12022022Vie
Last updateJue, 01 Dic 2022 8pm

COSTA RICA.- Nacionalización, quiebra forzada y privatización de la banca estatal

Valoración del Usuario: 3 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar InactiveStar Inactive
 

Por José René Tamariz

Actualmente existe una discusión nacional alrededor de la propuesta del presidente de la República, Rodrigo Chaves, de vender dos bancos públicos, BICSA y BCR, así como el 49% de las acciones del Instituto Nacional de Seguros (INS). En la celebración de sus 100 días de gobierno, Chaves, anunció que “Otra acción clave es la venta de activos como Bicsa y el BCR, que nos darán recursos frescos de aproximadamente un 2,8% del PIB, alrededor de ₵1,2 billones que usaremos para reducir la deuda. Pronto presentaremos al Congreso un proyecto de ley en ese sentido”. (La Nación, 25 de agosto de 2022). Más adelante, en cuanto a la venta del INS planteó que “El INS es una de las empresas estatales más sólidas, y también contribuirá en esta lucha, con la apertura del 49% de sus acciones para que los fondos de pensiones del país puedan invertir en ella. Esta es una manera también de ampliar el mercado a estos fondos… Además, esa ampliación accionaria nos daría al menos, otros ₵593.000 millones”. (Ídem). Según el ministro de Hacienda, Nogui Acosta, esos recursos de la venta del 49% del INS sería destinado para la construcción de obras públicas. Más adelante se analizan los problemas y posibles consecuencias sociales y económicas de esa política de privatización de empresas e instituciones públicas.

El Origen de los Bancos Públicos

La nacionalización bancaria en Costa Rica surge y se realiza tras el triunfo político-militar del año 1948 encabezado por José Figueres Ferrer. Al respecto, la escritora Lidiette Brenes, señala que “En una sesión celebrada el sábado 18 de junio de 1948, la Junta Fundadora de la Segunda República tomó la decisión de nacionalizar la banca privada. A la noche siguiente, en un discurso por radio, José Figueres dio a conocer la medida y se refirió, asimismo, al impuesto del 10 por ciento sobre el capital particular. En esa oportunidad ofreció las argumentaciones siguientes:

-los bancos privados trabajan con su propio capital y con el de la ciudadanía en general, lo cual les da un tremendo poder social que, en el siglo veinte, constituye un anacronismo.

-La administración del dinero y el crédito no debe estar en manos particulares, como no lo está la distribución del agua potable ni los servicios de correo. Es al Estado que corresponde esas funciones vitales de la economía.

-El criterio marcadamente comercial, con que los bancos privados han venido operando es conveniente para los accionistas, pero no es el más saludable para un país que necesita desarrollar su agricultura y sus industrias.

-Por motivos de utilidad pública se expropian las acciones de la banca particular y se acuerda que sólo el Estado podrá movilizar, a través de sus instituciones bancarias propias, los depósitos del público

Formalmente, la decisión se amparó al Decreto Ley No 71 del 21 de junio de 1948”. (Brenes, Lidiette: La Nacionalización Bancaria en Costa Rica. Un juicio histórico. San José: FLACSO, 1990).

La expropiación y nacionalización de los bancos privados y el impuesto del 10% al capital fueron unas de las medidas más progresivas que ejecutó la Junta Fundadora de la Segunda República que, posteriormente, permitieron e impulsaron el desarrollo del capitalismo en Costa Rica. Veremos que la intención y política de Rodrigo Chaves de privatizar y desnacionalizar la banca pública van en la dirección contraria a la argumentación planteadas por José Figueres. En el fondo, la venta de los bancos públicos e INS tienen como objetivo fundamental fortalecer, aún más, a los grupos financieros privados o usureros modernos para que aumenten más sus utilidades de uno de los sectores más rentables del país.

¿Reducirá la Deuda Pública la Venta del BCR?

