09232020Mié
Last updateLun, 21 Sep 2020 6pm

HONDURAS.- Demagogia de JOH, inflación y cero aumentos

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

 

Por Ricardo Velásquez

Los resultados de la política económica, para complacer al Fondo Monetario Internacional e impuestas por los dos últimos gobiernos nacionalistas; el de Porfirio Lobo y el de Juan Orlando Hernández, han sido funestas para la clase trabajadora, a tal grado que la economía nacional se encuentra totalmente contraída.

La capacidad de consumo de la población, principalmente de los empleados públicos y docentes prácticamente ha desaparecido, se recibe salarios solo para pagar deudas, alimentación, medicina y educación. Es así que un sector de la empresa privada se encuentra fuertemente afectada al no poder vender porque no hay capacidad de consumo.

Otro indicador económico que preocupa al gobierno y la empresa privada es la cantidad de deudores que han entrado a la central de riesgo, por no pagar en su debida forma las cuotas o los saldos pendientes. Esto ha hecho que analicen y ejecuten algunas disposiciones económicas para dar un respiradero engañoso a los trabajadores, con el fin de dar un margen a los que reciben salarios para que puedan consumir.

Llega el FMI a pasar el rasador económico a JOH

Nuevamente una misión del FMI arribará al país para revisar el comportamiento de la economía. El coordinador del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Mauricio Díaz Burdeth lo ha explicado bien claro “… el fondo va a encontrar satisfacción en los indicadores macroeconómicos del gobierno, no va a encontrar satisfacción, aunque no la va a buscar tampoco, en los indicadores microeconómicos de las familias… la salud macro financiera no se ha trasladado a la economía real o el consumo de la población hondureña, porque las políticas estatales están diseñadas para resolver “necesidades de efectivo que tiene el gobierno y no las necesidades de inversión” que demanda la población para acceder a fuentes de trabajo. LT (14/05/2016).

Lo anterior se reduce a que no importa la disminución del nivel de calidad de vida de los asalariados mientras el gobierno de JOH controle los Indicadores básicos como la inflación, el déficit fiscal, la deuda pública, el nivel de reservas y la devaluación. Al FMI no le importa como hacen los hondureños para sobrevivir.

Medidas engañosas e hipócritas

En un afán de crearse una imagen positiva, con miras a las elecciones del próximo año y con la pretensión de seguir en el poder, Juan Orlando Hernández demagógicamente y con el afán de incentivar el consumo, pretende aplicar medidas tendientes a crearle un oasis de luz a los trabajadores, para ello manifestó “ el Estado de Honduras intervendrá en defensa de los consumidores en el caso de que se comprueben excesos en las tasas de interés que aplican a sus clientes, las empresas emisoras de tarjetas de crédito”. “El mercado debe ser libre, pero si hay excesos el Estado tiene que intervenir para evitar que se cometan esos excesos y hacer justicia para los usuarios”. Esto en alusión a los cobros exagerados e injustificables que hacen en las tarjetas de crédito. Solución momentánea a la que recurren las tarjetas habientes al no tener aumentos de salarios, la moneda devaluada y el índice inflacionario exorbitante.

Otra de las medidas que están implementando el gobierno de JOH, es facilitar a través de las Instituciones de pensiones y jubilaciones, el refinanciamiento de préstamos a mayor plazo y con menos intereses, de hecho, ya lo están haciendo con los préstamos que otorga el Instituto Nacional de Previsión del Magisterio (Inprema) a los docentes. JOH manifestó “Vamos a trabajar en un esquema para que la gente que está muy endeudada en este momento pueda respirar; no es un tema fácil, pero creo que, si alguien tiene un trabajo y se le paga por planilla, podemos encontrar soluciones con el apoyo de esa persona”. LT (14/05/2016).

Movilización por un aumento general de salarios y por la defensa de los contratos colectivos    

Una vez inmovilizados los sindicatos y trabajadores, ahora la pretensión del gobierno es eliminar los contratos colectivos, así lo anunció el dirigente Juan Almendárez el 1 de mayo. La única forma de que los trabajadores inicien el rescate de vivir dignamente, es mediante una movilización general de empleados públicos y de la empresa privada, las medidas demagógicas implementadas por JOH son un falso espejismo en el desierto, que solo pretende reactivar el consumo en la población.

¡Movilicémonos por un aumento general de salarios acorde con el índice de inflación!

Share

Comentarios potenciados por CComment