A+ A A-

GÉNERO.- Recordando a Clara Zetkin y a Lenin en su lucha tenaz a favor de la mujer

  • Published in Género

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por Yolanda Añasco

Un día como hoy, hace 100 años la socialdemócrata Clara Zetkìn, en su trabajo revolucionario y en conocimiento de las luchas de las mujeres por su emancipación en el mundo, ayudó en 1907 a la fundación del Congreso  Internacional Socialista de Mujeres, y en 1910, en el contexto de otra conferencia de mujeres socialistas celebrada en Copenhague, propuso que el 8 de marzo se instituya como el Día Internacional de la Mujer, propuesta que fue ampliamente aplaudida.

Es de justicia reconocer  a Lenin, el más grande amigo de Clara y defensor de los Derechos de la Mujer allá en Piter Petersburgo, hoy Leningrado, quien en todas sus  actuaciones revolucionarias  escribió y habló mucho en sus discursos sobre la emancipación de la mujer trabajadora y la campesina, y fue más allá, incluyo SUS TESIS en el programa del trabajo antes y después de la revolución soviética, para que sean una realidad las reivindicaciones de la mujer, planteamientos que coincidían con lo de Clara Zetkin.

Veamos

Ambos planteaban que la lucha por las reivindicaciones de la mujer, no puede ser solo de palabras, sino que debe ser una política de Estado, para que se hagan efectivas.

Indicaban que sin la participación revolucionaria de la mujer, jamás habrá transformación social, ni política. De ahí que la causa de la emancipación de la  mujer está ligada íntimamente con toda la lucha por la causa obrera, con toda la lucha por el socialismo.

Lenin fue guía de las masas trabajadoras, organizador del Partido Bolchevique, organizador del Poder Soviético, combatiente y constructor de sueños y acciones.

Todos los y las trabajadoras deben conocer la labor de Lenin a favor de la emancipación de la mujer, el tenía muy claro la existencia de la vinculación estrecha entre toda la lucha de la clase obrera y el mejoramiento de la mujer.

Ese visionario desde el comienzo de su actividad revolucionaria planteó la situación de las obreras y campesinas y las incorporó al Movimiento Obrero.

Lenin luchó para que el Movimiento obrero se concientice, que conozca a fondo sus problemas, ya que eran muy atrasados y aceptaban los abusos de sus patronos como natural, y de ellos las más atrasadas eran las mujeres, quienes recibían salarios bajos y sus derechos eran totalmente pisoteados.

Lenin escribía unas octavillas para la formación de la conciencia obrera en general, haciendo una excepción escribió dos octavillas para las cigarreras de la fábrica Lafern y en su empeño de abrir los ojos a las obreras, escribió una tercera octavilla para las  de la fábrica Thorton, por desgracia estas obreras eran las más atrasadas.

El Primer congreso de su Partido se celebró en 1898, para esa época Lenin estaba deportado, pero mantenía permanente correspondencia con sus compañeros. En 1899 Lenin les escribió haciéndoles conocer los temas en torno a los cuales se proponía escribir en la prensa ilegal. Entre ellos estaba el folleto titulado. La mujer y la causa obrera en el cual Lenin, quería demostrar la situación terrible en que trabajaban las obreras y las campesinas y señalar que la única salida para ellas, era tomar parte en el movimiento revolucionario. Solo la victoria de la clase obrera podía emancipar a las obreras y a las campesinas.

Al destacar en 1901 la participación de las obreras en la defensa de la fábrica de obujov y las palabras pronunciadas ante el tribunal por la joven obrera Yakouvleva, Lenin escribía:

³El recuerdo de los heroicos camaradas asesinados y torturados en las cárceles decuplicarán las energías de los nuevos luchadores y atraerá a miles de auxiliares que acudirán en su ayuda y que, como la joven de dieciocho años María Yakouvleva, dirán abiertamente, ³estamos con nuestros hermanos² ³El gobierno, además de las medidas represivas de carácter policiaco y militar contra los manifestantes, tienen el propósito de juzgarlos como insurrectos; a esto responderemos con la unión de todas las fuerzas revolucionarias, atrayendo a nuestro lado a todos los oprimidos por la arbitrariedad zarista y preparando de manera sistemática la insurrección de todo el pueblo! Lenin estudió atentamente la vida y el trabajo de las obreras, las campesinas y los kustares.

