09202019Vie
Last updateMié, 18 Sep 2019 3pm

PANAMÁ.- Las inundaciones, la Niña y Ricardo Martinelli

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Deslave

Por. Edgardo I. Garrido Pérez (Panameño, dos veces Doctor en Ecología, científico de la Universidad de Goettingen -Alemania)

El gobierno de Ricardo Martinelli no parece cansarse de demostrar que oscila entre la crueldad y la incapacidad mental. La prueba más reciente de ello es el manejo incapaz de la disponibilidad de agua para beber mientras lo que más nos cae del cielo es precisamente agua, toda vez que estamos en un proceso meteorológico de "La Niña". Los meteorólogos de todo el mundo avisaron con muchos meses de anticipo que vendría la niña y que había que prepararse: almacenar agua y granos allí donde la niña trae sequía; ajustar las represas y alertar sobre inundaciones allí donde -como en Panamá, La Niña trae aguaceros torrenciales. Solamente un gobierno cruel o de retrasados mentales (donde los locos son más) podría no haber considerado las advertencias; lamentablemente eso es lo que hay en Panamá.

Los meteorólogos informan y Martinelli... ¿no se entera?

Es muy fácil obtener gratis de internet reportes y predicciones del clima de parte de los servicios meteorológicos como el de los Estados Unidos -que se basa en satélites de la NASA (http://www.cpc.noaa.gov/products/precip/CWlink/MJO/enso.shtml). Eso está allí, al alcance de Presidentes, Ministros de Estado, Sistemas de protección civil y alerta temprana e incluso Juntas comunales y locales. Esas instituciones deberían ayudar a alertar a la población, ajustar los canales de irrigación y las represas y organizar personas que eviten los daños y reparen rápidamente los acueductos, caminos y sistemas eléctricos y demás infraestructuras. Los cuerpos de bomberos, protección civil e incluso los maestros de escuelas y centros de salud podrían alertar a la población con muchas semanas -sin necesidad de incitar al miedo, de manera que nadie viera flotar en los ríos crecidos sus muebles o los cadáveres de sus animales de crianza e incluso personas. El gobierno del Sr. Martinelli cuenta con un amplio número de periodistas y personas que saben muy bien cómo acusar injustamente e insultar a cidadanos honorables (pregúntenselo a Irving Saladino!). Pero, a la hora de hablar con propiedad sobre algo tan elemental como la prevención de la muerte de sus ciudadanos estos imitadores de Goebbels brillan por su ausencia.

A mí el Sr. Martinelli me recuerda mucho al Sr. George W. Bush, que teniendo el mejor servicio de predicción de tormentas e inundaciones de todo el mundo dejó morir a los ciudadanos de su propio país a la vez que mantenía una guerra contra otros países. Del mismo modo, el Sr. Martinelli nos quiere meter en la guerra colombiana (le ha declarado la guerra a las FARC) en vez de ocuparse del bienestar de sus ciudadanos. Cabe recordar que al Sr. Bush también se le recuerda en el mundo tanto por su crueldad como por sus dudosas facultades mentales (http://hoehrmann.com/images/Binoculars.jpg). Esta comparación nos recuerda los peligros que se corren al determinar quién administra un país.

Informaciones meteorológicas de primera mano al alcance de todos

Les adjunto con este e-mail dos documentos. Uno es el informe que apenas hoy distribuyó gratuitamente el Centro de predicciones climáticas del gobierno de los Estados Unidos. Sí, aunque usted no lo crea, también de dicho país sale a veces algo bueno; es más, el reporte está en español (cortesía de sus productores), e indica que el fenómeno de la Niña continuará hasta bien entrada la primavera del hemisferio norte; por ahí de abril-mayo del año en curso. Así que prepárense: más aguaceros torrenciales son posibles; aunque la naturaleza es caprichosa y ninguna ciencia es 100% segura -como bien indica el informe. Pero los científicos serían irresponsables si tomaran la incertidumbre como excusa para no informar, porque más vale prevenir que lamentar.

Pero -ay! ¿De qué sirve que los científicos informen si las autoridades o no escuchan o no les importa? ¿Será acaso que el Palacio de las garzas lo ocupa un representante de millonarios comerciantes, de esos que hacen mucho dinero cuando los desastres naturales hacen que haya menos comida de manera que esta sube de precio y que los bancos mientras el ministerio de finanzas y la autoridad del canal los ocupan banqueros y empresarios de la construcción que hacen más dinero financiando y realizando reparaciones de infraestructuras dañadas por los desastres "naturales"? ¿O será simplemente que no manejan las informaciones técnicas que los científicos publican en un lenguaje que sí es comprensible para los tomadores de decisiones? Si lo primero es cierto, entonces son crueles; si es lo segundo es cierto, entonces no son mentalmente capaces para gobernar; por cualquiera de las dos razones deberían salir del poder inmediatamente.

