09272022Mar
Last updateLun, 26 Sep 2022 10pm

HISTORIA: La epopeya de la fundación de la IV Internacional.

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 
Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

 

La epopeya de la fundación de la IV Internacional

 

Por Maximiliano Cavalera.

Revista 1857 No 4.

Hace más 70 años, un puñado de revolucionarios se reunió en Francia para fundar la IV Internacional. Ese estoico 3 de Septiembre de 1398, 26 revolucionarios, delegados por 29 organizaciones de 11 países, pasarían a la historia por preservar para las futuras generaciones, las tradiciones y baluartes del movimiento marxista revolucionario, en palabras de Nahuel Moreno la importancia de este evento radicaría en que: “Pese a todos sus errores, esta Internacional ha tenido un mérito gigantesco; en medio de la más feroz persecución de la burguesía y la burocracia stalinista, ha conservado para el movimiento obrero y de masas toda la experiencia adquirida en más de un siglo de lucha. Una experiencia cuya pérdida hubiera atrasado por varias décadas el desarrollo de la revolución socialista. Una experiencia que se sintetiza en una teoría, la de la revolución permanente, un programa, el programa de transición, y una organización, el partido leninista-trotskista” (El Trabajador Centroamericano Nº 4 Pág. 16)

Esta nueva internacional nace en condiciones extremadamente adversas y significo un trabajo arduo de sus fundadores. Pero ¿Cuál es la importancia de este acontecimiento? Realmente su importancia radica que en las condiciones más adversas, en medio de la represión y persecución de las peores maquinarias de destrucción como lo fueron el Fascismo y el Estalinismo, estos revolucionarios lograron reunirse en Francia, y dieron nacimiento a una organización muy frágil, pero que sería la única Internacional que rescataría, aun en las peores derrotas, como la caída de la URSS, la memoria histórica del marxismo revolucionario.

Las Internacionales.

La historia de las Internacionales existe desde el tiempo de Marx, y nacen del postulado que dice; si el capitalismo es mundial, la revolución proletaria debe ser mundial. No en vano, Marx terminaría su famoso manifiesto comunista con su célebre frase: “Proletarios de todo el mundo Uníos”. La humanidad ha visto el desarrollo de cuatro internacionales, de las cuales, la segunda y tercera internacional cayeron por su podredumbre.

La primera Internacional se denominó la Asociación Internacional de los Trabajadores (AIT), es el primer intento de articular las luchas de los obreros del mundo, en contra del capitalismo. Estaba integrada por varios grupos de izquierda como los anarquistas y marxistas. Esta internacional tiene su primera escisión entre los dos grupos antes mencionados en 1872, y desaparece oficialmente en 1876.

Luego de la desaparición de AIT, nace la Segunda Internacional de Engels, esta sería conocida como la socialdemocracia, la que llego a representar por mucho tiempo, los mejores baluartes del marxismo. Esta organización llegó a tener grandes exponentes y teóricos como Karl Kautsky (antes de abandonar el marxismo), Federico Engels, Plejanov, solo por mencionar algunos. La segunda internacional estaría destinada a la peor de las vergüenzas, ya que se diluiría en el más repulsivo chovinismo y cada uno de sus partidos apoyarían a sus Estados burgueses en la primera guerra mundial. Serian pocos los revolucionarios que enarbolarían el internacionalismo proletario y sentarían las bases de la tercera internacional, estos revolucionarios fueron Trotsky, Lenin, Rosa Luxemburgo, etc.

La tercera internacional fue fundada por grandes revolucionarios como lo fueron Lenin y Trotsky y tuvo un gran desarrollo mientras estos la dirigieron. El objetivo de esta organización fue: “luchar por la superación del capitalismo, el establecimiento de la Dictadura del Proletariado y de la República Internacional de los Soviets, la completa abolición de las clases y la realización del socialismo, como primer paso a la sociedad comunista” (Estatutos de la Internacional Comunista)

Pero el destino de esta internacional seria sellado por el sangriento Stalin y su nefasta teoría de construcción del socialismo en un solo país, sus errores garrafales, que permitieron que el Nazismo llegara al poder en Alemania y sobre todo, su política de estatus quo con las potencias imperialistas en la post guerra, llevaron a la disolución de la internacional comunista.

