12032020Jue
Last updateLun, 30 Nov 2020 7pm

EL SALVADOR.- ¿Qué debemos hacer ante la maniobra de Bukele de atrasar el pago del FODES?

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Juan Flores

Los gobiernos municipales también están siendo golpeados por la crisis financiera que afecta al gobierno de Bukele ya que van  cuatro meses que el Ministerio de Hacienda no les entrega  $198 millones  del Fondo para el Desarrollo Económico y Social (FODES) y del 30% correspondiente del préstamo del Banco Interamericano de desarrollo (BID) de $250 millones que fue asignado por la Asamblea Legislativa.

El no pago del FODES ha impedido que los gobiernos municipales cancelen salarios a los trabajadores, así mismo la no realización de las obras municipales en las diferentes comunidades.

Dicha situación ha llevado a trabajadores, organizaciones sindicales municipales  y a los mismos Alcaldes a realizar  acciones de protesta y cierres para obligar  al ejecutivo la pronta entrega del FODES.

Alcaldes coinciden que se trata de una maniobra política ya que se está  a  pocos meses de realizarse las votaciones para elegir a los 262 Alcaldes y sus respectivos concejos municipales pluralistas. Al respecto  Ernesto Muyshondt  alcalde de San Salvador expreso: “…Es lamentable que busquen ahogar a las alcaldías por fines políticos y electorales. No es por falta de dinero. Nunca un gobierno ha tenido tanta disponibilidad de fondos como este gobierno. No es solo a los alcaldes que le hacen daño sino a la población. Es lamentable y condenable” (EDH. 24/09/2020).

En realidad, no se trata solamente de una maniobra política del gobierno de Bukele; la causa fundamental es la falta de recursos para el FODES, lo cual coincide con la lucha librada por Bukele en contra de otras fracciones burguesas emergentes que buscan consolidarse y de sus   partidos políticos.

Más que una lucha política

A pesar que los fondos le fueron entregados  al órgano judicial y posteriormente al Legislativo, el atraso de la transferencia de dichos fondos, así como también el atraso del FODES reflejan   la crisis financiera del Estado y del gobierno de Bukele la cual apenas empieza.Se deja entrever que actualmente aun los salarios de los empleados se están financiándose vía préstamos, lo cual no es la vía apropiada.

Durante la pandemia hubo mayores ingresos pero fue  vía préstamos, a raíz de la misma pandemia y de la cuarentena se espera que la recaudación fiscal sufra  una baja la cual según el Ex ministro de Hacienda  oscilaría  entre  los  $990 millones. 

El  Estado Salvadoreño está en quiebra, el gobierno de Bukele y los Diputados continúan endeudando más al país, para así poder seguir pagando los  grandes salarios a los altos funcionarios de los tres órganos del estado y de las instituciones autónomas, funcionarios de Bukele al igual que los gobiernos de ARENA y del FMLN  continua haciendo negocios con el dinero de los prestamos  desde la estructura del Estado lo cual golpea también la economía del estado.

Que la “medicina amarga” sea para los millonarios y altos funcionarios

La crisis financiera ya es una realidad, sus efectos apenas empiezan a sentirse han sido los trabajadores públicos del órgano legislativo y judicial quienes se vieron afectados en un primer momento, de igual manera muchas obras realizadas por los gobiernos municipales no han podido realizarse.  Ante la falta de recursos financieros el Ejecutivo y el legislativo a pesar de sus pugnas coinciden  en los préstamos como alternativa  lo cual termina acrecentando más la crisis y es contraria a los intereses del pueblo salvadoreño.

Son los trabajadores quienes en realidad se están viendo afectados ante la no transferencia de los fondos, al agudizarse más la crisis serán los trabajadores públicos, municipales y de las autónomas quienes se llevarán la peor parte y muchas de sus prestaciones económicas y sociales que fueron conquistadas corren el riesgo de desaparecer. Ya hemos visto que el Ejecutivo y el Legislativo no les importan los intereses del pueblo y de la clase trabajadora.

Por lo anterior como organizaciones sindicales, campesinas,  populares, indígenas y estudiantiles debemos:

Rechazar el  endeudamiento

Los préstamos no deben ser la fuente principal de financiamiento, como medidas para llevar mayores ingresos al estado tanto el Presidente y los Diputados deben cargar impuestos al gran capital y a la gran empresa, todas aquellas grandes empresas que no paguen impuestos deben pasar a manos de los trabajadores. Los grandes evasores de impuestos deben ser obligados a pagarlos.

El estado debe recuperar  servicios como telecomunicaciones, banca, etc. los cuales fueron privatizados en los gobierno de ARENA, las ganancias que ahora quedan en manos privadas deben quedar en manos del estado y servirían  para financiar  el presupuesto de la república y realizar mayores obras.

No al pago de la deuda externa

Para el primer semestre del 2020 la deuda pública superó  $21,258 millones. Según el  Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI)  “…El país que experimentará un mayor nivel de déficit fiscal  (diferencia entre ingresos y gastos)  al cierre de 2020 será El Salvador con un estimado del 11.9% del PIB, seguido de Costa Rica (8.3%), Honduras (6.4%), Panamá (6.2%), Guatemala (5.8%) y Nicaragua (0.8%)  y …estima que El Salvador podría cerrar con una deuda en torno al 92.1 % del PIB, lo que implicaría que por cada $100 producidos en la economía, $92.10 serán para pagar deuda”.

La deuda externa está  llegando  a términos de impago por lo cual la única salida es que es el estado salvadoreño no continúe pagando la deuda externa  y que los recursos sirvan para enfrentar la crisis.

