10022022Dom
Last updateMié, 28 Sep 2022 5pm

NICARAGUA.- Cuenta regresiva para reformar Ley de Seguridad Social

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El gobierno y el COSEP cocinan las reformas a la Ley de INSS

Por Diego Lynch

Una vez más vuelve a la palestra pública el tema de la reforma a la Ley de Seguridad Social en Nicaragua. Esta vez el gobierno de Daniel Ortega y el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se han aprovechado de la lucha de la Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM) para salir como héroes al otorgarle una pensión reducida que en la realidad es una migaja en relación a lo que se les debe de entregar, y llevar a cabo la tan esperada reforma a la Ley; esto con la excusa de que con estas pensiones reducidas que se deberán entregar, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) va a colapsar en unos años, llevándolo a la quiebra.

La realidad es otra, el FSLN viene estudiando desde hace tiempo estas reformas; el Fondo Monetario Internacional ha exigido dichas reformas para poder continuar apoyando económicamente al país, y con la aprobación del Waiver el gobierno se ha visto obligado a cumplir con las exigencias de los gobiernos imperialistas y sus políticas. Sin embargo, la clase obrera y trabajadora se ha opuesto rotundamente a las reformas planteadas (aumentar la edad de jubilación y el número de semanas cotizadas), por lo que ahora el gobierno busca otras propuestas para mantener contentos a los políticos burgueses.

Empresarios no quieren pagar

Ante la situación que vive el sistema de seguridad social en Nicaragua, los empresarios, conscientes de la misma aclaran que es necesario reformar a lo inmediato la Ley de Seguridad Social, sin embargo ellos no quieren pagar ni un centavo más. Con esto pretenden dejar todo en manos del gobierno y los trabajadores; desde que el Frente Sandinista tomo el poder en el 2006, la empresa privada se sienta a negociar con el gobierno y los mal llamados dirigentes sindicales, y quienes siempre terminan cediendo y perdiendo en las mesas de negociaciones son los obreros y trabajadores, como sucede en las mesas en relación al salario mínimo.

Según declaraciones de Diego Vargas, Presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AMCHAM), esta es una tarea de todos, y es parte del gobierno buscar esas economías dentro de sus esquemas, y debe haber contribución de los empresarios y trabajadores. De igual manera, José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), considera que debe haber una posición de responsabilidad de todas las partes que van a participar en las negociaciones; “Este no es un tema de pasarle un costo al otro, es un tema en el cual todos tenemos que asumir la responsabilidad de darle sostenibilidad (al sistema del Seguro Social)” (El Nuevo Diario 08/08/13).

Gobierno y Empresarios preparan propuestas

Funcionarios del COSEP y del gobierno del Frente Sandinista se han reunido a estudiar el tema de las reformas, y ya hablan de iniciar una mesa de negociaciones con las centrales sindicales. Sin embargo se habla de que en las primeras semanas de septiembre el Gobierno ya llevará una propuesta. Esta es una muestra clara de que el Frente Sandinista primero consulta y acuerda con los empresarios burgueses y posteriormente dobla el brazo a los trabajadores, imponiéndoles los acuerdos pactados entre la empresa privada y los empresarios del gobierno.

Tras una reunión entre funcionarios del COSEP y del gobierno, Bayardo Arce, asesor económico de la Presidencia, confirmó que en los primeros 15 días de septiembre, el Gobierno entregará su propuesta de reforma al sector empresarial y a los sindicatos como un punto de partida para las negociaciones. Además, señaló que han determinado los cálculos “de lo que puede impactar la pensión reducida (de los adultos mayores) y, por lo tanto, estamos listos para presentarlos”, de tal manera que se asegure la estabilidad del sector de seguridad social. Arce no negó ni confirmó que la propuesta incluiría un incremento en la tasa de cotización de la cuota patronal y de los trabajadores, pero sí reiteró que no se afectará el número de semanas de cotización ni los años de jubilación, que corresponden a 750 semanas y a 60 años de edad (El Nuevo Diario 09/08/13).

Mientras tanto, el COSEP señaló que el sector privado desconoce el planteamiento que hará el Gobierno alrededor de la reforma al INSS, pero no descarta que el Gobierno lleve entre sus propuestas el incremento de la tasa obrero patronal. “No conocemos cuál será el planteamiento que hará (el Gobierno) alrededor del tema de los gastos y alrededor de la deuda que tiene el Estado con el Seguro Social. Pero en el caso nuestro (la deuda) sí va a ser un tema, y en el caso de los trabajadores también va a ser un tema a llevar a la mesa (sobre) qué va a pasar con esa deuda”, dijo el líder empresarial. Aguerri insistió en que los resultados de estas negociaciones no deberán recaer en costos unilaterales, es decir, que no serán asumidos solo por los empresarios, ya que tendrán que garantizar estabilidad a las finanzas del INSS a través de costos compartidos (El Nuevo Diario 09/08/13).