Cuando estaba recluido en la cárcel, se basó en los informes y en los datos estadísticos oficiales para estudiar la situación de los campesinos, la influencia que ejercían sobre ellos los oficios artesanos, el proceso de incorporación de los campesinos a la industria fabril y el influjo de la fábrica en su nivel cultural y en su género de vida. Y al mismo tiempo analizó todas estas cuestiones en lo que se refería al trabajo de la mujer, indicaba cómo la psicología del campesino deriva del espíritu de propiedad privada, esto  hacía que la mujer ejecutase multitud de labores innecesarias y absurdas.

En su libro: El desarrollo del Capitalismo en Rusia, Lenin describe cómo explotaban los ganaderos el trabajo de la campesina, describe como explotaban los mayoristas el trabajo de las artesanas encajeras, describe cómo emancipaba a la mujer la gran industria, cómo bajo la influencia del trabajo en la fábrica se ampliaban los horizontes de la obrera, cómo se iba conformando ésta en una persona más instruida y más independiente y cómo se iba liberando de las trabas de la familia patriarcal. A juicio de Lenin, el desarrollo de la gran industria crearía la base para la plena emancipación de la mujer. En este sentido es característico el artículo de Lenin, una victoria de la técnica. Escrito en 1913.

Los obreros en los países burgueses deben luchar por conseguir que la mujer tenga los mismos derechos que el hombre.

En el destierro Lenin meditó sobre el Proyecto del Programa  redactado por el grupo ³Emancipación del Trabajo² ya que en el Partido no existía un Programa, al analizarlo fijó su atención en el punto 9 de la parte práctica que exigía la revisión de toda la legislación civil y penal y la abolición de las subdivisiones de las clases sociales, así como de los castigos incompatibles con la dignidad humana, a ese punto dijo hay que añadir el establecimiento de la .plena igualdad de los derechos del hombre y de la mujer. En 1903 se aprobó el Programa del Partido y se incluyó lo pedido .por Lenin.

En 1907 en el  Congreso Internacional de Stuttgar, se condenó a los socialdemócratas austriacos, por preparar la lucha en pro de la consecución del derecho al sufragio de los hombres, relegando la lucha para más tarde el de las mujeres.

Como se  sabe al triunfar la revolución de octubre, desde los primeros meses de su existencia, el poder soviético, como .poder de los trabajadores, realizó el cambio en la legislación referente a la mujer. En la República Soviética no quedó piedra sobre piedra de todas las leyes que colocaban a la mujer en una situación de dependencia y desventaja frente al hombre, haciéndola víctima de la desigualdad de derechos y de humillaciones, como eran las leyes sobre el divorcio, sobre los hijos naturales y sobre  el derecho de la mujer a demandar judicialmente del padre alimentos para el sostenimiento del hijo.

Cuando Clara Zetkin en sus continuas conversaciones con Lenin  preguntó: cuales eran las condiciones existentes en la Rusia Soviética de la mujer, él contestó: Se ha efectuado la plena igualdad de derechos del hombre y de la mujer en la legislación, estamos incorporando a las mujeres al trabajo en la economía soviética, en los organismos administrativos, en la legislación y en la labor del gobierno. Les estamos abriendo las puertas  de todos los cursillos y centros docentes para elevar su preparación profesional y social. Estamos creando diversos establecimientos públicos, cocinas y comedores, lavanderías y talleres de reparación, casas cunas, jardines de la infancia, orfanatos y todo género de establecimientos educativos. En una palabra estamos aplicando de verdad las reivindicaciones de nuestro programa de transmitir las funciones económicas y educativas de la vida doméstica individual a la sociedad. De ese modo la mujer es liberada de la vieja esclavitud doméstica y de toda dependencia del marido.

En Rusia no existe nada tal vil, infame y canallesco como la falta de derechos o la desigualdad jurídica de la mujer, supervivencia indignante de la servidumbre  de la Edad Media, que la burguesía egoísta renueva en todos los países del globo sin excepción.

En el IV Aniversario de la Revolución de Octubre: Lenin al examinar en 1913 las formas de la democracia burguesa y poner en evidencia la hipocresía de la burguesía, se detuvo en el problema de la prostitución, mostrando como al mismo tiempo que estimula el comercio de el cuerpo de la mujer y viola en las colonias a las muchachas adolescentes indefensas hace ver hipócritamente que combate la prostitución.

