09202019Vie
Last updateMié, 18 Sep 2019 3pm

EL SALVADOR.- Sistema de seguridad social, privado o “mixto”, no garantizan una pensión digna

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por Germán Aquino

Producto de las políticas neoliberales, muchos servicios, activos o bienes del Estado pasaron a manos privadas. Los fondos de pensiones no fueron la excepción. En su momento, los trabajadores tuvimos que cargar los efectos negativos de dichas privatizaciones. Estas se presentaron como la mejor salida ante la crisis del sistema de seguridad social, pero años después podemos ver el fracaso de las políticas neoliberales que permitieron la especulación con el dinero de las pensiones.

Según Salvador Arias, en catorce años de privatización de las pensiones, la clase trabajadora ha tenido que pagar “un costo de $1,358 millones solo por administrar los ahorros (…) la privatización del sistema de pensiones le ha costado un total de $8,517 millones al Estado en transferencias que se han hecho hacia las AFP para que estas sean rentables... Solo en los últimos 14 años, las AFP han percibido utilidades de $252 millones (http://diario1.com/nacionales/2015/09/salvador-arias-las-afp-han-saqueado-a-los-trabajadores-salvadorenos/).

Estas cifras reflejan que la privatización de las pensiones ha sido un gran negocio para la empresa privada, ya que además de apropiarse del dinero de los trabajadores ha recibido otros fondos del Estado. ¿Si el Estado debe aportar recursos para mantener con vida los fondos de pensiones, entonces por que fueron privatizados? Es algo realmente incomprensible.

El Estado no tiene dinero para pagar las pensiones

Actualmente el gobierno del FMLN enfrenta problemas con el pago de pensiones asumidas en el viejo sistema de pensiones. “El Ministerio de Hacienda asegura que no tiene dinero para pagar las pensiones mínimas de las personas que no logran cotizar 25 años pues no percibe ningún flujo”.

Para lo solventar esta problemática, el gobierno del FMLN, después de muchas vacilaciones, ha presentado una extraña propuesta de reforma al sistema de pensiones: “… este pago de la pensión mínima le genera al Gobierno un gasto por $6,346.18 más otro gasto por $7,731.49 que tiene que cancelar por beneficios subsidiados al nuevo sistema privado, que dependen de una serie de cambios legales que se hicieron desde 1998 a la fecha. Las contribuciones que se realicen al pilar de reparto (sistema público) permitirán financiar parte de las obligaciones del Estado con los actuales pensionados, lo cual contribuirá de manera positiva a la sostenibilidad fiscal…” (EDH. 8/09/2015).

Los trabajadores que laboraron en décadas anteriores aportaron los recursos financieros para el pago de su pensión, lo que debe haber generado ganancias. Pero es dinero se ha esfumado en la especulación capitalista. El gobierno del FMLN está en la obligación de retribuir ese dinero pagando una pensión que permita al jubilado vivir dignamente. Es inadmisible que ahora el Estado afirme que no tiene dicho dinero. Los administradores de los fondos de pensiones, es decir, el sector privado deben rendir cuenta sobre el manejo del dinero de las pensiones. El actual gobierno del FMLN debe buscar los mecanismos de compensación para que no sean los trabajadores a punto de jubilarse quienes paguen los altos costos de la privatización.

Primero los gobierno areneros y ahora el gobierno del FMLN   han puesto en riesgo el pago de las pensiones de los trabajadores jubilados, y de los que se van a jubilar en el futuro inmediato.

Sistema mixto: un zarpazo a los fondos de pensiones

El gobierno del FMLN ha presentado una propuesta de creación de un nuevo sistema de pensiones, el cual funcionaria de forma mixta (Estado-privados), lo que permitiría que el sistema privado continuara funcionando, pero incorporando nuevamente el Estado. De esa forma quienes “…ganen hasta $484 de sueldo, coticen en el sector público, y quienes ganen más de ese monto coticen por $484 al sector público y la diferencia la coticen al sector privado…”(LPG 5/09/20515).

Las privatizaciones de las pensiones favorecieron a los bancos y grupos financieros. Ahora estamos ante un escenario parecido, con respecto a la Administración del Fondo de Pensiones (AFP). Según el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, las AFP continuarán administrando los dineros del fondo público de pensiones “…Sin embargo, eso dependería de lo que cobrarían al Estado por la administración de los recursos que se coticen en el sector público…” (LPG 5/09/20515). Las ganancias generadas por la administración de dichos fondos son millonarias, algo que no despreciaría ningún empresario, sea de la rancia burguesía o de la burguesía naciente ligada al gobierno. Esta reforma obligaría a las AFP a negociar una parte de las ganancias.

