09202019Vie
Last updateMié, 18 Sep 2019 3pm

PANAMA.- FRENADESSO y la Constituyente

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

frenadeso

La posición de FRENADESO se afinca en estas nociones: Construir poder popular y “Asamblea Constituyente originaria autoconvocada”, como planteos estratégicos, y, como táctica en esa estrategia, crear un “instrumento político.”

Cuando se les pregunta por la opción electoral, su respuesta no deja margen a dudas: “Hemos explicado hasta la saciedad que FRENADESO, en ningún modo, pretende o tiene por objetivo convertirse en partido político”, enfatizó Saúl Méndez en alguna de las tantas entrevistas que le han formulado sobre el tema.

¿Qué busca entonces FRENADESO? Para responderlo quizás habrá que remontarse a sus orígenes. Sus miembros consideran que ese colectivo es un “frente de organizaciones sociales” y “no un partido político de izquierda”. Así lo remarcó Méndez en una entrevista publicada en su medio de divulgación kaosenlared: “Ya dijimos que FRENADESO no es ni se constituirá en Partido Político. Es una organización amplia donde conviven partidarios del socialismo científico, cristianos que abrazan la teología de la liberación, personas y dirigentes demócratas, humanistas, patriotas, nacionalistas, intelectuales progresistas y dirigentes puramente gremiales”.

En abril de 2007 la directiva de FRENADESO estaba conformada por Genaro López, Gabriel Castillo, Andrés Rodríguez, Saúl Méndez, Gloria Castillo, Teófila Zambrano, Cecilio Guerra, Félix Villareal y Silvestre Díaz.

¿Cómo nace esta organización? En una publicación (Adital) correspondiente al 1 de agosto de 2006, se respondió a la pregunta ¿qué es FRENADESO? indicándose que es un colectivo constituido en septiembre de 2003, como el Frente Nacional por la Defensa de la Seguridad Social (FRENADESSO). En ese momento, un conjunto de organizaciones de obreros, maestros, profesores, profesionales, trabajadores manuales, administrativos, trabajadores de la salud, universitarios y médicos, estudiantes secundarios, pequeños y medianos empresarios, jubilados, dirigentes comunitarios, campesinos, indígenas, y ciudadanía en general, se convocaron y se reunieron para constituir el Frente que llevara adelante la defensa de la seguridad social de los miles de trabajadores del país.

La huelga nacional de 32 días, que impulsaron en todo el país en el 2005, no sólo les dejó un saldo de casi 2 mil detenidos y más de 20 heridos, algunos de bala, otros atropellados, sino que les permitió convocar a los más amplios sectores populares y realizar las más multitudinarias demostraciones ciudadanas de los últimos años por la defensa de la seguridad social. Gracias a las movilizaciones impulsadas por FRENADESSO el Gobierno nacional se vio obligado a suspender la vigencia de la que llaman “Ley de la Muerte” y convocar a un Diálogo Nacional que, “desde su inicio, fue amañado y manipulado”.

De todas estas luchas, lecciones y análisis, las organizaciones miembros de FRENADESSO se constituyeron en el Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (FRENADESO). Dicen haber aprendido que la lucha por la seguridad social debe estar inserta en una lucha más amplia, por los Derechos Económicos y Sociales de los sectores populares.

Aclaran que FRENADESO “no se transformará en partido político”, y que han decidido “ser un movimiento social que lucha por el respeto de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de los panameños y panameñas, específicamente de los sectores populares”.

En abril de 2007, FRENADESO celebró su “I Congreso Nacional”, donde se fijaron “las bases estructurales de dirección y estatutarias”. Ese día propuso “romper esquemas tradicionales para que los sectores populares asciendan al poder a través de lo que denominaron Asamblea Constituyente Originaria".

En el II Congreso, celebrado esta vez el 15 de agosto de 2009, el profesor Andrés Rodríguez, Secretario General de la Asociación de Profesores de la República de Panamá (ASOPROF) dijo: “Aclaramos que, de ningún modo, buscamos convertir a FRENADESO en partido político. FRENADESO mantiene su carácter de movimiento social. Se trata de explorar la posibilidad con otros sectores de crear un instrumento político-electoral que dispute a los partidos burgueses los espacios institucionales para ser utilizados como tribunas de denuncia y concienciación y de apoyo a los esfuerzos organizativos del pueblo para lograr una sociedad verdaderamente justa, humana, soberana y democrática.”

