07042022Lun
Last updateSáb, 02 Jul 2022 6pm

HISTORIA.- 30 de mayo de 1961: ajusticiamiento del dictador Rafael Leónidas Trujillo

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por Nassar Echeverria

En la víspera de la primera guerra mundial (1914-1918) Estados Unidos afianzó su control militar sobre el conjunto de América y sobre el Caribe, considerado su mar interior. En 1909 Estados Unidos intervino en la guerra civil nicaragüense, derrocando al presidente Jose Santos Zelaya. En 1914 intervino en la guerra civil en México, desembarcando por el puerto de Veracruz. En 1915 se produjo la invasión militar norteamericana sobre Haití.

Consecuencias de la primera invasión yanque

En 1912 estalló una guerra civil, conocida como “guerra de los quíquises” y después de un periodo de inestabilidad política, el presidente norteamericano, Woodrow Wilson, impuso una negociación entre los bandos en conflicto, que dio como resultado la renuncia de José Bordas Valdez, como presidente provisional que había sido nombrado por el Congreso, siendo sustituido por Ramón Báez. En diciembre del 1914 se realizaron elecciones saliendo electo Juan Isidro Jimenes como nuevo presidente.

La crisis económica y la primera guerra mundial trajeron enormes dificultades a Republica Dominicana, país que dependía de la producción de azúcar. En 1915, William Bryan, Secretario de Estado de los Estados Unidos, bajo el pretexto de sanear las finanzas públicas de Republica Dominicana para garantizar el pago de la deuda externa, impuso condiciones onerosas: las rentas nacionales fueron cobradas por la Receptoría General de Aduanas; el Superintendente de Hacienda era un ciudadano norteamericano nombrado por Estados Unidos, quien controlaría los gastos del presupuesto nacional: el ejército nacional fue suprimido, creándose una fuerza “constabulary” bajo el mando de un oficial de Estados Unidos, etc.

El  13 de mayo de 1916 desembarcaron las primeras tropas norteamericanas al mando del contraalmirante William Banks Caperton, Comandante de la Flota del Atlántico, quien impuso un ultimátum a las fuerzas nacionalistas rebeldes, y amenazó con bombardear Santo Domingo. Así comenzó la primera invasión militar norteamericana contra Republica Dominicana.

La dictadura de Leónidas Trujillo es una consecuencia directa de la primera intervención militar norteamericana sobre Republica Dominicana (1916-1924).

El ascenso meteórico del soldado Leónidas Trujillo

El Almirante H. S. Knapp, gobernador militar de Santo Domingo, mediante la Orden Ejecutiva Número 47, creo la Guardia Nacional Dominicana (G.N.D.) el 14 de mayo de 1917.

Con apenas 25 años de edad, Trujillo se alistó como soldado de las fuerzas militares de ocupación. En 1918 ingresó a la Escuela de Oficiales en Haina, en las afueras de Santo Domingo, dirigida por el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. En 1923 ya era oficial en el Cuartel Genera y en 1924, cuando las tropas norteamericanas se retiraron, dejando montada a la Guardia Nacional como ejercito títere, Trujillo ya era capitán. Tuvo un ascenso meteórico. Bajo el gobierno de Horacio Vázquez (1924 – 1930) Trujillo ascendió a jefe de la Guardia Nacional, y a partir de esa posición comenzó a amasar poder y una enorme fortuna

Insurrección y elecciones de 1930

En 1930 estalló en Santiago una insurrección contra el presidente Horacio Vásquez. Trujillo recibió la orden de someter la rebelión, pero cuando los amotinados llegaron a Santo Domingo, el 26 de febrero, no hubo represión. Trujillo se montó en el levantamiento para obligar al presidente Vásquez a renunciar y allanarle el camino al poder

Trujillo se presentó a las elecciones de 1930 siendo el jefe de la GND. En la campaña electoral, Trujillo utilizo fuerzas paramilitares para aterrorizar a la oposición, la que se retiró de la contienda. La Junta Central Electoral anuló las elecciones, pero Trujillo logró imponerse, siendo declarado vencedor el 24 de mayo de 1930 y asumió la presidencia el 16 de agosto.