Organizaciones sindicales critican nuevo sistema de pensiones

El respaldo dado por muchas organizaciones al actual gobierno del FMLN, no impedido que estas muestren su apatía o rechazo a la propuesta de nuevo sistema de pensiones. Representantes del Comité de Trabajadores en Defensa de los Fondos de Pensiones (COMTRADEFOP) consideran que “ …el plan Cáceres no tendrá beneficios para los salvadoreños sino solo para las finanzas públicas. De acuerdo con sus cálculos, más del 55 % de los cotizantes del actual sistema privado tendría que entregar todos sus ahorros (cotizaciones) al nuevo sistema de reparto que propone crear el ministro, y que usaría el Gobierno para pagar sus gastos corrientes. Además, cada mes, las cotizaciones de los afiliados, alrededor de $41 millones, ingresarían a las arcas del Estado. En teoría, este dinero sería utilizado para pagar las pensiones de quienes ya se han jubilado y los compromisos de pensión mínima que el Estado tiene actualmente. “El sistema no es solidario. Nos está igualando a todos para tener una pensión mínima, porque el Estado solo garantiza la pensión mínima”… el plan Cáceres respondería solo a intereses fiscales, es decir, obtener dinero para cumplir con los pagos del Estado. “Alguien quiere limpiar las finanzas públicas y luego aparecer en la banca extranjera para seguir prestando…” ( EDH. 11/09/2015)

Por su parte Roger Gutiérrez, secretario general de la Federación de Asociaciones y Sindicatos Independientes de El Salvador (FEASIES), manifestó “… que el principal problema que ven a dicha iniciativa es la pensión básica de $207 mensuales. “¿Quién vive con eso?”, recordando que la canasta básica tiene un costo cercano a los $484 en el país.” (EDH. 11/09/2015). Las organizaciones sindicales deben mantener su independencia de clase con respecto al gobierno y continuar luchando en defensa de los derechos de los trabajadores.

Universalidad de la pensión básica

En el contexto de la discusión del sistema de pensión mixta, Medardo González, Secretario General del FMLN, confirmó el apoyo a la propuesta presentada por el Ministro de Hacienda, y que dicho sistema de pensiones consistiría en que una parte los fondos los recibiría el Estado y otra las AFP.

González señaló además que “…la posición del FMLN es tener un sistema mixto que garantice por fin justicia, en donde el Estado tenga los ingresos de pensiones suficientes para pagar las pensiones que el pueblo necesita que le paguen… Agregó que esto quiere decir, que se iniciará también un proceso hacia la universalidad de la pensión básica…”(EDH. 14/09/2015).

Como bien lo ha dicho, el actual sistema de pensiones es un fracaso ya que no garantiza una pensión justa. Respecto a la universalidad de la pensión básica, es un hecho que todas las personas mayores de edad deben tener acceso a una pensión básica, independientemente hayan cotizado lo suficiente o no. Es responsabilidad del Estado garantizarla. Estos fondos deben salir de las ganancias de los empresarios, esa es la mínima responsabilidad social que deben tener, pero el actual gobierno solo quiere cargar los costos de la seguridad social sobre los hombros de la clase trabajadora.

ARENA y su falacia

Actualmente ARENA, desde la oposición, busca presentarse como la protectora de la clase trabajadora, exigiendo una mayor rentabilidad de los fondos de pensiones, mostrándose en contra de la propuesta de sistema mixto de pensiones presentada por el gobierno del FMLN. Al respecto, Milena de Escalón, de ARENA, señaló   no conocer “… en detalle la moción del Gobierno, pero vaticina desde ya que lo que buscan es tener fondos disponibles para “tapar el hoyo fiscal” que tiene la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén…Ahora quieren regresar a tener un ‘cuchubal’ donde meten todo en un hoyo negro y después ese hoyo negro se queda vacío, porque lo usan para necesidades del Gobierno y vuelven a tener problemas”. ARENA no se preocupa verdaderamente por la clase trabajadora, más bien busca asfixiar financieramente al gobierno del FMLN, como parte de su estrategia de recuperar el poder.

Por una pensión justa

El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) considera que el actual sistema de pensiones, y las propuestas de reformas al sistema de pensiones presentadas por el Ministro de Hacienda, no garantizan una pensión que cubra las necesidades básicas de las personas jubiladas. Por ello llamamos a todas las personas jubiladas, a luchar y exigir una digna pensión de acorde al costo de la vida. Asimismo, llamamos a todas las organizaciones sindicales o no permitir que el gobierno haga uso de los fondos de pensiones para sufragar gastos. El PSOCA considera que toda reforma del sistema de pensiones debe pasar por la aprobación de la clase trabajadora, por lo cual el gobierno debe someter a votación de la clase trabajadora dichas reformas. Debemos exigirle al gobierno que respete y garantice el fondo de pensiones.

Share

Comentarios potenciados por CComment