03312020Mar
Last updateLun, 30 Mar 2020 9pm

HONDURAS.- Narcoestado, corona-virus y miseria

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 


Por Sebastián Ernesto González

No cabe la menor duda que Honduras se convirtió en los últimos 10 años en un narcoestado, el desfile por las cortes estadounidenses de personajes hondureños parece no terminar, el hermano de Juan Orlando Hernández ya juzgado y un primo detenido y que va a juicio no son lo suficiente para terminar con la dictadura de 10 años. Todo parece indicar que quien encabeza el ejecutivo y con el poder absoluto en el país va a terminar su periodo en enero del 2022.

Hasta se escuchan voces de los más serviles aclamándolo para reelegirse, en el Congreso Nacional, diputados del Partido Nacional muy cínicamente hablan de reglamentar la reelección para que el hombre todopoderoso del país no se le ocurra presentarse nuevamente a un proceso electoral.

En 10 años un país convertido en narcoestado

La intención de Manuel Zelaya de consultar en el 2009 sobre la instalación de una cuarta urna en el proceso electoral de ese año, para hacer otra consulta sobre una Asamblea Nacional Constituyente solo fue un pretexto para que un grupo de banqueros, políticos, militares y policías se adueñaran del país y que a vista de todo el mundo utilizaran el territorio para el trasiego de la droga que se trae desde Sudamérica para ser trasladada a los Estados Unidos. También es notorio que en los últimos 10 años el consumo de alcohol y de drogas ha aumentado ostensiblemente en el país, siendo los jóvenes los principales consumidores, esto no es casual, es sintomático de la circulación de drogas por todo el país y que quienes gobiernan están inmiscuidos hasta el fondo en el narcotráfico.

Juan Orlando Hernández y su pacotilla de funcionarios, además de involucrarse en drogas y en casos de corrupción, también hundieron a la población en la miseria, imponiendo medidas económicas asesinas a los trabajadores lograron que la inflación se chupara los salarios y prácticamente anularon la estabilidad laboral. Si por un lado los que gobiernan son narcotraficantes y por el otro han hundido en la miseria a la mayoría ¿cómo logran mantenerse en el poder?

Oposición dormida y el show del coronavirus

Una de las políticas de este régimen para mantener su imagen ha sido crear noticias mediáticas o utilizar desgracias para opacar la corrupción y los juicios en el norte. El último ejemplo se ha dado en las dos últimas semanas, por un lado, el escape de un personaje apodado “Porky” e involucrado en crímenes y narcotráfico, hecho digno de una película de Hollywood al haber sido sacado desde las mismas oficinas de los juzgados de la ciudad de El Progreso. Un vídeo con hombres usando armamento y vestimenta propia de los militares lo sacan y asesinan a dos personas de la Policía Preventiva.

En la misma semana el primo del presidente Juan Orlando, Mauricio Hernández Pineda es detenido en Estados Unidos. Estos hechos dan pie para que el ejecutivo monte todo un show con una hondureña proveniente de Asia y que anuncian es sospechosa de portar el “Coronavirus”. Gran fiesta la que armaron periodistas, médicos y autoridades con la congraciada hondureña, el tal Porky y el primo pasaron a un segundo plano y la Ministra de Salud Pública muy locuaz y casi en cadena nacional anunció que las pruebas aplicadas a la señora habían salido negativas.

A mi juicio, al tal Porky ya está descuartizado y enterrado por los cuatro puntos cardinales, nunca más sabremos de él, usando la lógica y el buen juicio, asesinarlo en la cárcel solo provocaría mas la atención de la comunidad internacional. Dejarlo vivo implicaba que tarde o temprano el hombre hablaría involucrando al todo poderoso. Así que la mejor forma era rescatarlo y desaparecerlo. Así el estado no sería señalado por nadie.

Mientras todo esto sucede, al parecer la oposición o quienes aseguran ser oposición no dan muestras de unificarse para irse con todo contra los que gobiernan, y por supuesto que los que gobiernan siguen contando con el beneplácito del pentágono y de los militares para mantenerse en el poder, sin importar si son narcos o no. La población mantiene las esperanzas en que un juez gringo pida en extradición a Juan Orlando, los líderes de la oposición esperan el siguiente proceso electoral, mientras tanto, ya los políticos del Partido Nacional enfilaron baterías para las elecciones que se avecinan.

La población debe movilizarse

Debe de emularse las movilizaciones de las antorchas del 2015, de la Plataforma del 2019 e iniciarse un fuerte movimiento para sacar a la población a las calles y que expulsen a la narcodictadura.

Share

Comentarios potenciados por CComment