Actualmente “La deuda del Gobierno Central creció en ₵1,64 billones (millones de millones) durante el primer semestre del 2022, con el agravante de que empeoraron los factores de riesgo que hacen al país más vulnerable al tipo de cambio, las tasas de interés y la inflación, advirtió la Contraloría General de la República (CGR)”. (La Nación, 12 de setiembre de 2022). Más adelante ese medio señala que “La deuda salto de ₵27,27 billones registrados en diciembre de 2021 a ₵28,91 billones en julio del presente año. El incremento fue del 6% en solo seis meses…”. (Ídem).  Según Chaves la venta del BCR producirá alrededor de 1.2 billones, entonces con ese monto la deuda quedaría apenas en 27.71 billones. Lo anterior significa que dicha deuda apenas se reduciría en 4,15%. Los datos anteriores reflejan lo absurdo de vender el BCR para supuestamente bajar el monto de la deuda porque, por un lado, el incremento en ₵1,64 billones de la deuda en el primer semestre de 2022, prácticamente, se habría consumido los 1.2 billones que generaría la venta del BCR y todavía se quedaría debiendo y, por otra parte, con la venta del BCR la deuda no tendría una reducción significativa debido a su gran tamaño y crecimiento continuo.

Los Ataques de Chaves Contra el BCR

Recientemente, Rodrigo Chaves, hizo fuertes ataque contra el BCR lo cual demuestra el desprecio que tiene contra los bienes del Estado. Dijo que “Que hay gente que se opone a la venta; obviamente va a haber gente que se opone. Lo que yo creo es que la gran mayoría del pueblo sabe que el Banco de Costa Rica es un banco comercial más, que no le ha dado un solo dividendo en su vida, que no le está dando crédito a las pymes (pequeñas y medianas empresas) y que ha tenido problemas de gobernabilidad y corrupción enormes”. (La Nación, 13 de setiembre de 2022).

Esos ataques al  BCR en el sentido de que es un banco comercial que la gente no recibe ningún dividendo o beneficio de esa institución es falso. El BCR transfiere el 15% de sus utilidades al régimen de invalidez, vejez y muerte (IVM) de la CCSS y de esa manera contribuye con mucha gente pensionada. Respecto a los aportes del BCR al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM)de la CCSS “Jaime Barrantes, gerente de Pensiones de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), administrador del IVM, reconoció que las transferencias efectuadas por el BCR significó en los últimos cinco años, en promedio, el 40% anual de las contribuciones sobre las utilidades de las instituciones públicas”. (La Nación, 10 de setiembre de 2022).

Por otro lado, el BCR también destina un 3 % de sus utilidades a la comisión nacional de emergencia (CNE), organismo encargado de atender las emergencias nacionales, ya sea por inundaciones, terremotos, huracanes, pandemia y otros desastres naturales. Asimismo, le transfiere un 5% sobre las ganancias a la Comisión Nacional de Préstamos para Educación (Conape). De esa forma, el BCR le ayuda a miles de familias.

Por otra parte, es importante señalar y mencionar que BCR como institución financiera pública que le genera muchos beneficios a diversos sectores de la población no es el problema en si mismo, ya que los problemas de “gobernabilidad y corrupción enormes” dentro de la banco son generados y realizados por los altos mandos de la institución que son colocados y puestos por los partidos políticos de turno. A los que se deben atacar por esos problemas son al PLN y al PAC que, en los últimos años, han dirigido al BCR. Entonces, esos ataques de Chaves contra el BCR tienen la clara intención de provocar una devaluación del BCR, antes de su venta, precisamente para rematarlo a cualquier precio.

Hasta la calificadora Fitch Ratings desmiente, sin decirlo, a Rodrigo Chaves al señalar que el BCR “Históricamente, su modelo de negocios ha generado ganancias de baja volatilidad, totalizando un ingreso operativo promedio de cuatro años de $485 millones y relaciones duraderas con clientes tanto en banca mayorista como minorista”. (La Nación, 24 de agosto de 2022).