Desde la primera Internacional de Marx, hasta la Cuarta Internacional de Trotsky, la finalidad siempre fue la misma, organizar a los trabajadores del mundo para luchar contra su peor enemigo, el capitalismo. En este marco, el resto de las intencionales sucumbieron en su intento, solo ha sobrevivido y muy fragmentada, la Internacional que fundó Trotsky en 1938, pero aún en las condiciones mas adversas, esta internacional de Trotsky, es la única que a la fecha se considera marxista revolucionaria. El ¿Por qué? de este fenómeno, lo encontraremos en la epopeya de su fundación y la odisea que tuvo que pasar Trotsky para legar a las nuevas generaciones su experiencia y su teoría revolucionaria.

La Oposición de Izquierda.

La génesis de la cuarta internacional lo encontramos en la lucha que libró Trotsky contra la degeneración burocrática del Estado Soviético. Esta organización, que nunca esperaba constituirse en una Internacional, fue fundada en 1923 y sus bases están sentadas en la lucha contra el creciente poder de los administradores del partido, a los que Trotsky denominó “burócratas”, de la cual, su más firme impresión seria Josep Stalin. Para 1923, el primer estado soviético estaba en una encrucijada, el gran líder del partido bolchevique Lenin se encontraba postrado en su cama producto de una enfermedad que lo llevaría a la muerte. En sus últimos días, Lenin preparaba su lucha contra Stalin, quien estaba obteniendo mas poder a lo interno del partido bolchevique. El testamento de Lenin confirma esta posición, dicho documento recomienda la destitución de Stalin de su puesto de secretario general y la inserción de más elementos destacados del movimiento obrero al Comité Central. Es precisamente, cuando Lenin decide atacar a Stalin, que su enfermedad lo lleva a la muerte.

Tras la muerte de Lenin, Trotsky es el encargado de encabezar la lucha contra Stalin y su camarilla, en ese momento integrada por antiguos bolcheviques como Zinoviev y Kamenev llamados la Trioka. El arraigue de la burocracia en el poder, responde a ciertos factores económicos importantes y la miseria imperante en la U.R.S.S luego del término de la guerra civil. En 1921 se había implementado la NEP, siglas de la nueva política económica, en la cual el Estado Obrero, incentivaba la producción individual del campesino, para reestablecer los lazos comerciales entre las ciudades y el campo, destruidas durante la guerra civil. Este retroceso a las formas capitalistas de producción tendrían consecuencias funestas, crearían nuevos terratenientes llamados Kulak.

La NEP, trajo consigo problemas económicos y de repente comenzó a escasear productos agrícolas en las ciudades. Trotsky analiza este proceso y dice: “Las relaciones mutuas que existen en nuestro país entre la clase obrera y el campesinado se basan en último análisis sobre las relaciones mutuas entre la industria y la agricultura. En última instancia, la clase obrera puede mantener y fortalecer su rol dirigente, no mediante el aparato del Estado o el ejército, sino por medio de la industria que da origen al proletariado (...) Sólo en la medida en que la industria haga progresos reales y que la industria pesada -que constituye la única base firme para la dictadura proletaria- se recupere, y en la medida en que el trabajo de electrificación sea completado, será posible, y en verdad inevitable, alterar la importancia relativa en nuestra vida económica de la agricultura y la industria y desplazar el centro de gravedad desde la primera a la segunda (...) Cuánto tiempo durará el período de la importancia predominante de la economía campesina en el sistema económico de nuestra federación dependerá no sólo de nuestro progreso económico interno (...) sino también del proceso de desarrollo que tiene lugar más allá de las fronteras de Rusia, esto es, sobre todo de los caminos que tome la revolución en Occidente y Oriente. El derrocamiento de la burguesía en cualquiera de los países capitalistas más avanzados rápidamente imprimiría su marca al ritmo del conjunto de nuestro desarrollo económico, ya que multiplicaría de inmediato los recursos técnicos y materiales para la construcción socialista” (Trotsky, Naturaleza y Dinámica del capitalismo y la economía de Transición)

