10202020Mar
Last updateSáb, 17 Oct 2020 7am

EL SALVADOR.- El capitalismo es la mayor causa de los desastres

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por Germán Aquino

Recientemente la población salvadoreña vivió los efectos de constantes lluvias caídas por varios días en el territorio, dejando como según cifras oficiales preliminares 32 muertos,  2 personas desaparecidas, 51 mil 673, personas evacuadas de las cuales 48 mil están alojadas en 585 albergues,  miles de viviendas inundadas, otras se han dañadas y destruidas. Se ha perdido un porcentaje importante de la cosecha de frijol, maíz, café y de las áreas sembradas. A nivel de  la infraestructura vial, 14 carreteras "severamente afectadas",  puentes.

Las lluvias afectaron todo el territorio salvadoreño, siendo las más afectadas  las zonas costeras de Ahuachapán y Sonsonate, y la zona central, además se registraron inundaciones en Usulután sobre todo en el bajo Lempa, puerto parada. Etc.

La solidaridad de clase elemento fundamental

El Partido Socialista Centroamericano comparte y se une al dolor de aquellas personas que sufrieron la muerte de familiares, así como también se solidariza con las personas que han sufrido directamente el impacto de las lluvias.

De este acontecimiento la solidaridad de clase ha sido fundamental para atender a las personas que sufrían las consecuencias de las lluvias ha sido impresionante la ayuda brindada por la clase trabajadora y la juventud, lo cual es digno de reconocer y agradecer.

Ricos y los políticos sacan ventajas

Dado que los eventos electorales están próximos, los diferentes partidos políticos no desperdiciado  la oportunidad de valerse de la necesidad de las personas para hacer campaña. De igual manera los diputados de la Asamblea Legislativa con lágrimas de cocodrilo, en sesión extraordinaria con 67 votos a favor, aprobaron el decretó de estado de calamidad pública y desastre en todo el territorio nacional que tendrá una duración de 60 días y tiene vigencia  retroactiva desde las 0:0 horas del 11 de octubre del 2011.

Al decretarse el  estado de calamidad los gobierno locales y órgano Ejecutivo pueden hacer uso de los recursos que el considere necesario sin mayores trabas de igual manera las municipales, situación que seguramente todos los partidos políticos utilizaran y que sea ese el verdadero objetivo, ya que si verdaderamente quisieran ayudar a las grandes mayorías hubiesen aprobado un incremento sustancial de los salarios.

La vulnerabilidad es un problema de los pobres

Como salvadoreños y centroamericanos casi siempre hemos estado vulnerables a los sufrir los impactos de los fenómenos naturales, la vulnerabilidad  es producto del sistema económico y político capitalista, el cual obliga  a habitar en lugares que no son aptos,  no es  que la persona quiera vivir allí en esas zonas de riesgo sino  obligadamente tiene que hacerlo, ya que los gobiernos  anteriores no han ofrecido otras opciones, ahora fue la lluvia en otras ocasiones son los terremotos, etc, pero a pesar de todo,  no se tiene planes integrales de  mitigación de riesgo que tendrían que ir desde la garantía de los materiales a utilizar hasta el terreno a donde construir, pero siempre prevale el interés financiero sobre el humano, pues quien tienen para pagar paga un lugar seguro para vivir.

Que los ricos paguen un impuesto de reconstrucción

Con respecto a la recursos necesarios para solventar las necesidades el Presidente Funes  ha expresado…vamos a necesitar ayuda internacional y vamos a tener que hacer una convocatoria a esta ayuda internacional, porque los recursos con los que contamos, ni siquiera sumando los recursos privados, los que ha puesto a funcionar la empresa privada y las organizaciones no gubernamentales con los del Gobierno y lo de las alcaldías, no nos permiten hacerle frente a la tragedia que estamos viviendo. El llamado a la ayuda internacional está bien pero  debemos exigirle al gobierno de Funes y del FMLN que le  ponga al gran capital salvadoreño y las transnacionales que operan en El Salvador  un impuesto de reconstrucción y dicho impuesto sea una fuente de financiamiento.

Por un programa de atención integral a las victimas

En los planes de reconstrucción y rehabilitación en primer lugar tiene que estar el interés de las personas, no debe dejarse de dar atención a las necesidades por la reconstrucción de carreteras, lo cual si es importante pero primero tiene que ser la persona.

Los agricultores y campesinos que han sido afectados en sus cultivos, deben exigirle al gobierno de Funes y del FMLN el pago de un subsidio por perdidas además de la condonación del pago de los préstamos en caso de haber recurrido a estos.

Las personas que han sido afectadas directamente por las lluvias deben exigir como principal ayuda un empleado digno.

Share

Comentarios potenciados por CComment