09212020Lun
Last updateLun, 21 Sep 2020 9am

EL SALVADOR: Construyamos una Coordinadora de trabajadores y estudiantes en lucha.

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 
Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

POR LA DEFENSA DEL FUERO SINDICAL Y EL DERECHO AL ESTUDIO:

CONSTRUYAMOS UNA COORDINADORA DE TRABAJADORES Y ESTUDIANTES EN LUCHA.

Por Germán Aquino

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

La Constitución de El Salvador establece pomposamente que la educación es un derecho inherente a la persona humana y que es obligación del Estado fomentarla, difundirla y conservarla. A nivel especifico, el Art. 2 de la Ley de Educación Superior establece que uno de los fines de las Universidades es “formar profesionales competentes con fuerte vocación de servicio y de sólidos principios éticos”. Sin embargo, cuando se trata de defender los intereses de la clase trabajadora, al campesinado y demás sectores populares la Constitución y demás leyes se transforman en letra muerta. Basta ver el presupuesto que históricamente le ha sido asignado a la Universidad de El Salvador (UES) para comprobar nuestra afirmación. Este cuerpo de leyes solo es efectivo para defender los intereses de los capitalistas.

Si un joven de origen humilde desea graduarse en la educación superior y no cuenta con los recursos financieros, en la mayoría de casos intenta ingresar en la UES, pero la burocracia universitaria, año tras año, lo somete a un proceso de exclusión, quitándole la oportunidad de continuar con sus estudios universitarios. Este año, en el proceso de nuevo ingreso en la UES muchos estudiantes fueron excluidos y se les ha negado el derecho a la educación superior por parte de la burocracia universitaria, la cual reproduce la ideología de la clase dominante.

Siendo la UES el máximo centro de educación superior en El Salvador es inexplicable que, después de los doce años de guerra civil, en los cuales fue altamente destruida el campus universitario, el mejoramiento del presupuesto universitario de la educación superior no fue un punto a tratar en los Acuerdos de Paz firmados en 1992 entre el Gobierno de El Salvador y el FMLN.

Violación al derecho al trabajo y al fueron sindical.

EL reglamento disciplinario de la UES aprobado en el 2001, y la Ley Antiterrorista tiene en común que ambos buscan callar y castigar a quienes luchan contra el sistema capitalista. Ante el retroceso de la lucha del SETUES, las autoridades iniciaron la cacería de brujas.

Mediante Acuerdo No 400 de fecha de 30 de julio del 2007. la Rectora de la UES. María Isabel Rodríguez, destituyó del cargo de empleado Alfredo Martínez Ayala, Secretario General del SETUES, amparándose en el Art.11 literal “S” del Reglamento Disciplinario de la UES, que califica como infracciones graves el incitar o dirigir la toma de rehenes, aulas, locales o edificios universitarios como medida de presión, (con gran parecido a la Ley Antiterrorista).

En el 2008 fue electo Rector el Master Rufino Antonio Quezada Sánchez. El 29 de febrero del mismo año se realizaron elecciones de Junta Directiva del SETUES quedando Alfredo Martínez como Secretario General del SETUES, con gran apoyo de las bases. El día 3 de abril el CSU mediante Acuerdo No. 021-2007-2011(IV-2) ratificó el acuerdo de Rectoría y resolvió declarar culpable al Alfredo Martínez, sancionándolo con la destitución del empleo sin responsabilidad patronal.

El Ingeniero Rufino Quezada dice ser de “izquierda”, pero aplica siniestros planes de represión contra la clase trabajadora y contra las organizaciones estudiantiles de la UES, acciones que han sido realizadas históricamente por la Derecha arenera. EL FMLN no puede dejar por desapercibido lo que está sucediendo en la UES, tiene que dar su posicionamiento público o desvincularse del actual rector.

Con el despido de Alfredo Martínez, Secretario General del SETUES, las autoridades de la UES están violentando el debido proceso y el Fuero Sindical del cual gozan los Directivos Sindicales. El art 47 de la Constitución establece que “Los miembros de la directivas sindicales deberán ser salvadoreños por nacimiento y durante su periodo de elección y mandato, y hasta un año después de transcurrido un año de haber cesado en sus funciones, no podrán ser despedidos, suspendidos disciplinariamente, trasladados o desmejorados en sus condiciones de trabajo, sino por justa causa calificada previamente por la autoridad competente”.

¿Sistema de selección o sistema de exclusión?