Trotsky sabía que la NEP, era solo una ventana que se habría al capitalismo, por ende, la única forma de evitar este retroceso, era a través de la industrialización de Rusia. Este proceso debía estar acompañado de un plan quinquenal que distribuyera los recursos para industrializar la producción. A este peligro inminente, la Trioka cerro los ojos aduciendo que no existía, al mismo tiempo, habrían una campaña abierta para desprestigiar a Trotsky dejándolo aislado del partido. Para el 8 de Octubre de 1923 Trotsky afirmaría: “La burocratización del aparato partidario ha alcanzado proporciones inauditas a través de la aplicación de los métodos de selección secretarial” (www.pst.ar) dos días después 46 destacado bolchevique de la guerra civil firmaron una resolución con los mismos términos plateados por Trotsky. A la Trioka no le queda más que prometer la democracia interna en el partido y arrecia la campaña contra Trotsky. A pesar de constituirse como organismo de oposición en la Unión Soviética, la oposición de izquierda lucha porque triunfen las revoluciones el resto del globo. Es más, en 1923 cuando esta en proceso de ascenso la revolución en Alemania, el mismo Trosky se ofrece para dirigir la insurrección, pero bloqueado por Stalin y Zinoviev, quines no aceptan su viaje aduciendo que Rusia no podían prescindir de los servicios de Trotsky.

Al pasar los años,k este movimiento va analizando y luchando por el rescate del comunismo internacionalmente. Se analizan los acontecimientos y se cuestiona la dirección de la tercera internacional en los procesos revolucionarios del mundo. Casos como el la supeditación del PC chino al Komintang.

El caso chino ayuda a propagar internacionalmente las ideas de la oposición de izquierda, para ese entonces Stalin había establecido una alianza con la derecha del partido liderada por Bujarin. Kamenev y Zinoviev se dan cuanta de su error e ingresan a la Oposición de Izquierda que ahora llevaría el apéndice de Oposición de Izquierda Unificada. Ya en 1927, por toda Rusia la oposición escribe panfletos y distribuya su propaganda, Dogard obrero ruso describe una de estas reuniones: “la reunión de la oposición mas agitada tuvo lugar en octubre de 1927 en el instituto técnico superior de Barman. Llegamos con anticipación ya que sabíamos que Trotsky iba a tomar la palabra. Pero la sala ya estaba llena. Yo había llevado unos compañeros de otras imprentas, todos miembros del partido. Hacia seis horas habían llegado Trotsky y Kamenev. Tras una breve introducción, kamenev pasó la palabra a Trotsky. Éramos unos 2,000 escuchándole, sentados apretados, codo con codo. Trotsky llevaba poco menos de una hora hablando cuando quiso entrar un comando estalinista (…) después cortó la electricidad, los participantes usaron velas. Trotsky acabo su discurso a la luz de las velas. ¡Saltaban chispas¡ Los muros temblaban ante los “hurra” de aplausos (El trotskismo y los trotskistas-Jean Jacques Marie). Para Octubre de 1927 Stalin expulsa a Trotsky y Zinoviev del partido. En el XV congreso del PC, se expulsan a 75 militantes de la oposición de izquierda del partido y Zinoviev y Kamenev se pasan del lado de Stalin.

En ese contexto, cerca de 600 estudiantes chinos del PC, son enviados a la universidad de Sun Yat Sen, algunos de ellos participaron en movilizaciones de la oposición de izquierda y se dedican a estudiar las posiciones de Trotsky, así el grupo crece poco a poco hasta y algunos regresan a China donde se establecen como grupo opositor. En el invierno de 1928 la GPU captura cerca de 200 estudiantes de este círculo y los exilia a Siberia para jamás regresar a su país.

Ese mismo año se celebra en Moscú el sexto congreso de la tercera internacional, Trotsky manda desde Ata un documento criticando el documento oficial de la internacional. Por esas casualidades, el documento fue traducido y enviado al congreso en donde un dirigente comunista norteamericano James Cannon leyó el documento, guardó silencio y lo llevo a Estados Unidos. Allí Cannon lo discute con otros dirigentes como Max Schacchtman y Martín Abern para que en diciembre de 1929 ser expulsados del PC norteamericano. Esa expulsión sentarían las bases del Socialist Workers Party, la organización de la IV internacional que seria más numerosa y prolífera por mucho tiempo.

La oposición de Izquierda Internacional

Después de este proceso embrionario, en el que las críticas hacia la dirección burocrática del Stalismo, van creando un pequeño grupo internacional favorable a las posiciones del fundador del ejército rojo. Éste se decide a formar un grupo de que sería una fracción dentro de la internacional, a la que considera todavía salvable. Por ende, Trotsky escribiría: “La Oposición de Izquierda se considera una fracción del comunismo internacional y actúa como tal. La ruptura actual no existiría si el aparato de la Comintern no dependiera totalmente de la dirección de Stalin, que se guía sobre todo por los intereses de la burocracia centrista y se ha comprometido teórica y políticamente. El criminal trabajo del aparato dejó a la Oposición fuera del marco formal de la Internacional Comunista. Pero la Oposición se siente indisolublemen­te ligada a los pocos cientos de miles de revolucionarios que permanecen en la estructura formal de la Comin­tern. El objetivo de la Oposición es dar nueva vida a la Internacional Comunista sobre la base de los principios leninistas” (León Trotsky, las tareas de la oposición)

El 6 de abril de 1930, tuvo lugar en París una Conferencia preliminar de la OII que mostraba su crecimiento y ampliación y reunió delegaciones de Francia, Estados Unidos, Alemania, Bélgica, España, Checoslovaquia, Hungría y la adhesión de dos grupos de Austria.