Los Problemas del Proyecto de Ley de Venta del BCR

El proyecto de venta del BCR es el único proyecto propio del gobierno de Rodrigo Chaves que ha enviado a la Asamblea Legislativa. Dicho proyecto contiene una serie de deficiencias y problemas serios en cuanto a su remate que será encabezado por un reducido grupo de 5 ministros. Veamos uno por uno. Dicho proyecto no plantea cuál o cuáles ministerios o instituciones asumirán las cargas parafiscales que el BCR le transfiere el IVM, a la CNE, a Conape e Infocoop. El proyecto presenta un estudio técnico en donde se determine el valor del BCR para ser vendido, pues, las cifras que ha dado Chaves y el ministro de Hacienda son estimaciones sin sustento técnico especializado. Ese proyecto tampoco señala que destino tendrán los fideicomisos que el BCR dirige y controla.

De último, el proceso de venta y remate del BCR estará en manos y a cargo de un “comité de venta” integrado por cinco ministros a los cuales se le dá demasiado poder de decisión lo cual podría conducir a chorizo en la subasta del banco. 

Por otra parte, la ignorancia, mentiras y cinismo, aunque también hacer las cosas a la brava, son características del gobierno de Rodrigo Chaves. Ahí está el caso mas reciente: él sostiene que la Asamblea Legislativa debe aprobar el truculento proyecto de privatización del BCR con 28 votos, mientras que los diputados dicen que son 38 votos o sea mayoría calificada. Eso refleja que el tipo tiene prisa por vender el BCR. Ya servicios técnicos de la Asamblea Legislativa se pronunció al respecto y señaló que se requieren de 38 votos para aprobar ese proyecto de venta del BCR.

De la Quiebra de los Bancos estatales a la Privatización

Los partidos tradicionales como PLN y el PAC se han encargado de destruir a los bancos públicos. Los bancos que fueron nacionalizados por José Figueres Ferrer, tales como el Banco Anglo Costarricense, el de Crédito Agrícola de Cartago y el Banco de Costa Rica, los dos primeros fueron quebrados por las juntas directivas con empresarios mafiosos y el último, BCR, va a ser subastado por el gobierno de Rodrigo Chaves. Toda las obras de desarrollo económico y social realizada por la Junta Fundadora de la Segunda República ha sido desmontada, desmantelada y destruida por los partidos tradicionales y, más recientemente, por el PAC y, ahora, por Rodrigo Chaves. Es un proceso reacccionario e involutivo de la sociedad costarricense.

La política de quiebra y privatización de los bancos públicos a manos de los partidos políticos y los gobernantes de turno han tenido un claro objetivo: conducir a una mayor concentración de la riqueza en manos del capital privado y, por ende, a una mayor desigualdad de la mayoría de la población costarricense.

¿Cuál Debe Ser la Política Para Reducir la Deuda?

La deuda pública se ha convertido en insostenible en Costa Rica, ya que lejos de disminuir aumenta cada año. Actualmente, esa deuda llega casi al 70% del Producto Interno Bruto (PIB). Entonces, ¿cuál debe ser la política para reducir semejante deuda púbica. Según Thomas Piketty “Por mucho, la solución más sastifactoria para reducir la deuda pública consiste en cobrar un impuesto excepcional sobre el capital privado…”. (El Capital en el Siglo XXI). Nosotros creemos que esa debe ser la salida y posición para llevar a una reducción significativa de esa abultada deuda que tiene Costa Rica, tanto interna como externamente.

Por tanto, debemos oponernos de forma categórica y con la movilización en las calles a la venta del BCR. Asimismo, debemos impulsar esa política de un “impuesto excepcional” al capital privado para pagar la deuda y, con ello, eliminar el congelamiento salarial a perpetuidad que se les ha impuesto a los trabajadores debido a ese endeudamiento y a la regla fiscal.

Share

Comentarios potenciados por CComment