12082022Jue
Last updateMar, 06 Dic 2022 7pm

* HONDURAS: pronunciamiento de un sector disidente del Partido Unificación Democrática (UD)

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 
Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

POR EL CAMINO DEL DIALOGO, VOLVAMOS AL PROYECTO ORIGINAL DE UD!

 

A pocas horas del momento en que las corrientes de los distintos  partidos políticos tienen que presentar planillas a las directivas partidarias como primer paso para inscribirse ante el Tribunal  Supremo Electoral a fin de participar en las elecciones primarias a  celebrarse el próximo mes de noviembre, los abajo firmantes, miembros  del Partido Unificación Democrática, nos pronunciamos en los  siguientes términos:

1. Reconocemos que UD vive una crisis profunda, que se manifiesta  en todos los aspectos. Así, en lo organizativo, de 7 Juntas  Directivas Departamentales y 35 Juntas Directivas Municipales que  existían hace poco más de tres años, casi no ha quedado ninguna. El  partido no tiene vida orgánica, como lo demuestra el hecho que la  Junta Directiva Nacional, la Comisión Política y el Tribunal de  Justicia Partidaria prácticamente son organismos fantasmas. En lo  financiero, mal gastaron los más de tres millones que existían en el  primer trimestre de 2005 y hoy ha sido despedido el personal de  oficina porque no existían fondos para pagar su salario.  Contradictoriamente el activismo de la corriente oficialista dispone  de abundantes recursos para su campaña.

2. Con tristeza constatamos que en las elecciones de 2005 UD se  mantuvo como un partido vegetativo, con el mismo número de diputados  ante el Congreso Nacional. Es evidente que ha habido incapacidad para  construir alianzas de signo progresista y lo único que se ha hecho es  reproducir la política tradicional a través de la formación de redes  clientelares y el reparto de subsidios, usados en muchos casos para  fines personales y sin la debida transparencia. A esto hay que sumar  el desprestigio generado por el intento de diputados y algunos  directivos udeístas de aliarse en enero de 2006 con el sector más  reaccionario del Partido Nacional para repartirse puestos en la Junta  Directiva del Congreso Nacional.

3. Visto este cuadro general estamos convencidos que la realización  de elecciones primarias en UD, en vez de solucionar la crisis, la  acentuaría de manera notoria. Decimos lo anterior porque no existen  en el Partido Unificación Democrática las condiciones básicas para  que un proceso de tal naturaleza se realice en forma confiable. En  efecto, no contamos con la debida institucionalidad partidaria, ni  con reglas políticas precisas, ni con la voluntad política de los  directivos para actuar honestamente, ni con mecanismos adecuados para  administrar un proceso electoral interno. Por el contrario uno de los  precandidatos ostenta la presidencia del partido y como tal hace uso  inadecuado de los recursos que son de la institución, convirtiéndose  en juez y parte de este proceso. En tal sentido, las corrientes que  se han configurado, tal como lo demostró la experiencia del año 2005,  en vez de unir al partido lo dividen, volviéndolo susceptible de ser  intervenido por otros partidos. En estas condiciones no hay garantías  para que personas honestas y con trayectoria política dentro y fuera  de UD puedan participar en el proceso, como es el caso de Guillermo  Jiménez.

4. Coincidimos con muchos sectores de UD en su consideración de que  la mejor forma de conformar nuestras planillas para las elecciones  del próximo año es por medio de asambleas democráticamente conducidas  y en las que la voluntad de cada miembro se exprese a través del voto  secreto. Lo más sensato es integrar una Junta Directiva de transición  que contribuya a resolver la crisis en la que está inmerso el partido. Es por este camino, e impulsando un diálogo amplio, fraterno  e incluyente, que promueva la formación de un frente amplio contra el  bipartidismo, como podemos reconstruir al Partido Unificación  Democrática sobre la base del proyecto pluralista que originalmente  le dio vida.

Tegucigalpa, M.D.C., 14 de julio de 2008

Matías Fúnes, Hermilo Soto, Héctor Hernández, Clovis Morales, José, Filadelfo Martínez, Carlos Enamorado, Félix Martínez, Susana Lee, Ramón Colindres, Darķo Cáceres, Marlon Lobo, Juan Barahona  y siguen las firmas

Share

Comentarios potenciados por CComment