El grupo ruso, la sección más numerosa, desde el exilio en Sibéria envió una declaración encabezada con las fimas de Rakovsky, Kossior, Mouralov y Kasparova, expresando su apoyo. En tanto, los grupos de China, México, Argentina y Grecia no participaron por razones de distancia pero apoyaron sus resoluciones. Poco antes, Stalin ejecutaba el primer asesinato a un militante, Jacob Blumkin, por su adhesión a la oposición y a raíz de su visita a Trotsky. Blumkin fue social-revolucionario de izquierda que participó en 1918 en una insurrección eserista contra al gobierno soviético, posteriormente, fue ganado por Trotsky, se hizo comunista y funcionario de la GPU y durante un tiempo fue su secretario.

La Oposición de Izquierda internacional continuaría siendo un grupo vinculado a la tercera internacional, intentando salvarla de la putrefacción del Stalinismo. Así es que la Preconferencia internacional de la Oposición de Izquierda Internacional se llevó a cabo en París, del 4 al 8 de febrero de 1933. El programa, tomaba como base, el espíritu de las resoluciones de los 4 primeros congresos de la IC e, incluía entre los más importantes puntos, las lecciones de la revolución China, del PC del Comité Anglo-Ruso y el rechazo de la política del PC en Alemania. Así como, el reconocimiento del carácter internacional y, por tanto, permanente de la revolución proletaria, y el rechazo a la teoría del socialismo en un solo país. El reconocimiento del Estado soviético como Estado obrero, a pesar de la creciente degeneración del régimen burocrático, la obligación incondicional de defenderlo frente al imperialismo y a la contrarrevolución interna.

El triunfo del Nazismo.

La posición de la Oposición de Izquierda Internacional no varía sino hasta 1933, cuando la política reaccionaria del Stalinismo lleva a la peor derrota en la historia del movimiento obrero mundial. Ya para aquel entonces, Stalin y la socialdemocracia habían abandonado los principios del marxismo, para transformarse la cola de la burguesía mundial permitiendo el triunfo del Nazismo en Alemania. Después del acceso de Hitler al poder, Trotsky consideró que la Tercera Internacional estaba tan en bancarrota como la Segunda. Los trabajadores alemanes no estaban, como pretendía el especioso argumento de la Komintern, "en vísperas de grandes batallas"; ya habían sufrido una terrible derrota.

Antes del triunfo de Hitler, Trotsky reflexionaría: “Para intentar encontrar una salida, la burguesía debe librarse definitivamente de la presión de las organizaciones obreras, debe barrerlas, aniquilarlas, dispersarlas (…) Aquí comienza la misión histórica del fascismo (…) El fascismo no es solamente un sistema de represión, violencia y terror policíaco. El fascismo, es un sistema particular de Estado basado en la extirpación de todos los elementos de la democracia proletaria en la sociedad burguesa (…) mantener a toda la clase en una situación de atomización forzada” (León Trotsky, La Lucha contra el fascismo en Alemania.) Para hacerle frente a este gran peligro, Trotsky planteaba la unidad de acción entro los partidos obreros, entre el partido comunista y socialdemócrata: “La política de frente único de los obreros contra el fascismo se desprende de toda la situación. Ofrece al partido comunista enormes posibilidades. Pero la condición del éxito estriba en el abandono de la práctica y la teoría del socialfascismo…” (Ídem) si esto no pasaba: “La concentración compulsiva de todas las fuerzas y recursos del pueblo en interés del imperialismo -la verdadera misión histórica de la dictadura fascista- significa la preparación para la guerra y esta tarea no tolera ninguna resistencia interna y conduce a una posterior concentración mecánica de poder. El fascismo no puede ser reformado ni apartado del servicio. Sólo puede ser derrocado. La órbita política del régimen descansa en la alternativa: guerra o revolución” (Trotsky León, Guerra y Revolución)

