10182019Vie
Last updateVie, 18 Oct 2019 7am

HONDURAS.- Ante la división de la dirigencia: estamos obligados a unificar al magisterio desde abajo!

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Ricardo Velásquez

Colectivo “Manuel Flores Arguijo”.

Nadie duda que la dirigencia del magisterio en Honduras tenga responsabilidad en la derrota infligida por los gobiernos sucesivos de Porfirio Lobo y Juan Orlando Hernández. Si bien es cierto que estos gobiernos han sido dictatoriales y han tratado de aplastar a la clase trabajadora –principalmente al magisterio-, también es cierto que la burocracia magisterial nunca tuvo un interés auténtico por unificar la lucha gremial.

Actualmente el magisterio se encuentra en una profunda crisis de dirección y de liderazgo. Toda una vieja guardia con experiencia en la lucha desde la década de los ochentas o quizás desde antes, se apresuró a jubilarse cuando aprobaron las reformas del Inprema, así que coyunturalmente se ha dado un salto generacional que ha sido negativo para la dirección del gremio. Los que no se jubilaron en los últimos 3 años, están por jubilarse y una gran mayoría de docentes jóvenes que han ingresado al sistema ni siquiera conocen las conquistas sociales y económicas, que se han perdido.

Si a lo anterior se añade que los recientes egresados tanto de la Universidad Pedagógica Nacional como de las Normales Mixtas (últimas promociones de maestros por cierto), traen poca o muy escasa formación sobre problemas sociales, políticos, económicos y de derechos humanos (esto a consecuencia de la transformación represiva que ha sufrido la UPNFM, que por cierto es lo mismo que pasa en la UNAH), se nos presenta un panorama poco alentador.

Las burocracias que dirigen no han aprendido la lección

En días anteriores se realizó una reunión de directores y directoras en la ciudad de Tegucigalpa; la reunión fue convocada por la Federación de Organizaciones Magisteriales de Honduras (FOMH). Dicha convocatoria fue motivante ante la esperanza de retomar una agenda en común que haga un balance de la derrota y que se plantee nuevas estrategias de lucha. En esta reunión hubo representantes del Pricphma, Copemh, Colpedagogosh, Coprumh y Colprosumah; de los presidentes de los cinco colegios magisteriales solo se encontraba presente el del Colprosumah.

Curiosamente el día domingo 1 marzo, en el programa del Copemh, se hizo una convocatoria para el día martes 3 de marzo, en los bajos del Congreso Nacional, para hacer un plantón contra la discusión del proyecto de Ley que pretende aprobar JOH sobre una nueva Ley de Seguridad Social; esta convocatoria fue a nombre del Copemh.

Seguidamente al programa del Copemh se inició el del Coprumh, desde donde se anunció una auto convocatoria de maestros para la ciudad de Siguatepeque, con una agenda no muy clara pero dando a entender que se discutiría coyuntura y nuevas estrategias de lucha. La actividad ha sido muy anunciada desde dicho programa, sin embargo, ha sido ignorada completamente por el resto de colegios magisteriales. Lo mismo ha sucedido con la convocatoria del Copemh; un docente llamó al programa del Coprumh para incentivar a los maestros a que acudieran a los bajos del Congreso Nacional, ya que con la aprobación de la nueva Ley de Seguridad Social se le estaría dando el tiro de gracia al Instituto de Previsión Nacional del Magisterio (Inprema) y uno de los maestros que conducen el programa se limitó a decir “correcto compañero” y prosiguieron con su propuesta de auto convocatoria.

Lo anterior pone de manifiesto que unificar al magisterio no es parte de la agenda de la burocracia, y que la reunión hecha con directores no es más que una acción para no mantenerse inertes completamente ante la actual represión del gobierno de JOH; esperan mientras la tormenta pase para luego salir como excelentes agitadores.

Por la Reconstrucción Democrática de la FOMH    

Desde el Colectivo José Manuel Flores siempre hemos exigido la democratización de los colegios magisteriales, es parte de nuestra propuesta. Lo segundo es el balance respectivo de la lucha magisterial desde el 2010 al 2012, o quizás antes; esto debe hacerse inicialmente por distritos, y luego por ciudades y departamentos. La responsabilidad de la dirigencia en esa lucha no puede quedarse en el olvido.

Creemos que cualquier intento de lucha unilateral desde la burocracia misma de los colegios magisteriales solo persigue un objetivo particular, pero no el del gremio como docentes. Para eliminar este juicio exigimos la democratización de los colegios y esto solo se puede lograr mediante asambleas nacionales de base. Las dirigencias están acostumbradas a los mismos vicios de los partidos políticos burgueses: ganar manipulando o con fraude, por eso siguen perdiendo credibilidad.

¡Por la reconstrucción democrática de la FOMH!

Share

Comentarios potenciados por CComment