10192021Mar
Last updateVie, 15 Oct 2021 5pm

HONDURAS.- Carta Abierta del PSOCA a la Asamblea Nacional del F.N.R.P.

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

en-resistencia

“Es prematuro discutir tácticas electorales, debemos luchar ya contra los planes de hambre y miseria del gobierno de Pepe Lobo”

Estimados compañeros y compañeras, delegados y delegadas, de la  magna Asamblea del 26 de Febrero:

Reciban un cordial y fraternal saludo revolucionario del Partido Socialista Centroamericano (PSOCA).

El golpe de Estado del 28 de Junio del 2009 es uno de los tantos capítulos de la historia reciente de Honduras y también de Centroamérica. Los intentos del ex presidente Manuel Zelaya por reformar desde las alturas el poder, el antidemocrático y excluyente régimen político bipartidista, fueron frustrados por la oligarquía y los militares que temieron que una simple consulta generara una dinámica revolucionaria.

No obstante, quienes planificaron y ejecutaron el golpe de Estado, jamás pensaron que con sus actos generarían lo que tanto temían: un gigantesco movimiento de masas por la democratización y refundación de Honduras que todavía permanece en pie de lucha.

En ese sentido, la conformación del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) es, hoy por hoy, la conquista organizativa del pueblo hondureño de ese proceso de lucha y resistencia contra el golpe de Estado.

1.- Los golpistas y las elecciones espurias del 2009

Quienes derrocaron al gobierno del presidente Manuel Zelaya concibieron las elecciones de noviembre del año 2009, como el lavatorio del golpe de Estado, como el punto final del proceso por medio de cual la oligarquía y la burguesía mantendrían el control de la situación a través de la instauración de un nuevo gobierno del Partido Nacional. El libreto fue escrito con anterioridad y cumplido a cabalidad.

En aquel momento, a la vez que lavaban la cara al golpe de Estado, el gobierno de Micheletti pretendió dar la imagen de una apertura democrática, autorizando por primera vez la inscripción de la candidatura independiente encabezada por el compañero Carlos H. Reyes.

No obstante, como quedó demostrado, la esencia antidemocrática del régimen político, la represión, los asesinatos selectivos, impedían realizar cualquier actividad electoral, ya que en el fondo los golpistas temían profundamente que el movimiento de masas en resistencia contra el golpe de Estado se expresara en el campo electoral y arruinara los planes preconcebidos.

2.- La misión de Porfirio Lobo

Aunque no cabe la menor duda que el gobierno de Porfirio Lobo es una continuidad del golpe de Estado, en el último periodo éste se ha visto forzado a guardar distancia de manera pública en relación con los golpistas, adoptando un programa de reformas políticas desde el poder y un moderado discurso por la “reconciliación nacional” con el objetivo de adormecer a las masas en Resistencia, sustrayendo a la clase media de una alianza con el movimiento obrero y popular.  Lobo ha llegado al extremo de retomar aspectos del discurso transformador de la Resistencia, impulsando la reforma del artículo 5 de la Constitución, arrebatándonos la bandera de la consulta popular.

Al impulsar la reforma constitucional, el Partido Nacional en el poder no piensa en consultar al pueblo sobre los temas que le interesan, sino en cómo prolongar el periodo presidencial de sus líderes. Porfirio Lobo tiene la estratégica tarea de normalizar la situación política, derrotando pacíficamente a las masas en Resistencia, desmoralizándolas, evitando que salgan a las calles a luchar, enviándolas a procesos electorales amañados y antidemocráticos. Si no comprendemos cuales son las verdaderas intenciones del gobierno de Porfirio Lobo, y cuál es su principal misión en este momento, corremos el riesgo de adoptar una estrategia política equivocada que puede ser desastrosa para el FNRP.