Desgraciadamente, la orientación del Kominter fue que los socialdemócratas eran nazistas, por ende, aliarse con ellos era aliarse con Hitler. Esta política tan atroz de Stalin, llevo a Trotsky y la Oposición de Izquierda Internacional a Reflexionar: “La socialdemocracia, el principal representante hoy del régimen parlamentario burgués, se basa en los obreros. El fascismo se basa en la pequeña burguesía. La socialdemocracia no puede tener influencia sin las organizaciones obreras de masas. El fascismo no puede instaurar su poder sino una vez destruidas las organizaciones obreras. El Parlamento es la arena principal de la socialdemocracia. El sistema fascista se basa en la destrucción del parlamentarismo” (Ìdem)

La construcción de una nueva Internacional.

De esta manera, Alemania no sólo había decidido el futuro del PCA sino también de la tercera internacional. A partir de ese momento, la Oposición de Izquierda dejaba de ser fracción de la IC, sus secciones pasaban a constituir embriones de nuevos partidos para preparar la construcción de una nueva Internacional, la Cuarta. Por ende, Trotsky declaraba: “la dirección de Moscú no sólo proclamó como infalible la política que garantizó el triunfo de Hitler, sino que también prohibió toda discusión de lo ocurrido. Y esta prohibición vergonzosa no fue ni violada ni echada abajo”. (León Trotsky, La Lucha contra el fascismo en Alemania) Trotsky continuaba: “Hay que decirlo claramente, llanamente, abiertamente, el estalinismo ha tenido en Alemania su 4 de agosto. En adelante, los obreros avanzados sólo hablarán del período de la dominación de la burocracia estalinista con un ardiente sentido de vergüenza, con palabras de odio y maldición. El Partido Comunista alemán oficial está sentenciado. De ahora en adelante, sólo se descompondrá, se desmoronará y se deshará en el vacío. El comunismo alemán sólo puede renacer sobre una nueva base y con una nueva dirección (…) El proletariado alemán se levantará de nuevo, el estalinismo, jamás. Bajo los terribles golpes del enemigo, los obreros avanzados alemanes tendrán que construir un nuevo partido. Los bolcheviques-leninistas dedicarán todas sus fuerzas a esta labor” (Ídem)

Después de esta terrible derrota, comienza un periodo crudo, en el cual los grupos que intentaron luchar contra el estalinismo eran perseguidos, acusados de traidores y exterminados. Del 29 al 31 de Julio de 1936, se celebra en Ginebra, la primera conferencia por la IV Internacional. La conferencia estuvo muy mal preparada, y las tesis que se discutieron fueron escritas apresuradamente por Trotsky, entonces exiliado en Noruega, lo que hizo que la discusión fuese muy pobre. Esta conferencia decidió fundar la IV internacional, se eligió un Consejo General, un Buró Internacional de 11 miembros y un Secretariado Internacional.

En1936 inician una seria de juicios que se denominaron como los Juicios de Moscú, esta obra ridícula y dantesca programada a tres telones (1936, 1937 y 1938) enjuicio a toda la generación de revolucionarios que habían sobrevivido la revolución. En dichos juicios el principal acusado de terrorismo, agente imperialista y otros apelativos era Trotsky. Este período se caracteriza por la búsqueda de lazos con organizaciones y militantes en ruptura con el estalinismo y la socialdemocracia, sobre la base de acuerdos sobre principios básicos. Pero también se ve recorrido por el combate contra el centrismo.

El congreso de fundación.

El congreso de fundación se celebró en un contexto completamente adverso, sobre el mundo se cierne la sombra del Nazismo y la II guerra mundial es inminente. Los grupos de la oposición de Izquierda en la Unión Soviética han sido cazados y perseguidos hasta la extinción. Por otro lado no se han producido muchos avances en la construcción de partidos. La llegada de la guerra fuerza un poco los plazos, ya que la mayoría de los revolucionarios no quieren repetir lo sucedido en la primera mundial, cuando sólo se constituyó una nueva internacional tras el final de la contienda.

Por eso, Trotsky insiste en la necesidad de proclamar la nueva internacional, y el Secretariado Internacional acuerda la celebración de una nueva conferencia. Trotsky mantiene abundantes discusiones con un grupo de dirigentes del SWP. En estas discusiones, Cannon se pronuncia por la proclamación de una nueva internacional, y Trotsky se muestra de acuerdo con ellos. Ambos se plantean que los años de maniobras y concesiones a los centristas han acabado, y que la Internacional debe discutir con ellos como entes ajenos a ella. Un pequeño número de militantes no está de acuerdo y rompen.

