09222019Dom
Last updateMié, 18 Sep 2019 3pm

PERU: Declaración 08-2009, ¡Juicio y castigo al genocida Alan García!

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

DECLARACIÓN DEL PARTIDO SOCIALISTA CENTROAMERICANO (PSOCA)

¡JUICIO Y CASTIGO AL GENOCIDA ALAN GARCÍA!

 

Los pueblos originarios de Perú luchan por la defensa de la vida y de la madre tierra en contra del capitalismo, y las transnacionales.

Los pueblos originarios del Perú luchan por la derogatoria de una serie de decretos emitidos por el Presidente del Perú, Alan García, los cuales ponen en peligro los recursos y los territorios ancestrales de la Amazonia. Estos decretos también constituyen a una clara amenaza contra la vida; son instrumentos legales que defienden los intereses del sistema capitalista y de las multinacionales y afectan de forma directa y negativamente a los pueblos originarios de Perú, a los campesinos y demás sectores populares.

Entre los efectos dañinos de estos decretos podemos mencionar: ponen en peligro las tierras comunales sin título de propiedad, las que pueden ser entregadas en concesión o venta al gran capital privado, la privatización del agua a favor de los grandes grupos de poder económico; destrucción del medio ambiente y aprovechamiento de los recursos naturales por el capital internacional y nacional, lo que conlleva a la destrucción y muerte de toda forma de vida; aprovechamiento del recurso renovable y no renovable por los monopolios imperialistas; privatización de los bosques; la promoción y el cambio de uso de tierras para favorecer la producción de biocombustibles, propiciando el cultivo para la industria energética, abandonando el cultivo de alimentos básicos, entre otros.

Alan García, genocida.

El día 5 de Junio del 2009 en Bagua, Departamento de Amazonas, Perú, el presidente Alan García aquejado por los efectos de la crisis económica engendrada por el capitalismo y en defensa de los intereses del sistema capitalista y de las multinacionales, reprimió brutalmente a las personas pertenecientes a las comunidades de los pueblos originarios quienes se manifestaban y luchan por la derogatoria de los decretos que ponen en peligro los recursos y los territorios ancestrales de la Amazonia. Resultado de dicha represión ha sido la muerte, laceración y desaparición centenares de personas hermanas pertenecientes a las comunidades de los pueblos originarios. La práctica del Gobierno de Alan García ha sido a favor y en defensa de los intereses de las clases dominantes nacionales y de las multinacionales mediante el uso de la fuerza, lo que ya ha traído el derramamiento de sangre en varias intervenciones de las fuerzas represivas del Estado.

El Presidente Alan García pretende asustar a las diferentes organizaciones indígenas y evitar así que el pueblo peruano exija una verdadera respuesta a la crisis. Los responsables de dicha masacre son el Presidente Alan García, quien es el jefe de las Fuerzas Armadas y de otros organismos represivos, los sectores económicamente dominantes de Perú, el imperialismo y sus agentes.

Fuera el imperialismo y las multinacionales de Perú.

La represión vivida por los pueblos originarios de Perú fue en nombre y defensa de los tratados de libre comercio entre Perú y la Comunidad Europea. Esto demuestra el verdadero sentido de dichos TLC: el de apropiarse de los recursos que poseen los demás países; organismos financieros multinacionales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo son quienes están a cargo del financiamiento de la ejecución de muchos de los mega proyectos cuyos beneficios solo para los sectores económicamente dominantes de Perú y a las multinacionales y afectará negativamente a los pueblos originarios de Perú, a los campesinos, trabajadores y demás sectores populares.

Por el retorno de Alberto Pizango

La oleada represiva que se desató en Perú, después de la masacre de Bagua, obligó al dirigente indígena, Alberto Pizango, a refugiarse en la embajada de Nicaragua en Perú. Al final, el gobierno peruano accedió que Pizango saliera de Perú con destino a Nicaragua, aislando al movimiento indígena de uno de sus principales dirigentes. Debemos luchar por el retorno de Alberto Pizango y por el levantamiento de todos los cargos penales en su contra.

Alto al exterminio de los pueblos originarios de Perú. No a la impunidad de Alan García.

El exterminio de los pueblos originarios de “América” y la expropiación de las propiedades pertenecientes a los pueblos originarios, se inician desde la invasión Española hasta nuestros días. Este proceso de saqueo sistemático se mantiene por parte de las potencias imperialistas mediante sus políticas neo colonizadoras.

Los asesinatos cometidos contra las comunidades de los pueblos originarios de Perú por parte de las fuerzas armadas comandadas por Alan García no deben ni tienen que quedar en la impunidad. El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llama a las organizaciones indígenas de Centroamérica y del resto de América Latina a iniciar el movimiento por la conformación de una comisión integrada por personas pertenecientes a los pueblos originarios de Perú, las diferentes organizaciones de trabajadores, campesinos y sectores populares, con el objetivo de constituir un Tribunal que investigue la masacre indígena ocurrida el día 5 de Junio del 2009 en Bagua, Perú.

Esta comisión tiene que ser independiente del mismo Estado burgués y de otros organismos ligados al mismo, ya que han sido los gobernantes quienes ordenaron dicha masacre; por lo tanto, tienen que ser juzgados y castigados por el pueblo. Dichos crímenes no pueden quedar en la impunidad.

El 16 de junio, el gobierno peruano presionado por las protestas en las principales ciudades y en el interior tuvo que llegar a un acuerdo con los representantes de las organizaciones indígenas. Este entendimiento de 12 puntos inicia con la derogación de los decretos legislativos 1090 y 1064, a través de un decreto ley.

Derogación de todos los decretos anti indígenas

El movimiento social de Perú debe fortalecerse mediante la unidad de todos los sectores y mantenerse en una movilización constante, como lo ha demostrado, para así exigir la derogatoria de todos los decretos que ponen en peligro los recursos y los territorios ancestrales de la Amazonia; y exigir la implementación de un programa de medidas que den respuestas a la crisis engendrada por el sistema capitalista, pero que además dicho plan sea pagado por los capitalistas mismos.

El gobierno de Alan García ha tenido que retroceder ante la movilización combativa de las personas pertenecientes a los pueblos originarios, de campesinos y sectores populares urbanos. Pero no se debe bajar la guardia. Este gobierno, al servicio de la burguesía y el imperialismo, buscará la menor ocasión para volver a atacar los derechos de los pueblos originarios. Para evitarlo, se debe exigir juicio y castigo de los responsables de la muerte de los compañeros indígenas, en primer lugar, del propio Alan García. El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llama a todas las organizaciones indígenas y del movimiento obrero y popular, a brindar muestras de solidaridad con los pueblos originarios de Perú

Centroamérica, 26 de Junio del 2009.

Secretariado Ejecutivo Centroamericano (SECA) del Partido Socialista Centroamericano (PSOCA)

Share

Comentarios potenciados por CComment