3.- La trampa de procesos electorales antidemocráticos

Desde hace algunos meses, algunos sectores dentro del FNRP, vienen promoviendo, a veces de forma solapada y otras de manera franca y abierta, la intención de insertar al FNRP dentro del próximo proceso electoral a realizarse en el año 2013; a  través de la formación de un Frente Amplio Electoral.

De manera prematura, dos años antes de la realización de las próximas elecciones presidenciales, estos sectores dentro del FNRP están proponiendo alianzas electorales, y con ello ya cayeron en la trampa hábilmente tejida por los golpistas y sus continuadores.

Lo prioritario, en la actualidad, debe ser la lucha frontal contra el gobierno de Porfirio Lobo que está arrancando conquistas importantes de la clase trabajadora, como es la desindexación salarial, la suspensión de los diferentes Estatutos principalmente el de los docentes, el ridículo aumento al salario mínimo en el 2010 y el que aun no aprueban en el 2011, la aprobación de la Ley de Trabajo Temporal, etc.

4.- ¿Que es el Frente Amplio Electoral?

Esta política de conformar un Frente Amplio Electoral, es decir, de establecer una alianza con sectores burgueses o empresariales, es totalmente equivocada y promueve una innecesaria división dentro del FNRP, algo que anhela la oligarquía y la burguesía hondureña.

Entonces hay tres aspectos que debemos aclarar. El primero es que, al momento de realizar las elecciones, cualquier fuerza política procura ganar la mayor cantidad de votos. Entonces el término “Frente Amplio” es un subterfugio para promover alianzas con sectores empresariales, especialmente con los llamados “liberales en resistencia”. Con los “liberales en resistencia” se hizo una alianza como unidad de acción contra el golpe de Estado que fue muy correcta en su momento, pero cuando la situación política ha cambiado, y cuando las intenciones del gobierno de Porfirio Lobo son meter al FNRP en una trampa electoral, estos compañeros de viaje se transforman en agentes de la política del gobierno dentro del FNRP.

En segundo lugar, como hemos expresado anteriormente, es muy prematuro hablar de elecciones a dos años de realización de las mismas, cuando el gobierno de Porfirio Lobo está desarrollando una brutal ofensiva contra los trabajadores y el pueblo. Lo prioritario en esta etapa debe ser la lucha contra los planes de austeridad y defender las conquistas laborales de los trabajadores.

El FNRP debe ponerse a la cabeza de las luchas contra el aumento constante de los combustibles y la canasta básica, contra el aumento estrepitoso en las tarifas de la energía eléctrica, defendernos del ataque directo a los estatutos universitarios, del médico y la enfermera, y luchar por la aprobación de un nuevo salario mínimo acorde con los índices de inflación.

En tercer lugar, el régimen político sigue siendo antidemocrático y excluyente, como siempre lo ha sido, a pesar de las reformas constitucionales y el maquillaje “democrático”. Lo prioritario debe ser, entonces, la lucha por la democratización del sistema político, la misma lucha que emprendió el ex presidente Zelaya y motivo por el cual fue derrocado.

5. Condiciones mínimas de cualquier proceso electoral

Participar en un  proceso electoral de forma automática, confiere reconocimiento y legitimidad política al gobierno de Porfirio Lobo, dado que se concedería credibilidad a las actuales instituciones. Este “reconocimiento” implícito nos parece descabellado, basta recordar el rol del actual Presidente dentro de la coyuntura del golpe, no olvidemos que junto a su bancada propiciaron el golpe de Estado a Manuel Zelaya Rosales, reconoció el gobierno espurio de Roberto Michelletti  y jamás se pronunció en contra de la violación profunda de los derechos humanos, asesinatos selectivos y golpizas constantes contra los miembros de la Resistencia.

De todas formas, lo único positivo que ha traído esta discusión sobre el Frente Amplio Electoral, es plantear hasta dónde los revolucionarios podemos participar en procesos electorales. El Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) quiere dejar sentada su posición: bajo condiciones mínimas democráticas, los socialistas centroamericanos siempre tratamos de aprovechar cualquier proceso electoral para agrupar y movilizar a las masas trabajadoras, bajo un programa revolucionario, transformador.

