10022022Dom
Last updateMié, 28 Sep 2022 5pm

* VENEZUELA: Orlando Chirino denuncia que el gobierno pretende dividir a la UNT

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Active Image

Orlando Chirno, coordinador nacional de la Unión Nacional de los Trabajadores (UNT) de Venezuela

Orlando Chirino: El gobierno junto a sus burócratas rojos, rojitos divide la UNT y llama a conformar una nueva central”,

Prensa CCURA 15.04.2008

La prensa nacional reseña el lanzamiento por parte de la Fuerza Socialista Bolivariana de Trabajadores de una nueva central sindical.

En la rueda de prensa en la que se hace este anuncio, el diputado del PSUV, Oswaldo Vera, con el ministro del Trabajo a un lado, hace pública esta decisión del gobierno, justificándola con el argumento de que “la UNT no representa a los trabajadores ni está en capacidad de darles respuesta”. El mismo Vera, en el mencionado encuentro con los medios, le hizo entrega al ministro del Trabajo, José Ramón Rivero, de una carta dirigida al presidente Chávez en la cual le plantean la creación de una nueva central sindical. Estas declaraciones fueron antecedidas, el pasado viernes 11 de abril, coincidiendo con la fecha del golpe de Estado fascista, por otras emitidas por el ministro del Trabajo en el diario valenciano Notitarde, en las que el representante del gobierno manifiesta que “la Unión Nacional de Trabajadores no representa el espíritu del proceso revolucionario venezolano”, y que habría perdido su vigencia histórica, y en su reemplazo la FSBT llamaría a conformar una nueva central sindical.

Ante esta arremetida del gobierno a través de la FSBT, y a sabiendas del madrugonazo que este sector preparaba contra los trabajadores venezolanos y su más importante conquista de lucha en el marco del proceso revolucionario, la Unión Nacional de Trabajadores, un grupo de dirigentes nacionales y regionales, así como directivos sindicales de base, adscritos a la UNT, se reunieron de emergencia el pasado sábado en Maracay, en la sede de la central en el estado Aragua, para analizar la situación y fijar posición ante este golpe de estado que el gobierno a través de la FSBT pretende perpetrar contra la voluntad autónoma y democrática de los trabajadores venezolanos.

Entre los dirigentes presentes en la reunión se encontraban Orlando Chirino, Richard Gallardo, José Barreto, José Villegas, Emilio Bastidas, Armando Guerra, Ricardo Acevedo, Alexis Polanco, José Bodas, Iván Freites, Nelson García, Iván González, así como otros dirigentes sindicales de la UNT.

Dirigente nacional sindical Chirino

El coordinador nacional de la UNT y dirigente de C-CURA, Orlando Chirino, expresó que “el gobierno viene arreciando su política contra el sindicalismo clasista y revolucionario que defiende la autonomía sindical. Este intento de montar burocráticamente una central sindical con sindicaleros golpistas adecos y copeyanos, y con personajes que alguna vez fueron dirigentes sindicales y que hoy son diputados o funcionarios del gobierno, pretendiendo ser patronos y sindicalistas al mismo tiempo, es el intento de dar un golpe de gracia al clasismo autónomo dentro del movimiento sindical. Las declaraciones del ministro y de Vera no nos sorprenden, ya que cuentan con el aval del presidente Chávez, quien el 24 de marzo del año pasado públicamente declaró la guerra a muerte a las organizaciones sindicales que defienden los derechos de los trabajadores frente a los patronos y actúan en forma autónoma frente a su gobierno. En su discurso de aquél día, el presidente Chávez manifestó que la autonomía sindical era un veneno heredado de la Cuarta República”.

