10202020Mar
Last updateSáb, 17 Oct 2020 7am

EL SALVADOR.- Ante la usura de la banca privada, exijamos al gobierno una banca estatal

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Por Martín Torres

Muchas personas de la clase trabajadora y sectores medios se han visto obligadas, a recurrir a las  tarjetas de crédito como mecanismo para solventar las necesidades económicas, situación que los grupos financieros han sabido aprovechar.

¿Qué intereses reflejó la Ley de Tarjetas de Crédito?

En el 2009 fue aprobada la ley de tarjetas de crédito, la cual en el segundo de sus considerando refiere… Que el artículo 102, inciso 1° de la Constitución garantiza la libertad económica, en lo que no se oponga al interés social…cabe preguntar entonces si el sistema de tarjetas de crédito actualmente está a favor del interés social, o es una de las principales fuentes de ganancias de los accionistas de la banca.

 La misma ley posteriormente plantea que la contratación, emisión y operación del sistema de tarjetas de crédito, no se encuentran suficientemente reguladas por el derecho positivo salvadoreño, lo que fundamenta la creación de un cuerpo legal especializado en el que se definan los parámetros de las actividades de los emisores, coemisores, comercios o instituciones afiliadas y tarjeta habientes.

Dicha ley tiene como objeto  establecer “…el marco jurídico del sistema de tarjetas de crédito y consecuentemente regula las relaciones que se originan entre todos los participantes del sistema, así como de estos participantes con el Estado”. Como se puede deducir dicha ley sirvió para legalizar la usura, no trajo mayores beneficios a los tarjetahabientes siendo los intereses del voraz capital  financiero el que prevaleció mediante el voto  de los Diputados.

Tarjetas de crédito: una práctica usurera

Actualmente  los grandes intereses  impuestos  por la banca salvadoreña son iguales a  los intereses cobrados por los  usureros, lo cual unido a la  crisis y el alto costo de la vida hace casi imposible su pago puntual, lo  que pone a las personas en situaciones estresantes y está llevando a que dichos grupos financieros despojen de sus propiedades a las personas que no pueden pagar.

Con la aprobación de la ley de tarjetas de crédito el capital financiero logro imponer su voluntad, hoy los diputados ya sea por una jugada política, o por una contradicción, o porque los mismos diputados  están  siendo afectados por los altos  intereses, cobrados por la banca, los llevo a que el día 28 de septiembre con 52 votos a favor aprobaran el  Decreto Legislativo 853 para reformar el  inciso primero del artículo 1 de la ley de tarjetas de crédito, según dicha reforma …los emisores o co-emisores no podrán establecer tasas de interés efectiva superior a ocho veces la tasa de interés ponderada que pagan los bancos al público por los depósitos a un año plazo. Verificada por la Superintendencia del Sistema Financiero la violación a la disposición de este artículo será considerada como una falta muy grave y será sancionada con la máxima multa la primer violación y con la suspensión de la autorización de operar en la segunda violación… a pesar que hoy los diputados se muestran solidarios con las víctimas de las bancas salvadoreña, la tasa de interés continua siendo alta.

¿A qué responde la reforma?

En la pieza de correspondencia presentada se reconoce el impacto de la crisis económica internacional estableciendo entre sus razones y argumentos: Que la preocupación, incertidumbre y desconcierto esta ya instalada en todos los ámbitos relacionados al mundo financiero y económico. La intensa cohesión que existe entre los mercados globales implica que una crisis desatada en cualquier lugar del planeta tenga inmediata influencia en la economía de cualquier país, primero por el lado financiero y luego formando parte de la economía real de todos los individuos que la conformamos.

Esta crisis mundial ha impactado en el mercado financiero, bursátil y económico en El Salvador lo cual ha impactado negativamente llegando al punto de existir en la Banca Privada una sobre liquidez a consecuencia de la desconfianza que se ha generado en estos mercados. En la actualidad los bancos cobran tasas excesivas en las Tarjetas de Crédito lo cual debe regularse para poder equilibrar la economía de la familia Salvadoreña. La práctica usurera de la banca salvadoreña fue reconocida por los mismos diputados en los considerandos del decreto en donde establecen que los emisores y co-emisores de tarjetas de crédito cobran unas tasas de interés efectivo sobre los préstamos que están a niveles de usura, habiéndose convertido este medio de pago de indispensable y de uso masivo, estos créditos de usura están siendo lesivos a quienes los utilizan así como para la economía en general.

