09172019Mar
Last updateSáb, 14 Sep 2019 1pm

Ya salió El Socialista Centroamericano No 118.-

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

portada-esca-118Oleada de luchas por la defensa de la salud, educación y la seguridad social en Centroamérica

Para leer o bajar el archivo PDF (0.75 megas) de la versión impresa, haz click en la imagen del lado

Mientras los presidentes centroamericanos preparaban una nueva Cumbre, que finalmente se realizó en San Salvador el pasado 22 de Julio, con la misma canción de luchar unidos contra el narcotráfico y el crimen organizado, numerosos contingentes de empleados públicos de Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá, vienen librando una intensa batalla contra las políticas neoliberales, por la defensa de la educación pública, la seguridad social y las conquistas laborales.

Todas estas luchas tienen un denominador común: la movilización de los trabajadores de la educación y del sector salud por defender estos servicios públicos y la defensa del salario real. Debido a que los empleados públicos reciben sus salarios del presupuesto de cada país, la lucha por el aumento de salarios se ha convertido en una batalla contra la estrategia neoliberal de reducir el Estado por la vía del achicamiento del presupuesto.

En Guatemala, por ejemplo, los maestros agrupados en la Asamblea Nacional del Magisterio (ANAM) han desfilado frente al Congreso, exigiendo más presupuesto para la educación. Lo mismo ocurre con los trabajadores de la salud, quienes trabajan en condiciones muy precarias. Las marchas de protestas en las principales ciudades se han multiplicado en los últimos días.

De igual manera, en El Salvador, después de tantos años de reacción bajo los gobiernos de ARENA, se están movilizando los trabajadores de la educación y del sector salud. A finales del 2010 el gobierno del Presidente Funes y del FMLN anunció el aumento del 6 % y del 10 % a los salarios de trabajadores públicos, mediante el Decreto Legislativo Número 553, el cual se haría efectivo a partir de enero del 2011. No obstante, quedaron por fuera de este miserable aumento los empleados que gozan del escalafón, el cual otorga un incremento anual a los trabajadores públicos. Esto motivó que los empleados del sector educación y salud, saliesen a dar la pelea por el aumento de salarios.

En Honduras, aprovechando el efecto adormecedor del Acuerdo de Cartagena, el gobierno de Porfirio Lobo, mientras negocia con las fuerzas políticas la apertura del régimen bipartidista, pretende arrancar de cuajo la principal conquista del Estatuto Docente: la indexación de los salarios. Ahora Lobo pretende conceder un miserable aumento de 900 lempiras, lo que ha provocado, indudablemente, la ira del sector magisterial.

Actualmente se produce una ebullición social en el magisterio: asambleas en las cuales la absoluta mayoría se resiste a firmar acuerdos con el gobierno de Lobo. Lo que ocurra en el futuro inmediato dependerá del rol de la dirigencia sindical, porque en las asambleas los maestros han dicho claramente que no renuncian al Estatuto Docente.

En Costa Rica, al déficit fiscal del gobierno de Laura Chinchilla se hace sentir directamente en la educación superior y secundaria, y en el moribundo sistema de seguridad social. La reciente lucha de los maestros contra la trimestrilizacion de la educación en secundaria, y la huelga de los trabajadores de la salud, son dos muestras de la gravedad de la crisis en ese país. En ambos casos, los empleados públicos se resisten a pagar los efectos de la crisis, salen a las calles, hacen huelgas y pelean contra el gobierno.

En Panamá, existe un profundo malestar del sector magisterial por las políticas aplicadas por el gobierno de Martinelli. Los maestros panameños han anunciado el inicio de jornadas de lucha y advertencia a partir del lunes 25 de julio.

Las luchas son las mismas. Nada más que las estamos librando por separado. Por ello, el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llama a realizar jornadas de lucha conjunta en todos nuestros países, solo de esta manera haremos retroceder las políticas neoliberales que impulsan todos los gobiernos centroamericanos. Estas luchas abren la discusión sobre a cuánto debe ascender el presupuesto en cada uno de los países de la nación centroamericana, y de donde sacar los recursos para financiar las necesidades de educación y salud del pueblo.

 

Share

Comentarios potenciados por CComment