Saúl Méndez concedió una entrevista que puede ser leída en su página de divulgación kaosenlared. En ella, fechada en agosto de 2009, dijo: “Los planteamientos del I Congreso están vigentes”, es decir, precisa otra fuente cercana al colectivo, “construir poder popular y auto convocatoria de una Asamblea Constituyente Originaria”. Sigue diciendo Méndez que “lo que el II Congreso planteó a la nueva Dirección Nacional fue explorar de manera franca, abierta y sin precondiciones de ningún tipo, junto a otras fuerzas, la posibilidad de construir un instrumento político como alternativa a la Partidocracia reinante en el país. Ese diálogo, consulta y discusión ya se han iniciado a lo interno mismo de las organizaciones que conformamos FRENADESO”.

Más adelante fue claro en remarcar que “FRENADESO no abandona sus lineamientos estratégicos aprobados en el I Congreso: organizar, concientizar, fortalecer la capacidad de lucha del pueblo, acumular fuerza social, construir poder popular para crear las condiciones para la autoconvocatoria de una Asamblea Constituyente Originaria con plenos poderes, que funda una nueva República basada en el progreso, el bienestar social, en principios y valores humanitarios, democráticos y solidarios”.

A Méndez se le preguntó sobre los esfuerzos del Partido Alternativa Popular (PAP) y respondió: “Entendemos que los compañeros han iniciado un proceso de inscripción que lleva ya más de un año. En ese esfuerzo, como en otros, hay compañeros que han caminado junto a FRENADESO en importantes jornadas de lucha. Pero nosotros estamos llamando a construir un movimiento mucho más amplio, que surja de la discusión y consulta con las bases. En el mismo está llamado a participar todo panameño que desee una transformación profunda de nuestro Panamá”.

RONDAN CONVERSACIONES

Tanto Rubén Darío Sousa, del Partido del Pueblo, como Olmedo Beluche, exteriorizaron que existen conversaciones. Sousa las ve “muy lentas muy lentas”, y Beluche dice: “sentémonos y hablemos”.

Al veterano dirigente del Partido del Pueblo, Rubén Darío Sousa, se le preguntó si consideraba viable la unidad de los movimientos socialistas y su respuesta fue: “Si vamos a entender por movimiento socialista a estos grupos de izquierda que hay dispersos coincidimos en una cosa, en la liberación de la sociedad, pero cada uno tiene su estrategia”.

Reveló que ahora mismo están viendo cómo caminan hacia una concertación “por medio de una convergencia a los diferentes grupos” y explicó que “convergente quiere decir bueno, tu piensas así, tu piensas así, no vamos a poner eso sobre en la mesa”.

Reconoce, sin embargo, que históricamente las izquierdas tienen un problema: “El problema está en que aquí hay una necesidad de afrontar la situación que tiene el país. Vamos a ver si todos recorremos un camino que nos lleve al mismo punto común y actuar de común acuerdo a ese punto cada uno piense.” Con ello quiere decir: “Los trotskistas sigan pensando como Trotsky, los maoistas sigan pensando como Mao, pero no pongamos eso en la discusión porque eso es lo que divide y lo que nos acerca es que hay una situación ahora mismo que hay que enfrentar porque a todos nos está perjudicando”.

En ello parece haber coincidido con Beluche a quien se le preguntó si consideraba viable la unidad de la izquierda: “Expreso mi duda si es viable. Lo que si sé es que es necesaria. El problema de la izquierda es que los sectarismos los caudillismos y los intereses de grupo a veces destruyen lo que la lógica indica que debiéramos hacer. Entonces como partido tenemos la esperanza de que se concrete pero no estamos seguros. La experiencia ha sido negativa”

Al ser preguntado, Rubén Darío Sousa, sobre la existencia de conversaciones respondió sin cálculo: “Muy lentas, muy lentas”. Beluche por su lado dijo: “El Partido Alternativa Popular ha reiterado y sigue sosteniendo que es una propuesta abierta, en busca de un acuerdo a todos los niveles, con todos los sectores del movimiento popular dispuestos a impulsar la verdadera alternativa de cambio político al que aspira nuestro pueblo. Sentémonos y hablemos. Un acuerdo es posible y necesario”.

 

Share

Comentarios potenciados por CComment