Dirigencias regionales de UNT se pronuncian ante comportamiento del gabinete ministerial

Por su parte, Richard Gallardo, presidente de la regional Aragua de la UNT, afirmó que “a partir de aquel día los integrantes del gabinete ministerial vienen actuando en consecuencia desconociendo a las organizaciones sindicales clasistas, arremetiendo contra los dirigentes sindicales que defienden la autonomía sindical, o lo que es peor, colocándose en los hechos del lado de los empresarios, como lo viene haciendo el ministro José Ramón Rivero, quien se ha parcializado a favor de las multinacionales como son los casos de Sidor, Firestone, Coca-Cola, Toyota, o aliándose con los golpistas Branger-Pocaterra para derrotar a los obreros de Sanitarios Maracay”, afirmó Gallardo, quien recientemente fue legitimado en elecciones democráticas como presidente de la UNT en Aragua.

En ese mismo sentido se pronunció José Joaquín Barreto, coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores en el estado Carabobo, quien manifestó que “los ministros, gobernadores, alcaldes y funcionarios de las inspectorías del trabajo actúan en coordinación con burócratas sindicales de la FSBT para destruir las organizaciones sindicales clasistas autónomas. Por ejemplo, en el caso del estado Carabobo, el gobernador se niega a negociar el contrato colectivo con el sindicato que representa a los empleados, los alcaldes desconocen a los sindicatos y a sus dirigentes, y los funcionarios de la Inspectoría del Trabajo tienen instrucciones precisas de no atender a las organizaciones sindicales orientadas por nuestra corriente nacional C-CURA. Para generar crisis en los sindicatos, la inspectoría posterga indefinidamente la homologación de los contratos firmados, promoviendo el paralelismo sindical o se apoya en los empresarios para destruir los sindicatos, como es el caso de Firestone, donde han calificado a 19 trabajadores y ordenado que la policía resguarde interna y externamente los intereses de esta perversa empresa de capital extranjero”.

El mismo Barreto también denunció “que desde el año pasado los escasos dirigentes que tiene la FSBT en la región, hicieron una rueda de prensa para anunciar la muerte de la UNT. Quienes decretaron la muerte de la central un año atrás, ahora vuelven a tomarse la fotografía con el ministro Rivero, diciendo que la UNT no representa el espíritu revolucionario que se vive en Venezuela. Lo que sí está claro es que la UNT no fue, no es y nunca será apéndice de ningún gobierno ni de los patronos. Nosotros defendemos la autonomía porque es un principio sagrado que asegura la absoluta libertad y soberanía de los trabajadores organizados sindicalmente para expresar sus opiniones y defender sus derechos”.

Por su parte, Emilio Bastidas, dirigente sindical del sector público y directivo de la UNT de Aragua, expresó que “existe una persecución abierta contra los dirigentes sindicales clasistas que defienden la autonomía sindical y a la Unión Nacional de Trabajadores, esto lo estamos presenciando en la administración pública, y ejemplos de ello son el despido arbitrario de nuestro camarada de CCURA William Díaz, quien no se arrodilló ante la directiva de la Asamblea Nacional, posteriormente el despedido fue Orlando Chirino de PDVSA, por no respaldar la reforma constitucional. El caso más reciente es el del camarada Armando Guerra, directivo sindical del sindicato de Hidrocapital, quien al igual que Chirino y William Díaz se encontraban respaldados por el fuero sindical, pero esto no fue obstáculo para que los despidieran de estas instituciones públicas. Y la máxima expresión de las aberraciones antisindicales del gobierno es la negativa a negociar el contrato marco de los empleados públicos que se encuentra congelado desde hace casi 4 años”.

Dándole continuidad a lo afirmado por Bastidas, José Bodas, miembro de C-CURA y secretario general de Fedepetrol Anzoátegui, hizo referencia a una situación grave que se ha presentado en el sector petrolero. “Esto que sucede en el seno del sector público, se expresa ahora en la marramucia desarrollada entre los ministros del Trabajo y de Energía y Petróleo, quienes se ampararon ante la justicia burguesa para que no se permitiera la libre actividad sindical de seccionales de Fedepetrol, Fetrahidrocarburos y Sinutrapetrol en Anzoátegui y El Palito”.

