05082021Sáb
Last updateMar, 04 May 2021 9pm

COSTA RICA: CNE condena el golpe de Estado en Honduras

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Comunicado político N° 14

Condenamos el Golpe de Estado en Honduras

Los sectores dominantes se quitan la careta democrática

Es evidente que los sectores dominantes de América Latina están preocupados por la coyuntura política actual, donde países y gobiernos anteriormente sumisos al imperio hoy están impulsando agendas políticas independientes que los pone  en ruta de colisión con el imperialismo y sus lacayos regionales. Esta profundización de la contradicción política y social en América Latina  pone en guardia a todo el sector dominante local y transnacional que inmerso en una crisis sin precedentes no tendrá reparos para sostener,  como sea, sus intereses hoy amenazados por los gobiernos progresistas que ponen su atención en el bienestar de sus pueblos y no al contrario en el beneficio de unos cuantos.

Empezaron su trabajo en la República Bolivariana de Venezuela cuando en abril del año 2002 promovieron la intentona golpista para traerse al suelo el proyecto político del presidente Hugo Chávez la cual fue derrotada por el pueblo venezolano.

En Bolivia, hace unos meses los sectores dominantes intentaron inclusive dividir ese país para lograr sus propósitos golpistas. No escatimaron esfuerzos de ningún tipo, ordenando inclusive el asesinato de indígenas y del propio presidente Evo Morales, tarea encomendada a un comando de mercenarios extranjeros. Finalmente la movilización popular y la acción internacional lograron neutralizar ese objetivo promovido por los reaccionarios internos y el imperialismo.

Es claro y evidente que, dado el viraje del presidente Manuel Zelaya  a favor de la causa de su pueblo y  de los pueblos latinoamericanos, los sectores oligárquicos y militares internos no permanecerían impasibles y resolvieron darle un golpe de Estado, quitándose su careta democrática.

En Costa Rica, uno de los diarios más influyentes, La Nación S.A., que no quiere entender la nueva realidad política de América Latina y del mundo en general, decidió disparar, sin reparar en las consecuencias políticas, contra los gobiernos de Venezuela y Honduras. La Nación S.A. y los grupos dominantes que ella representa  vienen estimulando una política de provocación y  enfrentamiento con los gobiernos progresistas, especialmente contra el gobierno de Venezuela que en mucho ha venido enfrentado la posición arrogante del imperialismo, en especial la manifestada por el anterior gobierno de Bush.

En el editorial de La  Nación del pasado 13 de junio titulado “Fascismo del Siglo XXI”, alude directamente al gobierno legítimo de Venezuela e insinúa un llamado a su  derrocamiento “si el autoritarismo de Chávez sigue ganando terreno”. Es decir, La Nación S.A. está lanzada abiertamente contra el gobierno constitucional de Hugo Chávez y de paso está comprometiendo a nuestro país en esa irresponsable política de provocación.

En el editorial del 26 de junio, dos días antes del golpe en Honduras,  se lanzó contra el presidente de Manuel Zelaya y de paso se ocupó de llenar de insultos  a Hugo Chávez. La Nación S.A. considera que el llamado del presidente Zelaya a una consulta constituyente es “ilegítima” por cuanto la “Constitución y las leyes” no lo permiten y se hace eco de que el fin justifica los medios, es decir, como el accionar del presidente Zelaya fue cuestionado por las cúpulas del poder político de Honduras y él no desistió pues eso justificaba su salida mediante un golpe de Estado ¿Es esa la democracia que defiende La Nación S.A?

La Comisión Nacional de Enlace hace una condenatoria categórica del golpe de Estado perpetrado en Honduras por los sectores dominantes hondureños. Igual condena a los que abiertamente y de manera permanente desde los medios de comunicación atacan a gobiernos legítimos que se distancian de las posiciones sumisas y le entran de lleno a resolver una de  las principales contradicciones  de los tiempos actuales, actuar a favor de sus pueblos e impedir el saqueo de esos países por parte de las empresas transnacionales y los lacayos internos a su servicio.

Lo que ocurrió en Honduras enseña sobre lo que está dispuesta a hacer la derecha y la oligarquía centroamericana para sostener sus intereses. Los sectores dominantes, la oligarquía y las transnacionales  no dudarán en quebrar como sea cualquier intento de ascenso de los sectores progresistas que hoy propugnan por un profundo cambio político y social en Centroamérica.

La Comisión Nacional de Enlace apoya solidariamente al pueblo progresista de Honduras en cualquiera de las formas de resistencia que adopte contra el golpe de Estado y llama al pueblo de Costa Rica a sumarse a todas las acciones de protesta y cualquiera otra contra el corrupto y vandálico golpe de Estado dado al presidente constitucional Manuel Zelaya.


Comisión Nacional de Enlace

29 junio de 2009

 

 

 

Share

Comentarios potenciados por CComment