09222019Dom
Last updateMié, 18 Sep 2019 3pm

Ya salio El Socialista Centroamericano No 164.-

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Crece la lucha por aumento de salarios en toda Centroamérica

La crisis económica del sistema capitalista continúa golpeando a la clase trabajadora en todos los países de Centroamérica. Aunque los datos estadísticos muestran señales de débiles crecimientos de las economías, que por cierto son insuficientes en relación al crecimiento de la población, no muestran en su real dramatismo cómo la carestía de la vida causa estragos de manera cotidiana sobre los trabajadores y sus familias.

La crisis está golpeando de manera particular las universidades estatales, reducidas a la mínima expresión desde la implementación de los planes neoliberales. La reducción de los presupuestos universitarios golpea no solo a los estudiantes, que ya no pueden ingresar a la educación superior, sino también el salario de los profesores y trabajadores.

En Guatemala, la Universidad San Carlos (USAC) tiene un grave déficit, y el gobierno de Pérez Molina se niega a cumplir con el precepto constitucional. La crisis es tal que el Sindicato de Trabajadores de la Universidad de San Carlos (STUSC) está peleando la firma del pacto colectivo y por un justo aumento de salarios que el rector Estuardo Gálvez se niega a cumplir, argumentando la falta de presupuesto.

En El Salvador, la Universidad de El Salvador (UES) sufre igualmente un gran déficit fiscal que amenaza a profesores y trabajadores, no solo con no recibir un aumento de salarios, sino que ni siquiera pueden pagarles el salario actual. La crisis los obliga a luchar por más presupuesto para defender el deficitario salario. Pero también los trabajadores del sector privado han pasado a luchar por sus reivindicaciones, como es el caso del Sindicato de Trabajadores de la Industria Gastronómica, Restaurantes, Hoteles, y Afines al Turismo (S.I.T.I.G.H.R.A.).

En Panamá, el país con mejor nivel de vida de la región, se han producido recientes luchas por aumento de salarios por parte de los trabajadores del magisterio y del sector salud; 3,000 profesores de la Universidad de Panamá (UP) han pasado a la lucha exigiendo una equiparación de sueldos en relación a la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), cuya diferencia implicaría un aumento del 20% de los salarios.

En El Salvador, aprovechando la coyuntura de la campaña electoral, los trabajadores de las principales municipalidades, los sindicatos magisteriales y de empleados del Ministerio de Educación, así como de la Procuraduría General de la República (PGR) y del poder judicial, están luchando por aumento de salarios.

En Honduras, la crisis económica es tan dramática, que en muchos casos los trabajadores del sector público, ya no solo luchan por aumento de salarios, sino sencillamente para que el gobierno les pague puntualmente el salario. El déficit fiscal afecta directamente a maestros, trabajadores universitarios, empleados del sector salud (médicos, enfermeras, personal bajo contrato temporal, etc.).

El retraso del pago de los salarios en Honduras es un flagelo sobre los empleados públicos. Al grado tal, que un grupo de la Policía Nacional acaba de realizar una segunda protesta (la primera huelga fue realizada en abril de este año) para que les paguen los salarios atrasados. Las enfermeras acaban de protagonizar una nueva lucha para el pago de los salarios y bonos.

En Nicaragua, los trabajadores agrícolas de la empresa de Palma Africana (PALCASA) en la zona sur, decretaron una huelga el 13 de Septiembre, por aumento de salarios y cumplimiento de la legislación laboral.

En Costa Rica, la crisis fiscal golpea de manera particular a los empleados de las municipalidades. Acaba de terminar una huelga de los empleados de la municipalidad de San José. Se han producido huelgas y luchas, en las municipalidades de Santa Ana, Aserrí, Santa Cruz, Goicoechea, Coronado, Aguirre, etc.

Desde el Partido Socialista Centroamericano (PSOCA) llamamos a unificar las luchas por aumento de salarios en cada país, en base a la unidad de acción de todas las centrales obreras, sindicatos y organizaciones populares, por un justo aumento de salarios acorde al costo de la vida.

Share

Comentarios potenciados por CComment