Dicho argumentos merecen la atención de la población, ya que son reflejos del análisis que los diputados tienen de la realidad económica internacional y nacional en donde ya se prevé los efectos que la crisis generaría en el momento de su agudización, los diputados conocen el problema pero no son capaces de decretar medidas a favor de la clase trabajadora, el campesinado, los pueblos originarios y demás sectores populares.

Abansa: usureros al rescate

Los usureros de la banca salvadoreña  no dan el visto bueno a la reforma recientemente aprobada  a la ley de tarjetas de crédito,  según la asociación bancaria salvadoreña y los bancos miembros emisores de tarjetas de crédito la reforma perjudicaría a la población en vez de beneficiarla, por considerar que dicha reforma: Dificultaría el acceso al crédito… Afectaría la disponibilidad del crédito de las micro y pequeñas empresas… Incrementaría las transacciones en efectivo, aumentando los riesgos de robo para personas y comercios, fomentando la informalidad y reduciendo la recaudación de impuestos…Propiciaría que las personas y comercios busquen alternativas de financiamiento no reguladas a mayores costos financieros y con alto riesgo de prácticas lesivas a los consumidores…la contracción en los niveles de consumo…la pérdida de empleos en el sector comercio y financiero (http://www.abansa.org.sv), la banca salvadoreña quiere cubrir su preocupación ya que sus ganancias se  hubiesen visto mínimamente reducidas en caso que se hubiese implementado la reforma.

¿Qué intereses defiende el gobierno de Funes y del FMLN?

Todo parecía que por primera vez el capital financiero vería mínimamente reducida sus ganancias producto de la usura legal, y las personas víctimas de los banqueros tendrían una esperanza, pero esta es otra esperanza más que se esfuma ya que el presidente Funes rechazo la reformas a la ley de tarjetas de crédito manifestando compartir  el espíritu de los legisladores en su iniciativa de poner límite a las tasas de interés, en muchos casos usureras, que aplica el sistema financiero a los usuarios de tarjetas de crédito… entiende que el procedimiento por el cual los legisladores pretenden beneficiar a los usuarios es inadecuado pues lejos de beneficiarlos, perjudicará a casi la mitad de los mismos… considera que el decreto establece desigualdades ante la ley y penalidades desproporcionadas que afectan la seguridad jurídica en el país…( http://www.presidencia.gob.sv)

Por una alternativa crediticia que favorezca a las mayorías

Según datos de la Superintendencia del Sistema Financiero, al 31 de agosto en el país circulan 558 mil 349 tarjetas de crédito, de estas solamente 36 mil 695 tienen una tasa de interés menor al 18%, 187 mil 550 tarjetas tienen intereses entre 18% y 30%,  102 mil 828,  tienen intereses de 30% a 36%; y 231 mil 006, tienen intereses  superiores al 36%, lo anterior demuestra que son un gran número de familias salvadoreñas que son víctimas del sistema financiero. Muchas de las personas que hacen uso de las tarjetas de crédito como los mismos diputados, el presidente Funes, y la misma banca aceptan que en gran parte corresponden a los micros y pequeños empresarios y el otro porcentaje corresponde a la clase  trabajadora.

 Ante esta situación el Partido Socialista Centroamericano, (PSOCA) llama a los micro y pequeños empresarios a organizarse y a exigirle al gobierno de Funes y del FMLN préstamos a bajos intereses los cuales deben estar destinados a la producción, así mismo el gobierno de Funes y del FMLN debe dar una respuesta crediticia que favorezca a la clase trabajadora, de igual manera las personas deben exigir medidas que eviten la estafaba y despojos de sus propiedades. Se debe crear una banca nacional que responda a las necesidades de la clase trabajadora y de los micros y pequeños productores.

La población debemos movilizarnos  para que se regule las tasas de intereses de las tarjetas de crédito las cuales tienen que ser menor que las aun propuestas por la diputados mediante la reforma de la ley de tarjetas de crédito.

Los empleados de las diferentes agencias bancarias deben organizarse y exigir mejores prestaciones salariales y  condiciones de trabajo, deben de conformar los comités de trabajadores en cada agencia bancaria y hacer unidad con los demás trabajadores de las otras empresas bancarias.

Share

Comentarios potenciados por CComment