomacia de todo el mundo y Arias necesitan limpiar y validar la institucionalidad democrática burguesa internacionaly la estabilidad del ordenamiento jurídicode dominación. Por eso demandan que Mel sea restituido pero nosu Gobierno que sería de “unidad nacional” o “reconciliación”, por lo tanto, tampocola cuarta urna. Quieren que aparezca como un empate metiendo “gato por liebre”. Quieren convertir a Mel en un cascarón con relleno Micheletti y que el sueño y aspiraciones democráticas del pueblo acaben con el "mandato" de Zelaya en enero, porque no habría cuarta urna o convocatoria a Asamblea Constituyente. Además de pasar a Comisión Internacionallos crímenes y las felonías que hicieron y hacen en estos momentos los gorilas contra el pueblo y sus derechos.

Confiar o llamar a confiar en las negociaciones con los Gorilas y sus primos hermanos “democráticos” que la respaldan y dirigen es entregar la lucha democrática que el pueblo hondureño está protagonizando. De la negociación a lo sumo solo se puede esperar las ridículas, mezquinas y tramposas salidas de Arias al conflicto. O sea Plan de Paz II de los años 90’s. Ninguna confianza en la "negociación". Confianza en la preparación de la huelga general y la propia movilización popular. La negociación solo debe servir para demostrarle al mundo y al pueblo hondureño que ese es el camino del triunfo y consolidación de los Golpistas aunque permitan que Zelaya encabece un “gobierno de vergüenza nacional”.

PARTIDO OBRERO SOCIALISTA (POS)

ANTE EL FRACASO DE LA SEGUNDA RONDA DE NEGOCIACIONES

DECLARACIÓN DEL PARTIDO OBRERO SOCIALISTA (POS)/ 20 de julio de 2009

 

Honduras en la encrucijada: Derrocamiento de la dictadura de Micheletti y sus gorilas o entregarse en la negociación

La negociación está logrando poner de rodillas la lucha del pueblo hondureño y además infructuosamente.

El pueblo hondureño es el que debe decidir y no solo Zelaya y sus portavoces

Preparar la huelga general insurreccional desde las asambleas campesinas, populares, sindicales y magisteriales

Que no se engañe nadie. La segunda ronda ha fracasado, la negociación no. La segunda ronda ha dado un gran resultado a la reacción. Le ha sacado a Zelaya el compromiso, sometido a verificación internacional para su cumplimiento, de no impulsar la cuarta urna y una asamblea constituyente y un Gobierno de unidad nacional con el golpismo aunque no sea con Micheletti y ha aceptado la amnistía para todos, golpistas incluidos. Pese a ello, los golpistas se han puesto "duros" pero blandos al llamado de Arias de dar las 72 horas hasta el miércoles y volver a encontrarse en lo que sería una tercera ronda. Zelaya y el zelayismo, por su parte, ha declarado cerrada la segunda ronda y anuncia una gran jornada y huelga general.... para jueves y viernes próximo, lo que querría decir que darían espacio a las 72 horas de Arias que se cumplen el miércoles y a una tercera ronda ese día. Insulza amenaza con ejercer más presión para que Micheletti ceda y el embajador norteamericano Llorens se ha estado reuniendo con diversos sectores del poder golpista para que acepten la restitución de Zelaya. Kerry ha anunciado hoy mayores recortes de la asistencia y ayuda a Honduras.

En conclusión, la negociación tramposa sigue, ahora con menos obstáculos del lado de Zelaya que ha bajado completamente su "perfil". Si la oferta no la toman los golpistas ahora, y todo parece que es cuestión de tiempo y de afinar más los 7 puntos de Arias, el Gobierno de facto entraría a una intensa situación de mayor aislamiento, mayores presiones y podría abrir el espacio para que el movimiento de masas hondureño supere a su dirección y abandone la confianza en la negociación e impulse el plan de resistencia, rebelión y paro o huelga. Sin embargo esta posibilidad pareciera difícil porque la dirección del movimiento de masas sigue en manos de Zelaya y de las burocracias sindicales zelayistas. Salvo que surja una dirección a la izquierda del zelayismo que empate con el ánimo y voluntad de las masas que no abandonan, como sí lo ha hecho su líder, las demandas originarias: Restitución sin condiciones, juicio y castigo a los golpistas, cuarta urna y asamblea constituyente.

Zelaya debe mandar obedeciendo

Votar y preparar la huelga general insurreccional en asambleas populares

Este es el planteo que seguimos teniendo: Ninguna confianza en la negociación. La negociación está llevando a la disolución del movimiento de lucha del pueblo hondureño en sus justas demandas y la debilitación de su fuerza.Zelaya no puede decidir por encima del pueblo y negarse a sí mismo. Las asambleas de la resistencia deben llamar a cuentas a Zelaya y deben votar reafirmando las demandas originales citadas en el párrafo anterior. Confianza en la propia movilización. A preparar la huelga general insurreccional desde las asambleas campesinas, populares, de trabajadores y educadores. Campaña sobre los soldados para que organicen asambleas de soldados para la restitución de Zelaya y contra la represión al pueblo. Esta debería ser la convocatoria que haga el Frente contra el golpe y la Resistencia y prepararla desde abajo ya.

PARTIDO OBRERO SOCIALISTA (POS)

Share

Comentarios potenciados por CComment