La conferencia de fundación, se celebra en París en septiembre de 1938, participan 22 representantes de 11 países, que decidieron luchar por la construcción de una nueva organización revolucionaria mundial. 19 delegados votaron por la constitución de la internacional, en tanto que los dos delegados polacos y uno francés votaron en contra. Claro esta, que esta conferencia se vio ennegrecida por la ausencia de Trotsky en el exilio, y por el asesinato de León Sedov en circunstancias siniestras.

Importancia de la fundación de la IV Internacional

Desde su fundación la IV internacional nace con males congénitos, en palabras de Moreno: “Trotsky inició, entonces, el segundo intento de formar una dirección revolucionaria internacional en condiciones diametralmente opuestas a las del primero. Mientras la Tercera había sido alumbrada por el más grande triunfo de la revolución mundial, la Cuarta lo era por sus peores derrotas. Nacía, por lo tanto, extremadamente débil, marchando contra la corriente.” (Nahuel Moreno- Necesidad de construir una dirección y una organización internacionales) Sin embargo, continúa Moreno: Es necesario precisar que en esos momentos su debilidad era relativa y no absoluta, como lo sería después de la muerte de Trotsky. Tenía un elemento decisivo muy fuerte; a saber, su dirección, Trotsky. La IV Internacional contaba en sus primeros pasos con una dirección que había pasado por la experiencia revolucionaria más vasta y completa de la historia. Trotsky estuvo entre quienes encabezaron la revolución de 1905 y junto a Lenin formó la dirección que tomó el poder en 1917 y fundó y dirigió la III Internacional. (Ídem)

Sin embargo esa fortaleza que significaba la experiencia revolucionaria de Trotsky, fue el talón de Aquiles de la IV internacional, en 1940 un agente de la GPU asesina a Trotsky, lo que significó: “el golpe político más grande sufrido por la IV Internacional. Fue de consecuencias cualitativas: perdió su dirección experimentada” (…) “si él (Trotsky) aportaba medio siglo de experiencia en los principales puestos de comando de la revolución mundial, su ausencia significó para la Cuarta medio siglo de retroceso. Desde su asesinato, la Cuarta volvió a partir, pero casi desde cero. Su debilidad relativa, se trasformaba en debilidad absoluta. De una organización internacional extremadamente débil pero con una colosal dirección, la Cuarta pasaba a ser extremadamente débil a todo nivel, de la altura a la base. (Ídem)

Sin embargo, a pesar de estas debilidades, el siglo pasado demostró qué, este puñado de revolucionarios tenían razón al realizar una intentona tan heroica en medio de las peores circunstancias. Desgraciadamente, el Estalinismo llevo a la catástrofe la revolución de Octubre, retrocediendo al mundo a la miseria capitalista. Como aquel septiembre de 1938, para los revolucionarios del mundo, la tarea continua siendo la misma, construir partidos revolucionarios que luchen contra el hambre marginación y expoliación que el capitalismo somete a la humanidad. Como decía Nahuel Moreno: “La necesidad absoluta objetiva de la revolución socialista mundial se concreta, se encarna en la necesidad absoluta subjetiva de una dirección revolucionaria -?no burocrática-- internacional.” (Ídem)

“Queridos amigos, el nuestro no es un partido como cualquier otro. Nuestra ambición no se limita a tener más miembros, más periódicos, más dinero, más diputados... Todo eso es necesario, pero no es más que un medio. Nuestro objetivo es la total liberación material y espiritual de los trabajadores y los explotados a través de la revolución socialista. Nadie, excepto nosotros, podrá guiarla y dirigirla. Las antiguas Internacionales: la Segunda, la Tercera, la de Ámsterdam y podemos agregar también el Buró de Londres están completamente podridas. Los grandes eventos que se precipitan sobre la humanidad no dejarán piedra sobre piedra, de estas organizaciones que aún hoy sobreviven.” (…) “Sólo la Cuarta Internacional puede mirar al futuro con confianza. ¡Es el partido internacional de la Revolución Socialista! Jamás hubo una tarea tan importante. Sobre cada uno de nosotros pesa una tremenda responsabilidad histórica.” (León Trotsky, discurso grabado para la conferencia de fundación de la IV Internacional)

Share

Comentarios potenciados por CComment