En diciembre de 1919. Lenin vuelve a tratar el tema al señalar cómo la norteamericana ³libre y civilizada² organiza en los países vencidos la trata de blancas para las casas de tolerancia.

En 1916-1917, al ver venir ya la Revolución Socialista, reflexiona sobre la edificación del socialismo y de cómo debería atraer a las masas a esa construcción. Lenin dedica especial atención a la tarea de incorporar a la  trabajadora a la actividad pública, escribe 8 artículos, en los que  se refiere a la necesidad de organizar de una manera nueva, bajo el socialismo, a toda la vida social íntimamente vinculada con lo público, Lenin plantea la cuestión de promover a las capas femeninas más atrasadas a la administración del estado, la necesidad de reeducar a las masas en el .proceso mismo del trabajo social,

El trabajo social debe ser una escuela del gobierno.

Por ello escribe ³sabemos que cualquier peón y cualquier cocinera no son capaces, en este momento de ponerse a dirigir el estado. Nosotros nos diferenciamos de los demócratas institucionalistas, por el hecho de que exigimos que se rompa inmediatamente con el prejuicio de que administrar el estado, llevar a cabo el trabajo cotidiano de administración, sólo lo pueden hacer los ricos, o los funcionarios procedentes de familias ricas. Nosotros exigimos que el aprendizaje de la administración del estado corra a cargo de los obreros y soldados conscientes que se acometa sin demora es decir, que se empiece inmediatamente a hacer participar en este aprendizaje a todos los y las trabajadoras, y a toda la población pobre.

Lenin presentó un saludo emocionado en la conferencia de representantes de las secciones femeninas de los pueblos de oriente, organizadas en las regiones y repúblicas soviéticas por el adelanto que habían alcanzado las nacionalidades aplastadas por el zarismo brutal y el capitalismo.

En octubre de 1932 al conmemorarse el XV Aniversario del poder soviético se hace un balance de las realizaciones en todos los frentes, incluido el de la emancipación de la mujer. Y ahí Lenin dice: Las mujeres-nosotros lo sabemos- participaron activamente en la guerra civil, muchas de ellas sucumbieron en los combates, otras se templaron en estos combates. Por la activa participación en la lucha por los Soviets en los frentes de la guerra civil, buen número de mujeres han sido condecoradas con la orden de la Bandera Roja. No pocas ex guerrilleras ocupan hoy puestos prominentes. Las mujeres se han esforzado mucho para aprender a cumplir la labor social.

Años más tarde se vio el enorme desarrollo de la gran industria y a su estructuración sobre la base de la técnica moderna y de la organización científica del trabajo: La emulación Socialista y el trabajo de choque, que  han alcanzado extraordinaria amplitud dan origen a una actitud nueva, comunista ante el trabajo y es preciso decir que las obreras manifiestan en este sentido no menos entusiasmo que los hombres. Aparecen cada día trabajadoras de choque, mujeres de inmensa firmeza y tenacidad en el trabajo. La mujer está  acostumbrada a trabajar en la vieja sociedad, la mujer trabaja incesantemente, sin descanso, pero su trabajo era mirado con desprecio y llevaba impreso el sello de la esclavitud, ahora el temple y la tenacidad en el trabajo elevan a la mujer a las primeras filas de los constructores del socialismo, , a las filas de los héroes del trabajo.

Estos planteamientos de Lenin  a favor de la mujer, de los obreros y de las campesinas recorrieron el mundo, ya que él y León Trotsky creían en la revolución permanente y es así como se iban sumando a sus tesis mujeres y hombres de otros países, entre  ellos  Clara Zetkin  que desde muy joven estableció contacto con las juventudes del Partido Socialdemócrata alemán, estudió en Leipzig. Su relación con los revolucionarios rusos propició su matrimonio con un joven exiliado de esa nacionalidad; Ossip Zetkin. Cuando Bismarck prohibió el Partido Socialdemócrata en 1881, Clara Zetkin, ya había organizado su sección femenina. Por su posición política fue extrañada en Suiza y París, siendo extranjera distribuyó literatura clandestina y se relacionó con numerosos líderes socialistas internacionales.

Clara vivió entre dos siglos 1857 y 1933, permitiéndole esto ser protagonista de acontecimientos históricos tales como la decadencia de la socialdemocracia y la creación de la III Internacional dirigida por Lenin, la Primera Guerra Mundial, la instauración del estado obrero soviético y el surgimiento del nazismo.