El inicio de la dictadura

La dictadura de Trujillo se inaugura y se consolida en medio del crack financiero mundial, manejando el país y la economía con mano de hierro. En octubre de 1931, Trujillo promulgó la Ley de Emergencias, aplicó un riguroso plan de ajuste, reduciendo los gastos del Estado, despidiendo empleados y bajando los salarios, pero al mismo tiempo suspendió el pago por concepto de amortización de la deuda externa con Estados Unidos.

La masacre de Perejil

La crisis económica obligó a decenas de miles de haitianos a cruzar la frontera y buscar trabajo en República Dominicana. En 1937, Trujillo ordenó a la GDN matar todos los haitianos, con el pretexto que les quitaban el empleo a los dominicanos. Alrededor de 20,000 haitianos fueron asesinados, en lo que se conoció como la masacre de Perejil, que, por cierto, no es un lugar específico.

La dictadura de Trujillo apresaba a los sospechosos de nacionalidad haitiana, y les obligaba a pronuncia la palabra “perejil”, quienes por su lengua francesa tenían dificultades para pronunciar la letra “r”.

Los títeres del Trujillismo

Jacinto Bienvenido Peynado, quien había sido vicepresidente en el periodo 1934-1938, asumió la presidencia ese año, en sustitución de Trujilllo. Fue un cambio de gobierno formal, porque en el fondo el país era controlado por el dictador Trujillo. Peynado falleció en 1940, siendo sustituido por Manuel de Jesús Troncoso, quien termino el periodo presidencial.

En 1942, en plena segunda guerra mundial, gozando del apoyo de Estados Unidos, Trujillo volvió a asumir la presidencia, con dos periodos presidenciales continuos (1942-1952). En el periodo 1952- 1960 asumió la presidencia su hermano, Héctor Bienvenido Trujillo, siendo vicepresidente Joaquín Balaguer. Por la presión internacional, Héctor Trujillo renuncio en 1960, asumiendo la presidencia Balaguer hasta el año 1962.

Durante mas de 35 años, Trujillo fue el jefe supremo de la GND. Su poder personal reflejaba el poder de la casta militar que surgió de la primera invasión norteamericana (1916-1924), y que logró establecer acuerdos sustanciales con la oligarquía dominicana creando un régimen político dictatorial, apoyado por Estados Unidos. Aunque Trujillo entregó la presidencia a sus títeres, siguió siendo el poder tras la silla presidencial.

Las tropelías internacionales de Trujillo

A la dictadura de Trujillo se le achacan 50.000 muertos. Pero Trujillo no solo reprimía brutalmente a las masas dominicanas, sino que también jugaba un rol contrarrevolucionario en la región.

Rómulo Betancourt, presidente de Venezuela, sufrió varios atentados organizados por Trujillo, después que aquel denunciara a la dictadura dominicana en una cumbre de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1948.

En 1954, Trujillo colaboró activamente, junto con el dictador Anastasio Somoza García, en el derrocamiento del presidente de Guatemala, Jacobo Arbenz. Trujillo dio armas y dinero a Carlos Castillo Armas, quien ocupó la presidencia de Guatemala hasta el 26 de julio de 1957, cuando fue asesinado por un complot organizado por la CIA y el propio Trujillo.

Las causas de la ruptura política entre Castillo Armas y Trujillo, nunca fueron aclaradas, pero probablemente se debió a una lucha de poder al interior de las fuerzas que derrocaron a Arbenz. Trujillo tenía mayor simpatía por el general Miguel Ydigoras Fuentes, quien termino siendo presidente de Guatemala, para el periodo (1958-1963), después del nombramiento y caída de varios presidentes provisionales.

Con el pretexto de organizar el servicio de inteligencia, Trujillo había penetrado el cordón de seguridad de Casillo Armas, por medio de uno de sus agentes más cercanos, el sanguinario Johnny Abbes

El asesinato de Castillo fue ejecutado supuestamente por el soldado Romero Sánchez Vázquez, quien extrañamente se suicidó.