El proceso de selección para ingresar a la UES deja a miles de jóvenes estudiantes con las aspiraciones truncadas en el sentido que no pueden continuar sus estudios de educación superior, ya que tuvieron que invertir en la compra de la carpeta informativa, de la cual la burocracia universitaria realiza una numeroso venta de la misma a sabiendas que solo una mínima parte de aspirantes será la que podrá ingresar a la UES.

Este año 2009 no ha sido la excepción. Jóvenes aspirantes, acompañados de las organizaciones estudiantiles, pasaron a la lucha por la defensa del derecho al estudio. La lucha estudiantil se inicio con cierres parciales de Facultades, hasta la toma general de la UES el día 18 febrero, la que culminó al día siguiente.

El autoritarismo y el carácter represivo de los actuales órganos de gobierno de la UES es cada vez más evidente. “El rector de la universidad desaprobó el cierre del centro de estudios y no descarto tomar medidas administrativas y legales contra los estudiantes que mantienen inactiva todas las actividades. Mientras Quezada hizo un llamado a los padres de familia para que impidan que sus hijos aspirantes de nuevo ingreso sean manipulados por grupos anárquicos, y por estudiantes con mas de 10 años de estadía en la universidad que solo generan desordenes.” (La Prensa Grafica, 19/02/ 2009)

En aras de imponer el terror y de buscar responsables “uno de los participantes en la asamblea del CSU dijo que se tenían sospechas que el movimiento Universitario Revolucionario Estudiantil 32 (MURE-32) y la Brigada Revolucionaria de Estudiantes Salvadoreños (BRES) podrían estar coordinando la toma de la UES” (La Prensa Grafica, 19/02/09 ).

En las diferentes luchas que se libran en el interior de la UES, las autoridades del CSU han manejado una estrategia que consiste en la total desaprobación, recurrir al desprestigio de quienes están al frente de las luchas, y el uso de aparato represivo burgués, con sus leyes antipopulares y tribunales corruptos.

Solidarios con la lucha por la aceptación de los estudiantes que fueron rechazados por la Unidad Universitaria expreso: “A toda la comunidad universitaria, en el 168 aniversario de la Universidad de El Salvador, en solidaridad con los aspirantes de nuevo ingreso no seleccionados, denunciamos y condenamos los abusos y atropellos de cual es victima el sector estudiantil, por la pésima administración de nuestra Universidad encabezada por el actual rector Ing. Agrónomo Rufino Quezada Sánchez y su sequito de seguidores oportunistas y gangueros. A dos años y medio para que concluya su oscura gestión no hemos percibido ningún cambio sustancial en el desarrollo de la UES” (Primer Comunicado, Unidad Universitaria, 16/02/09). Esta organización jugó un papel importante en el proceso eleccionario que llevó al Ing. Quezada a la Rectoría. Las actuales autoridades tienden a perder la hegemonía que tenían sobre ciertos sectores sociales que antes los apoyaban.

Las autoridades universitarias argumentan como causa fundamental para no admitir mayor número de estudiantes la no asignación de los recursos financieros por parte del Estado, lo cual es cierto, pero también habría que agregarle el inapropiado uso y manejo que se realiza de los pocos fondos asignados por el Estado. La escasa asignación de recursos para la UES es parte de la política del gobierno de ARENA, mediante la cual limita el acceso de la educación superior a la juventud. Un gobierno universitario consecuente debería promover o encabezar la lucha de la comunidad universitaria por obtener mayor presupuesto, pero ello implicaría que debe librar una lucha frontal con el Estado, lo que no está en los planes del actual gobierno universitario.

Debemos exigir a la actual burocracia universitaria que ponga fin al acomodamiento y pasividad que tiene respecto al Estado, y terminar con el autoritarismo imperante en el interior de la UES; teniendo claridad que es necesario la unidad de la clase trabajadora y el sector estudiantil de la UES pero además es necesario el apoyo de todo el movimiento social.

Solidaridad y unidad para derrotar el autoritarismo.

La unidad de la clase trabajadora de la universidad y del sector estudiantil es necesaria para lo cual se tiene que crear una Coordinadora de Luchas, que levante un programa que incluya las necesidades de todos los sectores de la comunidad universitaria.

Además también es necesario que los sindicatos, federación y confederación de sindicatos, organizaciones de la sociedad civil y ONG´s den apoyo político mediante cartas de repudio en contra del accionar del actual CSU y AGU de la UES, brindado apoyo material y económico a la larga lucha que enfrenta el SETUES.

Share

Comentarios potenciados por CComment