06012020Lun
Last updateSáb, 30 May 2020 12pm

EL SALVADOR.- Demagogia, debilidades y desesperación popular en la lucha contra el COVID-19

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 


Por Germán Aquino

La enfermedad por COVID-19 (Coronavirus Disease identificada en 2019)   fue declarada como pandemia el 11 de marzo por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en El Salvador existen 9 casos confirmados, dicha pandemia agudiza la crisis del sistema de salud, así como también la crisis económica y social.

El gobierno de Nayib Bukele ha tomado una serie de medidas administrativas, políticas, sociales y económicas con la mira de evitar los contagios y hacerle frente a los problemas económicos.

COVID-19 un nuevo virus, contagio, prevención y falta de tratamiento

Los coronavirus  forman parte de una gran familia de virus que causan enfermedades las cuales  van desde el resfriado común hasta enfermedades  como el síndrome respiratorio del Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV).

En el 2019 apareció una nueva cepa de coronavirus la cual no había sido  identificada  en los humanos denominando a este  nuevo coronavirus (nCoV), siendo el 11 de febrero de 2020, que  la OMS decidió  denominarlo como coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo2 (SARS-CoV-2), y a la enfermedad causada por este virus como COVID-19 (Coronavirus Disease identificada en 2019).

La  COVID-19 se transmite de persona a persona a través de gotitas respiratorias cuando una persona que padece dicha enfermedad o es portadora sin manifestar signos  estornuda o tose.

La enfermedad del  COVID-19 2 tiene un periodo de incubación de 2 a 14 días antes que aparezcan los síntomas. Según la OMS La enfermedad también puede presentarse sólo con síntomas leves, entre ellos: fiebre baja, tos, malestar, rinorrea, dolor de garganta sin ningún signo de advertencia, como falta de aliento o dificultad para respirar, aumento de las secreciones respiratorias (esputo o hemoptisis), síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos y/o diarrea y  sin cambios en el estado mental (es decir, confusión, letargo). 

No existe medicamentos ni vacuna contra la COVID-19, la mejor forma de detener el contagio y la propagación es el aislamiento de los pacientes sintomático, y la vigilancia epidemiologia de aquellas personas que han tenido algún contacto con personas que padecen la enfermedad.

Los trabajadores públicos,  piezas fundamentales

En los gobiernos de ARENA iniciaron las privatizaciones de muchos servicios, dichas privatizaciones continuaron avanzando en donde a nivel de las diferentes instituciones del estado servicios como seguridad, limpieza, alimentación, etc. se encuentran privatizados.

En muchos casos los gobiernos se han encargado de satanizar a los trabajadores públicos, llegándolos a considerar una carga, así por ejemplo los trabajadores de la salud de El Salvador que se enfrentaron  a los gobiernos del  FMLN quienes obedeciendo recomendaciones de organismos financieros internacionales negaron incentivos como el escalafón.

Esta enfermedad del COVID-19 ha demostrado la importancia de que servicios públicos como salud estén en manos del estado y plantea la necesidad de revertir las privatizaciones realizadas en los gobiernos anteriores.

Cuarentena, pruebas de laboratorio insuficientes y tardías

Una de  las primeras medidas adoptadas por el gobierno de Bukele para prevenir la propagación del COVID-19 fue prohibir la entrada de personas provenientes de Alemania, Francia, China, Corea del Sur, Italia e Irán, etc.  la cual posteriormente se extendió a otros países.

Los salvadoreños o extranjeros que por su naturaleza tenían  que entrar al país obligatoriamente han tenido que pasar 30 días en cuarentena. La restricción no fue para todos según el Presidente Bukele  el contingente de soldados españoles que tenía  previsto reunirse con tropas salvadoreñas en Líbano y médicos destinados a operar a salvadoreños, “se aislarán mientras se hacen las pruebas de coronavirus hasta descartar que sean portadores… manifestando que "Esta excepción no se puede hacer con todos…porque "mermaría" la existencia de pruebas de laboratorio para diagnosticar el coronavirus con las que cuenta El Salvador.”

Albergues y riesgos de contagios

Para la  cuarentena, a las personas que venían del exterior   el gobierno habilitado una serie de albergues, los cuales según medios de comunicación rondan por los 39. Las personas albergadas han denunciado que muchos de estos no reúnen las condiciones que permitan un verdadero aislamiento.

EL procurador para la defensa  de los  Derechos Humanos Apolonio Tobar  califico de “tratos inhumanos” la situación en muchos albergues manifestando a la vez que  "En todos los albergues no ha habido segmentación de personas, no se ha discriminado el lugar de procedencia, están incorporados todos juntos…”  (LPG. 15/03/20209).

La falta de  segmentación ya sea por país de procedencia, así como el tiempo de inicio de la cuarentena  podría exponer a personas que no están contagiadas con  el COVID-19 lo contraigan.

El primer caso reportado de COVID-19 fue el de una persona que llego al país por un lugar en donde no existe control migratorio, evitando con ello ser puesto en cuarentena. Otros casos positivos en su mayoría son personas que han estado en cuarentena en los alberges, lo cual puede haber llevado a contagios en los mismos alberges. 

La rebelión de los encuarentenados

La falta de una verdadera infraestructura y el peligro de contagio, entre otros elementos han llevado a que las personas en cuarentena protestaran, para no permitir que nuevas personas ingresaran y exigir mejores condiciones.