Que el gobierno devuelva los fondos de los trabajadores y que se renacionalice el sistema de pensiones

Parte de la deuda pública en el 2019 incluía  $ 5.704 millones de la  deuda del Sector Público Financiero en la cual está incluida la deuda de pensiones adquirida a través del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP), o mejor dicho dinero que  los trabajadores cotizan a las AFP y que ha sido prestado al gobierno para pagar  la pensión a los jubilados de ISSS e INPEP.

El presidente Bukele y los Diputados  deben dar prioridad al pago de la deuda contraída por estado con los trabajadores  a la vez misma se debe terminar con la AFP y crearse un organismo autónomo  tripartito que administre el dinero de las cotizaciones para pensiones de los trabajadores, los fondos con los cuales se queden las AFP estarían entrando a las arcas del Estado. Lo anterior solo es posible si se deroga la Ley del  Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP). 

No más impuestos para el pueblo,  ni privatizaciones que nos perjudiquen

Los organismos financieros podrían utilizar la crisis y el endeudamiento para hacer que el  gobierno continúe  privatizando partes de los servicios brindados por el estado, debemos rechazar y denunciar todo intento de privatización. Asi mismo debemos oponernos a toda iniciativa legislativa que busca aumentar los impuestos como el IVA, renta, etc,

No podemos permitir que se continúen concesionando servicios como seguridad, alimentación, limpieza de las diferentes instituciones del Estado, ya que esta es una forma de enmascarar la privatización.

Reducción de los grandes salarios de los altos funcionarios

Según proyecciones en el  2020, “….el Gobierno de El Salvador pagará más de $2,962.3 millones en remuneraciones de casi 200,000 empleados,  de estos Al menos $879,799.08 serán para los 10 funcionarios con mejores salarios de todo el Estado. entre los que destacan Daniel Álvarez, Presidente de Cel: $10,460.00, Salvador Gómez Góchez, presidente de PROESA: $7,000.00, Carmen Elena Rivas, presidenta de la Corte de Cuentas: $6,884.58, Óscar Pineda, presidente del Órgano Judicial: $6,835.3…”(DEM. 09/03/2020)

Altos funcionarios como Magistrados, jueces, fiscales, Diputados, Asesores, ministros, presidente de instituciones autónomas y los demás funcionarios de alto nivel ya  no deben continuar cobrando grandes salarios, debiendo devengar un sueldo igual al de un obrero cualificado, de igual manera se les debe retirar beneficios como gastos de representación, gasolina, etc. con ello se estaría ahorrando recursos al estado y asegurándose que las personas que trabajan verdaderamente cuente con su salario.

Alto al aumento de impuestos y tasas municipales

Debemos rechazar toda propuesta de aumento de impuestos y tasas municipales por parte de los concejos municipales, no debemos permitir que los Alcaldes y sus concejos municipales con el aval de los Diputados ante la crisis aumenten los impuestos. Aquellos Alcaldes y concejos municipales que devengan grandes salarios deben de reducírselos.

Combate a la corrupción

Frases como Devuelvan lo robado así como  el combate a la corrupción fue uno de los principales eje de la campaña del ahora presidente Bukele, a escasos meses de su gestión salen a florecer casos de supuesta corrupción realizado en su gobierno durante la pandemia por el COVID-19 en donde empresas ligadas con funcionarios realizan negocios con el mismo gobierno para beneficiarse como ejemplo la compra de protectores faciales, mascarillas, etc,  a sobreprecio, además de lo anterior también existe señalamientos de doble contrataciones, etc.

Todo pareciera que la corrupción salpica nuevamente al  gobierno de Bukele.  No es posible que mientras el estado no cuenta con los recursos financieros para cancelar a tiempo los salarios de los trabajadores funcionarios del gobierno estén haciendo negocios.

La corrupción debe ser combatida venga de donde venga los corruptos deben devolver los fondos que se han apropiado del estado no basta sólo que vayan a la cárcel. Los sindicatos de empleados públicos deben denunciar la corrupción y el mal manejo de fondos.

No es posible que mientras la clase trabajadora, la clase media y la micro y mediana empresa paga sus impuestos estos vayan a parar a manos de funcionarios corruptos.

Transparentar manejo de recursos financieros

Es necesario que el pueblo salvadoreño conozca en que se están invirtiendo sus impuestos, préstamos y donaciones.  Los gobiernos municipales deben de transparentar el manejo que hacen con el FODES, los cuales no deben ser utilizados con fines electoreros.

Independencia y unidad sindical 

Las organizaciones sindicales deben mantener su independencia con respecto al Ejecutivo y los Diputados así como también de los gobiernos municipales y se deben luchar por  reivindicaciones propias de la clase trabajadora: como son la defensa y mejora de los salarios, no permitir recortes y despidos de trabajadores , defensa y mejora de contratos colectivos de trabajo, que los trabajadores por servicios profesionales y por contrato pasen a Ley de Salarios, pensiones dignas.

No debemos permitir que sean los trabajadores quienes carguen con la crisis financiera del Estado debemos estar atentos a los planes que buscan implementar tanto los gobiernos municipales y el gobierno central. No se deben descartar los métodos populares de lucha, hemos visto como los alcaldes y los concejos de lucha han recurrido a los mismos y no es posible que cuando los utiliza la clase trabajadora meramente para sus reivindicaciones sean criminalizados.

Es momento que las diferentes organizaciones sindicales planteen la unidad debiendo prevalecer como único interés la defensa de los trabajadores.

No se debe caer en cantos de sirena del Ejecutivo, del legislativo y de los gobiernos municipales, es recordar que estamos en una coyuntura preelectoral mientras pasan las elecciones ofrecerán el cielo y la tierra y luego dirán que estamos enfermos y que nos toca beber medicina amarga.

Share

Comentarios potenciados por CComment