12032020Jue
Last updateLun, 30 Nov 2020 7pm

EL SALVADOR.- Ante el rebrote del COVID-19: ¡Exijamos protección e incentivos para los trabajadores de salud!

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Francisco Guardado

Según cifras oficiales del 18 de  marzo al 26 de octubre  del 2020 se tienen  463,545 pruebas COVID19 realizadas de estos 32,925  son confirmados,  habiéndose recuperado 28,582,  teniéndose 3,390 casos  activos y 953 personas fallecidas. El día  25 de octubre del 2020  de las 2,465 pruebas realizadas salieron positivas a COVID 19 173.

La  pandemia por el COVID-19 fue usada a su favor por los Diputados  y el Ejecutivo, el manejo y las medidas implementadas llevo a un constante enfrentamiento entre  ambos, en donde predominaron más los  intereses económicos y políticos partidarios en detrimento de los intereses del pueblo salvadoreño trabajador.

La enfermedad por el COVID-19 continúa amenazando la salud y la vida del pueblo salvadoreño y del personal de salud.  La cuarentena hace días finalizo y con ello dio inicio la reapertura económica,  lo cual hace necesario un programa de lucha de los trabajadores y de las organizaciones sindicales que incluya reivindicaciones como:

Equipo de Protección Personal (EPP) para todos los trabajadores de salud

 Se le debe dotar de EPP a todo el personal que labora en del Ministerio de salud, Instituto Salvadoreño del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), así como también al personal de  hospitales y clínicas privadas.

Los sindicatos de salud deben garantizar que en los diferentes centros de trabajo, además de  proporcionar  a los trabajadores EPP este debe ser el   adecuado a partir del riesgo,   buena calidad y que  existen la cantidades necesarias según la necesidad. 

Así mismo es necesario que se exija a los dueños de las empresas  que subcontratan personal de limpieza, seguridad, alimentación,  se dote de EPP a sus trabajadores.

Más personal operativo

La sobrecarga laboral limita la atención del paciente a la vez también influye en la salud de los trabajadores, por lo cual es necesario que siguiendo el debido proceso se contrate  más personal operativo. Todo el personal  contratado de manera eventual durante la primera oleada del COVID-19 debe pasar a ser contratado  de forma permanente.

Adecuación de espacios y mejor planificación

La improvisación reino durante la primera oleada, la mayoría de centros hospitalarios tuvieron que improvisar para  dar la atención a los pacientes COVID-19, al ponerse en funcionamiento una parte del Hospital El Salvador dichos centros fueron vaciándose de pacientes COVID-19, pero no mantuvieron los espacios como si el COVID-19  ya no existiera.

Nuevamente se puede observar la improvisación y falta de protocolos para la atención de los pacientes sospechosos de COVID-19 y medidas que garanticen la bioseguridad de los trabajadores de salud. Lo anterior pone en riesgo la salud y la vida del personal y de los pacientes, lo cual cobro la vida de muchos trabajadores.

Protección del personal adulto mayor y con enfermedades crónicas

Dichas condiciones limitan la capacidad de recuperación de este grupo de trabajadores ante un contagio, por lo cual deben continuar resguardándose en sus casas.

Prueba COVID-19 gratuita para todos los trabajadores

 Es necesario que  a todos los trabajadores de salud (públicos, autónomas, privados y personal subcontratado, Etc.) se le realice la prueba. No debe ser por preferencias o amistades los criterios para determinar a quién le realizaran la prueba. Existen trabajadores a los cuales no se les ha aplicado la prueba mientras a otros son varias veces  las  realizadas.

Seguro de vida para todos los trabajadores de salud y beneficios para las familias

 Según estimaciones al de 8 de octubre,  139 personas que  trabajaban en el sector salud han fallecidos en gran parte a sido negligencia  de la patronal.

Los Diputados aprobaron la Ley especial transitoria para la constitución del fondo de compensación económica para familiares del personal de salud  la cual fue publicada el 24 septiembre 2020 en el Diario Oficial 192, Tomo  428. Dicha Ley otorga un monto de $30,000  a los familiares de trabajadores de salud, pero solo a trabajadores de la red pública de salud y del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) fallecidos por COVID-19 o sus complicaciones, sospechosos por COVID-19 y neumonías atípicas, durante el período comprendido entre el 14 de marzo al 23 de julio del año dos mil veinte, he ahí la trampa de los Diputados ya que dicha ley es temporal. Debemos exigir  que dicha Ley sea permanente.

Incentivos para todos

Es necesario que los trabajadores de la red pública de salud y del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) continúen recibiendo el incentivo económico del bono el cual debe ser de $300 libre del impuesto de la renta.

El gobierno de Bukele y los Diputados deben exigirles a los dueños de los hospitales y clínicas privadas que paguen un bono mensual de $300 a todos sus trabajadores.

Seguridad y salud ocupacional para todos

La reapertura económica así como las diferentes oficinas del gobierno central y municipal continúan,  pero no se están garantizando medidas que protejan a los trabajadores,  por lo cual debemos exigir el cumplimiento de  la Ley general de prevención de riesgos en los lugares de trabajo. Los comités de Seguridad y Salud Ocupacional deben cumplir su función. Los sindicatos deben exigir que se cumpla, a la vez denunciar la falta de medidas de bioseguridad.

Share

Comentarios potenciados por CComment