Sindicatos plantean bases de negociación

El Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), que es dirigido por el eterno diputado sandinista Gustavo Porras, ha logrado captar la atención y aglutinar a todas las centrales sindicales, sin embargo estas siempre se prestan a las disposiciones que emanan del gobierno sandinista y terminan claudicando a las políticas derechistas y las intenciones de los empresarios.

Mediante un comunicado emitido por el FNT y firmado por la gran mayoría de dirigentes sindicales del país, estos expresaron que: “El Movimiento de Unidad Sindical Nicaragüense da a conocer a la Opinión Pública en General los siguientes puntos que sirven de base para cualquier Reforma a la Seguridad Social. 1.- Cualquier cambio en un proceso de reforma a la seguridad social debe ser realizado con gradualidad, consenso y con respeto a los derechos adquiridos de los y las trabajadores. 2.- Cualquier reforma a la seguridad social debe de tener las siguientes características: a) No debe haber modificación de la edad de jubilación (60 años); b) No aceptarnos aumento del número de semanas cotizadas para la jubilación (750 semanas); c) No debe aumentarse el porcentaje de la cuota a los y las trabajadores; d) No aceptamos que se modifique el número de semanas para el cálculo de la pensión; e) El aumento de las recaudaciones debe ser por la vía del crecimiento del empleo, el aumento progresivo de los salarios y por la reducción la evasión. 3.- El Diálogo, la Alianza y el Consenso debe ser entre Empleadores, Trabajadores y Gobierno, entre Nicaragüenses en el marco del Consejo Nacional del Trabajo”.

Unidad sindical para defender y mejorar la Ley del INSS

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA), hacemos un llamado a toda la población Nicaragüense para que exijamos al Gobierno de Daniel Ortega y el Frente Sandinista que las reformas sean en pro del trabajador y no de los empresarios y de la burguesía. Que se eleve la cuota patronal, es hora de que los trabajadores dejen de pagar los malos manejos administrativos de los Gobiernos; que se eleve el porcentaje de la pensión que se le entrega a los jubilados, no más pensiones de miseria, que al menos cubra el valor de la canasta básica; que se dolarice el monto de la pensión para que esta se mantenga al momento de la devaluación de la moneda en relación al dólar; que en el tema de la salud se amplíe la cobertura que se brinda a los asegurados y pensionados; que se pague la deuda que el Estado tiene con el INSS; que se destituya a las autoridades administrativas del INSS y que las finanzas del mismo sean de acceso al público; que se creen comisiones fiscalizadoras integradas por trabajadores; que se mejore la atención a nuestros adultos mayores y que se amplíe la cobertura a los trabajadores, es decir que se ingrese un mayor número de afiliados.

Por unas reformas justas y en pro de los trabajadores y pobres del país; que la crisis la paguen los burgueses y empresarios.

Estados Unidos presiona a través del Waiver

Es del conocimiento de todos que año con año el gobierno de los Estados Unidos revisa el sistema de ayuda a los países como Nicaragua, y una vez más, como ha ocurrido durante todos los años que el Frente Sandinista ha estado en el poder, los Estados Unidos han otorgado el waiver de la propiedad, que es un perdón para no cortar la ayuda a Nicaragua desde los organismos multilaterales donde USA tiene capacidad de veto.

Hay quienes piensan que el waiver solamente trata el tema de la indemnización o devolución de propiedades de ciudadanos norteamericanos confiscados durante la revolución, sin embargo ese es solamente uno de los requisitos a cumplir. También estudian las políticas de gobiernos, que no afecten las políticas imperialistas y que se cumplan con los lineamientos de las grandes potencias capitalistas, así como que se respete a los grandes empresarios, todo esto con el fin de no dañar la economía de los burgueses y capitalistas.

El otorgamiento del waiver es una demostración más de la política conciliadora del gobierno sandinista, que en un momento determinado ataca verbalmente al imperio, pero que cumple todas las exigencias centrales del imperialismo norteamericano, a pesar de su permanencia en el bloque de países del ALBA. En esta ocasión, las reformas a la Ley de Seguridad Social han sido uno de los lineamientos bajados por el imperio y por el Fondo Monetario Internacional, al cual pretenden darle respuesta inmediatamente.

Share

Comentarios potenciados por CComment