Al hacer referencia a la afirmación de Oswaldo Vera de que la federación de energía y petróleo también iría a la central sindical que propone la FSBT, Bodas rechazó esta pretensión planteando que “esto es una gran mentira ya que la Futpv, la federación que agrupará a los trabajadores petroleros, aún no existe legítimamente, ya que no se han realizado las elecciones para conformarla, y en la actualidad sólo hay una dirección provisional designada a dedo con la anuencia del ministro del Trabajo y el de Energía y Minas”.

Orlando Chirino expresó, además, que “el gobierno se ha venido quitando la careta y públicamente está expresando su intención de liquidar a la UNT. Lo cierto es que la FSBT, que se negó en el congreso de la central realizado en mayo del 2006 a realizar elecciones democráticas y por la base para elegir a una nueva dirección y que antepuso sus intereses burocráticos y políticos con el gobierno en lugar de defender la autonomía de las organizaciones sindicales, hoy trata de dividir al movimiento sindical lanzando un zarpazo contra la más importante conquista lograda por los trabajadores en el marco del proceso revolucionario. En tal sentido le decimos a la FSBT y al gobierno, al ministro del Trabajo, José Ramón Rivero, que los dirigentes clasistas de la UNT, junto a los sindicatos de base y todos los trabajadores afiliados a nuestra central, no vamos a permitir que por decreto el gobierno la elimine porque no nos arrodillamos a sus posiciones de conciliación con los patronos, de entrega de los recursos energéticos con la modalidad de las empresas mixtas o que siga tranquilamente violentando el derecho a la negociación de la contratación colectiva. Y llamamos a todas las regionales de la UNT, a los dirigentes y sindicatos clasistas a alzarse y rebelarse contra las pretensiones del gobierno de liquidar a nuestra organización sindical. No es burocráticamente ni desde una cúpula de seudo dirigentes sindicales que no dirigen a nadie, y con el apoyo y los recursos del aparato del Estado que se formará una nueva central a espaldas de los trabajadores”.

“Sin duda, estas declaraciones del gobierno a través de su ministro de Trabajo son una retaliación por la contundente derrota que el sindicato Sutiss y las fuerzas clasitas y revolucionarias que militamos en la Unión Nacional de Trabajadores le propinamos en Sidor, donde les quebramos la alianza que tenían con la multinacional y los obligamos a declarar la nacionalización. Esto no lo soporta el gobierno ni los patronos y por eso arremeten violentamente contra el principal instrumento de lucha que tenemos los trabajadores en el país. El gobierno, el ministro del Trabajo y la FSBT le han declarado la guerra al clasismo y no vamos a retroceder en la defensa de la UNT y de su autonomía. Por tal motivo estamos convocando este miércoles 16 a una reunión de emergencia en el Ateneo de Caracas a todos los factores que defendemos a la UNT, para que hagamos un pronunciamiento común contra este atropello contrarrevolucionario y donde discutiremos las acciones de defensa de la UNT, así como plantear la necesidad de refundar y unificar al movimiento sindical venezolano desde la base, democráticamente y con los trabajadores, convocando a todos los sindicatos del país, de todas las centrales sindicales existentes para discutir este proceso de unificación en un Congreso Constituyente Sindical y donde además se discuta la necesidad de dotarnos de un programa de lucha en defensa de la autonomía sindical, del derecho a la contratación colectiva, por aumento de salario, contra la flexibilización laboral existente en las instituciones públicas y privadas, por empleo digno, y todas las reivindicaciones de los trabajadores venezolanos. En ese sentido es importante el planteamiento hecho por los compañeros de Sutiss, en el encuentro de solidaridad del pasado 29 de marzo, donde propusieron llamar a un plenario nacional para discutir la unidad del movimiento sindical. Aprovechamos la oportunidad para plantearles a los compañeros comenzar ese debate en la reunión que estamos planteando a todos los sectores clasistas para el próximo miércoles”, concluyó el dirigente de CCURA y coordinador nacional de la UNT.

Share

Comentarios potenciados por CComment