Durante el proceso electoral del año 2009, por ejemplo, fuimos de los primeros en plantear el boicot electoral porque las elecciones servían para lavarle la cara al golpe de Estado y porque no habían condiciones democráticas para participar en elecciones. Lo anterior no significa que siempre promoveremos la abstención o el boicot electoral.

La participación del FNRP en las próximas elecciones del 2013  debe estar sujeta a las condiciones políticas cercanas a ese momento. En las actuales condiciones de Honduras, lo primero que debemos discutir es como luchar contra el plan de austeridad del gobierno de Porfirio Lobo, y después si existen condiciones mínimas democráticas para participar en elecciones.

El gobierno de Porfirio Lobo se anotaría un enorme triunfo si en esta Asamblea del 26 de Febrero, la mayoría de los delegados decide participar desde ya, a ojos cerrados, en un proceso electoral, sin haber discutido ni siquiera las condiciones democráticas del mismo.

Si el FNRP acepta estas condiciones impuestas por el gobierno continuador del golpe de Estado, trasladaríamos la decisiva lucha por la democratización y refundación de Honduras, al terreno donde ellos nos llevarían ventaja.

6. La lucha por la instauración de una Asamblea Nacional Constituyente

Sabemos que tarde o temprano la lucha por derogar la reaccionaria Constitución de 1982, que instauró el actual régimen antidemocrático y excluyente, basado en el bipartidismo, se librará en el terreno electoral. Pero también sabemos, por la experiencia histórica, que si el FNRP abandona la lucha cotidiana por la defensa de las conquistas sociales y laborales, perderá la enorme base social que lo sustenta.

Quienes promueven a ciegas la participación del FNRP en el juego electoral, sin discutir previamente las condiciones de las próximas elecciones, y las alianzas electorales con las agrupaciones burguesas, buscan convertir al FNRP en un partido político más del régimen, en un partido que renunciaría a jugar su rol revolucionario y transformador, que está destinado a jugar y sobre el cual han puesto sus ilusiones las masas empobrecidas de Honduras

Estamos convencidos que la instauración de la Asamblea Nacional Constituyente que aspiramos, no será una regalía del régimen político actual, sino que se obtendrá solamente a través de la movilización permanente, incesante, y de la huelga general. Difícilmente los oligarcas y empresarios de Honduras dejarán sus prebendas, tienen un sistema legal que los protege, por eso ejecutaron el golpe de Estado del 28 de Junio del 2009.

7.- Maniobras burocráticas y oportunistas

Esta orientación de insertar al FNRP en el próximo proceso electoral del año 2013 no ha sido el resultado de un amplio debate entre todos los sectores que conformamos la Resistencia, sino que responde a presiones internas de corrientes burguesas como Liberales en Resistencia, que de cualquier manera pretenden imponer su voluntad política.

Esta política oportunista la comparte un sector dentro de la dirección del FNRP, el cual de manera silenciosa ha impuesto en los hechos un conjunto de maniobras burocráticas y oportunistas en aras de fortalecer su posición. Muchos organismos municipales y departamentales de dirección han sido conformados de forma arbitraria, nombrados desde arriba, ya que no han sido electos en asambleas democráticas donde la base del FNRP escoja a sus mejores dirigentes.

Un ejemplo claro es el nombramiento del representante de la izquierda al interior de la Comisión Política -Renán Valdez- quien viene siendo fuertemente cuestionado ya que no representa la posición ni la elección del conjunto de la Izquierda Revolucionaria aglutinada en el FNRP.