Indoblegable en su lucha en 1891 a su regreso del ostracismo a que fue condenada por pertenecer al Partido Socialdemócrata fundó la revista igualdad que la dirigió hasta 1917, la que llegó a tener ciento veinticinco mil subscritores, transformándose, en uno de los canales de expresión más destacados de su época, al convertirse - a partir1907- en el órgano oficial de la Internacional de Mujeres Socialistas. A través de esta revista quincenal, Clara intentó desterrar viejos prejuicios de la dirección de su partido, y planteó crear núcleos de mujeres que participaran en la vida y actividad partidista pero manteniendo su autonomía.

Cuando su partido se alineó con la burguesía alemana desde el parlamento, votando por los créditos de guerra, para entrar a la Primera Guerra Mundial, combatió con toda la dureza a la dirección del Partido por conciliadores y traidores a los postulados del pueblo.

Amiga personal de Lenin y de la escritora y activista revolucionaria Rosa Luxemburgo en la lucha contra la guerra, lanzó un llamamiento a las mujeres socialistas y convocó a la tercera conferencia internacional que tuvo lugar en Suiza de Berna, en marzo de 1915 ,reuniéndose setenta mujeres de ocho países europeos. En ese evento se condenó la guerra imperialista con la genial consigna ³Guerra a la guerra². Por esta acción valerosa fue encarcelada junto a Rosa  Luxemburgo ese mismo año, por lo que no pudo intervenir en esa lucha. Al año siguiente se le prohibió hablar en público y fue expulsada del partido Socialdemócrata. Fue cofundadora de la Liga Espartaquista en 1916 y se unió al nuevo Partido Comunista de Alemania en 1919, en el seno del cual llegó a ser miembro del Comité Central y del Reichstag desde 1920, y lo representó   en el parlamento desde1920 hasta 1932, valiéndose de su última intervención hizo un llamamiento a la unidad de las filas proletarias contra el avance del nacionalsocialismo. En el momento en que el  nazismo estuvo en el poder en 1933, se exilió en la unión  soviética, donde es nombrada Presidenta de la Junta Internacional de Mujeres, poco después de ese hecho muere cuando tenía 76 años de edad.

Las tesis sobre la propaganda entre las mujeres, preparadas para el Tercer Congreso de la Internacional Comunista, escribió que se debía ³Comprender la importancia que tiene hacer participar activamente a las mujeres en todas las ramas de la lucha del proletariado (incluida la defensa militar), de la edificación de nuevas bases sociales, de la organización de la producción y de la existencia, según los principios comunistas² y que las ³mujeres siempre deben tener presente que su esclavitud tiene sus raíces en el régimen burgués. Para terminar con esta servidumbre, es necesario pasar a un nuevo orden social.

A Clara se la conoce en el mundo fundamentalmente por su investigación sobre la situación de, depravación  ³contra la mujer, y los comienzos de la organización para protestar por los atropellos de que son víctimas, y porque conoció a fondo como se llevó en Nueva York, Estados Unidos, la huelga de las trabajadoras textiles para exigir disminución de la jornada de trabajo de 16 a 10 horas y por el pago de un salario justo y digno. El 8 de marzo de 1857, los patronos enardecidos por el paro, prendieron fuego a la fábrica y las quemaron vivas, sus cuerpos fueron cubiertos con la tela de color violeta que ellas tejían, en esos días.

Todos estos hechos se hicieron carne viva en el espíritu libertario de Clara Zetkìn. Su vida la convirtió en una oración permanente de lucha contra la opresión y explotación de las mujeres y los niños y más  abusos que se cometían  contra ellas y ellos. En la Segunda Conferencia de Mujeres Socialistas en 1910 planteó se establezca un día en el calendario para rendir homenaje a todas las mujeres del mundo que han luchado por su liberación, escogiendo el 8 de marzo como el Día internacional de la Mujer en honor a las valerosas  neoyorquinas, que ofrendaron sus vidas en defensa de sus derechos.

Clara fue una de las precursoras del feminismo y  incansable en su lucha a favor de la paz en el mundo. Las mujeres de hoy debemos mucho a su valor, inteligencia y valentía Como le debemos a Lenin, a León Trotsky y más abanderados de la libertad, de la igualdad, y de la justicia para todos..

Share