La CIA y la muerte de Trujillo

Debido al triunfo de la revolución cubana en 1959, Estados Unidos impuso en América Latina la reforma de las dictaduras militares y la política de “Alianza para el Progreso”. Por la cercanía con Cuba, estados Unidos le dio especial importancia a las reformas democráticas en República Dominicana, Estados Unidos impulso la reforma de la dictadura de Trujillo, pero este se resistió a los cambios, acelerando los planes para la liquidación del dictador.

Henry Dearborn, encargado de Negocios en la Embajada de Estados Unidos en Santo Domingo, bajo la dictadura de Trujillo, el 7 de abril de 1961, entregó tres fusiles M1 a Lorenzo D. Berry (Wimpys), agente de la CIA en la República Dominicana, para que se los entregara a los conspiradores

No obstante, al fracasar la invasión por Bahía de Cochinos, en Cuba, el 17 de abril de 1961, la CIA intentó detener los planes de eliminación de Trujillo.

El complot

Trujillo era apodado "chapita" por su gusto a las medallas y "el chivo" por su fama de depredador sexual. Una conspiración cívico-militar creo el comando que ajustició a Trujillo.

La noche del 30 de mayo de 1961, Trujillo iba a visitar en secreto a una amante en ciudad de San Cristóbal, viajaba en un Chevrolet Bel Air azul claro, conducido por su chófer. Iba sin la acostumbrada escolta. El comando que lo seguía viajaba en tres autos.

El auto en el que viajaba el general Antonio Imbert, quien fue presidente provisional más tarde, abrió fuego en el momento propicio. Trujillo fue herido, los autos se detuvieron, y este salió de su auto pistola en mano a enfrentar al comando. El general Imbert fue el que le dio el tiro de gracia: “Estaba en el suelo, a pocos metros de él. Apunté mi revólver y disparé dos veces. Una bala le dio en la barbilla. Se cayó de espaldas, debió morir inmediatamente. No se movió más”. El comando se llevó el cadáver de Trujillo.

Fracasa el intento de perpetuar la dinastía

Los planes de los conspiradores eran forma una Junta de Gobierno cívico-militar, pero asumió el poder el vicepresidente Joaquín Balaguer. El hijo del dictador, Rafael Trujillo Martínez (Ramfís), mantuvo la represión, intentó tomar el poder pero la presión de Estados Unidos se concentró en iniciar una apertura democrática, es decir, iniciar la reforma de la dictadura Trujillista.

El 11 de julio de 1961 se constituyó la Unión Cívica Nacional (UCN) como bloque de la oposición burguesa. La lucha por el poder entre la fracción trujillista y la oposición fue intensa. El 19 noviembre de 1961 un grupo de oficiales militares se rebeló contra los Trujillo, siendo apoyados por la oposición y Estados Unidos. La familia Trujillo y sus allegados fueron enviados al exilio. Estados Unidos quería intacto el aparato represivo del trujillismo, pero sin su familia.

El enero de 1962, se instaló el Consejo de Estado, organismo de siete miembros encargados de organizar la transición y preparar las elecciones generales. Estaba presidido por Joaquín Balaguer e integrado por Rafael Filiberto Bonelly, Eduardo Read Barreras, Nicolás Pichardo, Antonio Imbert Barrera, Luis Amiama Tió y monseñor Eliseo Pérez Sánchez.

La maniobra de Estados Unidos aparentemente había tenido éxito, pero el descontento de las masas populares afloró en las manifestaciones de enero de 1962, que originaron un golpe de Estado el 17 de enero y otro contragolpe de Estado al día siguiente. Se instaló una Junta de Gobierno presidida por Rafael Bonelly, dirigente de la UCN. Balaguer fue derrocado y tuvo que irse al exilio.

Bajo el contexto de maniobras desde el poder, en realidad la revolución democrática en República Dominicana estaba comenzando.

Share

Comentarios potenciados por CComment