El otro documento es un archivo en el cuya primera página reproduzco una figura del informe mencionado ariba. La figura muestra en color azul algunas zonas del mundo en las que las temperaturas oceánicas actuales son más frescas que lo usual para fechas similares entre los años 1971-2000. Por su parte, el color rojo muestra las zonas del mundo en las que tales temperaturas son más cálidas que lo usual; confirmando que nos encontramos en un período de La Niña. En la segunda página del documento hice una ampliación del mapa correspondiente a Panamá. Fíjense cómo el Pacífico y todo el área que va desde el territorio canalero hasta Chiriquí-Bocas del Toro tienen temperaturas más bajas que lo normal para estas fechas; mientras que el otro sector del país -sobre todo por el Caribe tiene temperaturas más elevadas que lo normal durante estas fechas.

Un gobierno que "olvidó" sus lecciones de la escuela primaria

Pues bien, la figura que acabo de mencionar es muy clara: cuando un viento cálido y húmedo choca con vientos más frescos, la temperatura de las nubes baja y se forman lluvias. Cualquiera que recuerde sus lecciones de la escuela primaria lo puede deducir, pero eso parece estar demasiado lejos de las buenas intenciones o de las neuronas del gobierno panameño. Ni  una sola palabra en la hoja web de SINAPROC sobre esto, ni sobre cómo deberían adaptarse las personas y los gobiernos locales para prevenir más muertes y destrucción. Hoy es seis de Enero de 2011 y la hoja web de Sinaproc sólo muestra propaganda y -lo que no es propaganda, son intentos de enfrentar los desastres cuando ya ocurrieron en vez de temas de prevención (http://www.sinaproc.gob.pa/). Así es el gobierno panameño. Pero -eso sí, a la hora de adjudicarles millonarios contratos a sus socios, allí sí que son generosos e inteligentes, capaces de recordar sus cursos de aritmética, o por lo menos cómo se aprietan los botones de una caja registradora.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) lleva ya muchos años fortaleciendo los sistemas de alerta temprana para evitar que los desastres naturales sigan matando gente. Es más, en la Ciudad del Saber están algunas instalaciones de la ONU así como un centro de estudios del Agua; lamentablemente los gobernantes no se han ocupado de visitarlos y dudo sinceramente de que hayan aprendido algo de ellos o que siquiera hayan leído un panfleto de dichas instituciones. Si los leyeron, o no les interesó o no aprendieron nada.

Conclusión: si el gobierno no te ayuda, ayúdate a tí mismo

Distribuyan por favor este correo electrónico a todas las personas que conozcan, incluyendo a los medios de comunicación y periodistas que no hayan sido corrompidos por el régimen. Porque hay que alertar al pueblo: hubo inundaciones en el 2008 y en el 20010 y las seguirán habiendo después. Los aguaceros no deberían ser algo a lo que le tengamos miedo: Panamá es un país lluvioso por naturaleza, nuestros indígenas tienen miles de años sobreviviendo aquí (deberíamos preguntarles qué hacer!) y los meteorólogos suelen informar con mucho anticipo. Pero es mejor que el pueblo se organice por su cuenta para guardar reservas de agua y alimentos; que en cada barrio y pueblito haya al menos una persona que visite periódicamente las páginas de internet de los servicios meteorológicos. Que cada barrio tenga un joven universitario -por ejemplo de la escuela de Geografía que lea los informes meteorológicos de primera mano para que la información que le llegue al pueblo sea real y sin manipulaciones alarmistas que vuelquen a la gente a los supermercados a comprar más de lo necesario. Que no cunda el pánico, sino que se organicen para salir de las casas a tiempo, salvando enseres, animales y personas. Que el pueblo lo haga por su cuenta porque el gobierno ha demostrado que no quiere o no puede hacerlo -ora por crueldad, ora por incapacidad mental.

Pero no olviden que a los ciudadanos corrientes se les prohibe entrar en las represas para controlar el flujo del agua en los ríos y que también se les prohibe tomar camiones, autobuses y helicópteros para transportar personas. También se les prohibe administrar la electricidad y el agua potable de modo que esta sea limpia y no tenga color chocolate. Precisamente por eso es que -mediante iniciativas como el Partido Alternativa Popular y el Profesor Juan Jované, hay que sacar del gobierno a los crueles y a los discapacitados mentales y reemplazarlo por un gobierno que complemente desde arriba a un pueblo bien organizado desde abajo.

Recuerdo que en los años noventa se quitó de la presidencia de Ecuador al señor Abdalá Bucaram, quien gobernaba llamándose a sí mismo loco. El Sr. Martinelli -tal vez asesorado por su amigo Papadimitriu confesó alguna vez que él también está loco. En lo personal la palabra loco no me gusta porque la psiquiatría moderna usa palabras menos ofensivas, pero cada quien tiene derecho a ponerse el apodo que más le guste. Pero si el propio Sr. Martinelli confesó su desequilibrio mental, entonces debería irse del poder y ser reemplazado por una Asamblea Constituyente en la que no haya espacio para los crueles ni los enfermos mentales que tanto dolor y muerte le causan al país.

¿De qué te vale tener si no sabes qué hacer con lo que tienes?

Rubén Blades & Willie Colón

Share

Comentarios potenciados por CComment