En las últimas asambleas municipales y departamentales, ese sector de la dirección del FNRP ha realizado un conjunto de maniobras burocráticas para fortalecer el control de los aparatos del Frente, pero sobre todo se han asegurado en obtener la mayor cantidad de delegados. Resoluciones como la de ampliar a cuatro (4) las representaciones de las organizaciones que sean nacionales, la de dar mayor representatividad a los delegados de Liberales en Resistencia, entre otras, les permitirá ser mayoría en la Asamblea del 26 de febrero, por lo que fácilmente impondrían su decisión. De hacerlo, de lograr imponerse, estarían acelerando la crisis y división dentro del FRNP, lo que sería motivo de alegría del gobierno de Porfirio Lobo.

En las actuales condiciones, este giro electoral en la política del FNRP conlleva grandes peligros: por un lado, la ruptura de la unidad, y por otro se dejará de lado los objetivos estratégicos de la organización. Mientras se produce este forcejeo al interior del FNRP, la falta de una orientación claramente revolucionaria ha permitido al gobierno ilegítimo asestar duros golpes a los trabajadores y el pueblo.

La pelea interna por el control del FNRP ha sido muy bien aprovechada por las fuerzas golpistas y oligárquicas del país. En los hechos se ha producido un giro político que le ha dado respiro al gobierno de Porfirio Lobo. Ello se debe la aspiración de algunos dirigentes por lograr diputaciones y cargos públicos. Esta actitud oportunista y alejada de los principios programáticos del FNRP debe ser erradicada.

8.- Proponemos lo siguiente:

Debido a que el abandono en los hechos de la lucha revolucionaria por parte de un sector mayoritario de la conducción del FNRP ha permitido la relativa consolidación del gobierno de Porfirio Lobo, se requiere operar un viraje revolucionario para fortalecer al FNRP en la próxima coyuntura.

Por todo lo expuesto, el PSOCA llama a la militancia del FNRP a discutir democráticamente la evaluación de la situación política, y a tomar resoluciones que permitan retomar la iniciativa política y convertir al FNRP en una poderosa fuerza de masas, capaz de imponer democratizar a Honduras en beneficio de los pobres.

1.- La Asamblea del 26 de febrero debe posponer la discusión sobre la participación electoral y las alianzas electorales. Es muy prematuro discutir si el FNRP debe participar en las próximas elecciones del año 2013.

2.- Se requiere impulsar una política de defensa tajante de las conquistas sociales y laborales de los trabajadores. La defensa del nivel de vida de los trabajadores es la defensa de la base social y electoral del FNRP.

3.- Se deben abrir los espacios de discusión de los principales temas nacionales al interior del FNRP, se debe democratizar la vida interna de la Resistencia.

4.- Es importante que la Asamblea estableza un plan de lucha contra la ofensiva del gobierno de Porfirio Lobo, es importante abogar por la defensa a la libertad de organización y sindical, aumento al salario mínimo y la derogación de la desindexación de los estatutos.

5.- Así mismo, la Asamblea debe de ratificar los objetivos estratégicos del FNRP, abogar por la movilización para lograr la refundación del país a través de una Asamblea Nacional Constituyente.

6.- El FNRP debe ligar las reivindicaciones democráticas a las reivindicaciones sociales y económicas, para convertirse en un aglutinador de las luchas.

7.- Hay que lanzar una campaña nacional e internacional con movilización por el esclarecimiento de los asesinatos políticos y la violación permanente de los derechos humanos de miembros de la resistencia, así como el retorno de los exiliados y la condena de los culpables de todas estas violaciones.

Estas son algunas de nuestras propuestas, probablemente hayan más temas que discutir. Esperamos que los delegados y delegadas aporten más ideas o sugerencias y que de esta magna Asamblea del 26 de Febrero, el FNRP salga fortalecido para colocarse al frente del pueblo para democratizar Honduras en beneficio de los trabajadores y los pobres.

Centroamérica, 21 de Febrero del año 2011

Secretariado Ejecutivo Centroamericano (SECA)

Partido Socialista Centroamericano (PSOCA)

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

www.elsoca.org


Share

Comentarios potenciados por CComment