Ya existen resultados derivados de las denuncias, como es el hecho de haber sido  trasladados a nuevos albergues, pero continúa el riesgo de contagio.

Es necesario que todas las personas que están en cuarentena con signos o sin  manifestación de la COVID-19, se les realice la prueba de laboratorio correspondiente, así mismo en caso de abrirse nuevos centros de cuarentena estos deban reunir las condiciones básicas necesarias y agrupar a los pacientes de modo  de evitar contagios internos.

Tuits, Decretos y medidas

A la fecha se han dado una serie de medidas, las cuales han sido anunciadas por el presidente Bukele  mediante cadena nacionales de prensa y vías tuits, para legalidad los acuerdos o decretos del Ejecutivo deben ser públicos en el Diario Oficial, los cuales a la fecha son varios. De igual manera el Legislativo ha emitido una seria de decretos los cuales en ciertos casos no han contado con el aval de todos los partidos políticos, a mera de ejemplo podemos mencionar:

Acuerdo Ejecutivo  número del 11 de marzo del 2020 con el cual fue establecido  estado de emergencia nacional.  Mediante dicho decreto se le hacia el llamado a la población a acatar  las disposiciones relacionadas con la emergencia, prestar servicios  personales ad honorem en las instituciones que trabajen en la emergencia, suspensión de clases en todo los centros escolares, suspensión de laborales de trabajadores públicos y municipales  cuyo laboral no sea vital  de cara a la emergencia. Por mandato ejecutivo el Ministerio de la Salud el mismo 11 de marzo decreto cuarentena.

Decreto Legislativo  numero 593 fechado del 14 de marzo declaro Estado de Emergencia Nacional , Estado de Calamidad Pública y Desastre natural  en todo el territorio de la Republica a raíz de la pandemia COVID-19, para un plazo de 30 días.

De los decretos del ejecutivo y del Legislativo se han derivado una serie de medidas las cuales se deben analizar y proponer líneas de acción así tenemos:

Control de precios: mascarillas

Según lo establecen un decreto la defensoría del consumidor  debe fijar  y modificar los  precios de artículos, bienes, suministros o servicios que tengan relación con la prevención, tratamiento,  contención y atención  de enfermedad COVID-19.

La realidad que le ha tocado vivir a la población es otra, ya que a los pocos días de anunciado el primer caso en El Salvador producto como mascarillas, alcohol gel, jabón antibacterial, etc. han incrementado de precios llegándose al agotamiento de los mismos y no existe un control de calidad, lo cual demuestra que no se cumplimiento con lo establecido.

Los elevados precios y los desabastecimientos han hecho que la población, se la ingenie para  protegerse y elabore mascarillas de tela, y prepare alcohol gel de manera artesanal.

La higiene de manos es fundamental para la prevención, en muchas colonias la población debe lidiar con el desabastecimiento de agua.

Debemos exigir un verdadero control y que el estado asegure la existencia de suministros relacionados con la prevención del COVID-19 y de ser posible que los patrones se los proporcionen a todos los trabajadores.

Cuarentena domiciliar

Esta medida inicialmente, fue para las personas mayores de 60 años ahora se ha extendido a nivel nacional, exceptuando a un grupo de trabajadores, dicha medida no permite que las personas salgan de sus cosas.

Muchos trabajadores en los primeros días han sido intervenidos por los cuerpos de seguridad, para que comprueben que realmente van a trabajar, en caso contrario son remetidos a centros de cuarentena.

Subsidio de transporte y alimentación para quienes trabajan

Quienes han tenido que desplazarse a sus puestos de trabajo, ante la reducción del transporte público, se han visto obligado a madrugar más de lo acostumbrado y en muchos casos han incurrido en pagos extras, ante lo anterior es necesario que todos los trabajadores cuenten con un subsidio de transporte  y alimentación.

Protección a grupos vulnerables

Las personas mayores de 60 que se encontraban laborando en la empresa privada, así como personas con enfermedades crónicas agudizadas les fueron dada licencia con goce de sueldo quienes no pueden salir de sus casas.

Dicha medida por una parte otorga beneficio a un grupo, pero por otra recarga el trabajo a quienes se encuentran laborando, por lo cual se debería exigir que se contraten nuevos trabajadores, pero siempre garantizando el puesto de trabajo a quienes se encuentran en cuarentena.

Bono de compensación de $300

El gobierno ha prometido un bono de $300.00 por vivienda  a toda persona que no tenga vínculo laboral, ni ingreso permanente y que se vean afectados económicamente por la pandemia. Además de los tres requisitos anteriores la persona tiene que permanecer los 30 días en casa y no ver sido arrestada por incumplir la cuarentena domiciliar.

Dicha medida debería financiarse, como impuestos cargados a los grandes capitales, y no mediante préstamos los cuales al final tendrá que  pagarlo el pueblo trabajador.

Bonificación para trabajadores públicos y privados 

El gobierno de Bukele ha anunciado un bono de $150.00 para los empleados públicos que realicen  directamente actividades  al combate del COVID-19, en instituciones como  el Ministerio de salud y otras instituciones  que estén íntimamente relacionados a esta labor y calificadas por el MINSAL.

Dicho bono debe otorgarse a todos los trabajadores operativos que laboran en las diferentes instituciones del sistema de salud. Además de los profesionales de salud dicho bono debe ser también para  trabajadores que laboran en todas las dependencias. También el gobierno debe exigir que se le de bonificación a los trabajadores de salud que laboran a  nivel privado.

Share

Comentarios potenciados por CComment