09162019Lun
Last updateSáb, 14 Sep 2019 1pm

Ya salio El Socialista Centroamericano No 142.-

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

TERCER CONGRESO DE LA URNG: UNA VEZ MAS EL FATAL ELECTORALISMO

El fin de semana del 24 al 26 de agosto se celebró, en un lujoso hotel de ciudad Guatemala, el tercer Congreso de la antigua guerrilla Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG). El evento se llamó Treinta Años Forjando la Unidad, y en él se planteó la redefinición de métodos, estrategias y programa político, con el fin de recuperar la fuerza y la influencia que tuvo el movimiento guerrillero en los años del conflicto armado interno. Todo ello como preparación para el próximo proceso electoral del año 2015.

 

Desde que se convirtió en una organización política legal después de la firma de los Acuerdos de Paz, la URNG adoptó como única estrategia la participación electoral. La forma en que se dio la desmovilización y el desarme provocó el descontento de muchos militantes, que abandonaron la organización. Por otro lado, nunca se emprendió un trabajo organizativo significativo entre las organizaciones sindicales y campesinas que incrementara paulatinamente una base de apoyo electoral, y que a la vez impulsara las luchas populares. Las organizaciones de bases en las que tenía influencia la guerrilla fueron abandonadas a su suerte y entraron en un proceso de convertirse en ongs, dependientes del apoyo financiero extranjero.

Por otro lado, las rivalidades existentes entre los excomandantes guerrilleros condujeron a la salida de los ex integrantes de las Fuerzas Armadas Rebeldes, comandadas por Pablo Monsanto, que formaron la Alianza Nueva Nación.

Esta cadena de errores se ha reflejado a través de los años en pobres resultados electorales: en 2003, la URNG logró  el 2.58%  de los votos (69,297); en 2007 URNG-Maíz tuvo el 2.14% (70,080), y la ANN el 0.6%, por lo que perdió su legalidad; en las elecciones de 2011, en la alianza llamada Frente Amplio, con una reconstituida ANN (ahora Alternativa Nueva Nación) y WINAQ de Rigoberta Menchú, la izquierda electoral ascendió a un 3.27% de los votos (146,287).

Sin embargo, la alianza con WINAQ implicó un giro a la derecha, con un discurso cada vez más flojo y menos beligerante. En sus inicios, el Frente Amplio prometía ser una alianza de izquierda seria y orientada a las luchas sociales. Sin embargo, la decisión antidemocrática de aliarse con Menchú condujo a una ruptura con los sectores más consecuentes del FA (entre ellos el Frente Nacional de Lucha) y dio paso a una campaña electoral mediocre. La fragilidad de este Frente Amplio se evidenció en la segunda vuelta electoral, cuando Menchú, ANN y algunos líderes de URNG decidieron dar su respaldo al candidato burgués Manuel Baldizón frente a Pérez Molina, mientras que la dirigencia de URNG se abstuvo de apoyar a los candidatos.

El congreso pretende ahora replantear una nueva unidad de la izquierda, siendo que continúan ausentes de las luchas sociales y están desprestigiados ante la izquierda más consecuente. Además, la experiencia con la izquierda electoral centroamericana en el gobierno es totalmente deplorable. El FSLN en Nicaragua representa a una nueva burguesía. El FMLN en El Salvador ha tenido una actuación nula y está aliado con sectores burgueses emergentes. En Honduras La izquierda le ha claudicado al grupo burgués liderado por Manuel Zelaya, priorizando lo electoral y abandonando a su suerte las luchas sociales.

Es el momento de redefinir la izquierda revolucionaria guatemalteca y centroamericana, haciendo esfuerzos unitarios no en torno a las elecciones, sino en torno a las luchas populares. El PSOCA está dispuesto a impulsar este esfuerzo de redefinición, desechando el reformismo, oportunismo y electoralismo imperantes.

 

Para bajar la versión PDF lista para imprimir en formato doble carta, haz click aqui

Share

Comentarios potenciados por CComment