04082020Mié
Last updateMar, 07 Abr 2020 6pm

EL SALVADOR.- Los riesgos de los trabajadores de la salud

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 


Por Francisco Guardado

Los profesionales de la salud, así como todo el personal que labora a nivel médico hospitalario además de los bajos salarios, está expuesto a múltiples riesgos, lo que hace necesario el planteamiento de reivindicaciones especificas del sector a nivel público y privado.

Mala práctica

En el ejercicio de sus profesiones todos los profesionales de la salud que trabajan a nivel público o privado  están expuestos por múltiples causas a realizar mala praxis, ya sea por negligencia, impericia e imprudencia.

Un profesional o trabajador de la salud comete impericia cuando produce daño al paciente a raíz de un procedimiento realizado para el cual no está debidamente capacitado, no cuenta con los con habilidades y la experiencia  para hacerlo.

Mientras la negligencia o descuido  se da cuando el  profesional o trabajador de la salud no hace lo que le corresponde hacer,  no aplica los conocimientos adquiridos correctamente o no brinda los cuidados correspondientes,  producto de ello el paciente sufre un daño.

El profesional o trabajador de la salud comete  imprudencia  cuando realiza una acción temeraria o hace lo que no debe hacer y a raíz de ello le  producirá  daño al paciente.

Además de lo anterior también influye la  falta de Guías de atención o protocolos  y en casos en los cuales ya se cuenta con dichas guías,  estas   no son del conocimiento de los trabajadores.

Sobre carga laboral

La mayor parte de trabajadores que laboran en hospitales del ministerio de salud, Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Hospital privados, tiene bajo su responsabilidad el cuido de  una  gran cantidad de pacientes lo que puede  llevar a no brindarle los cuidados necesarios  y no necesariamente por que no quieran hacerlos.

La sobrecarga laboral puede llevar a que los trabajadores y profesionales de la salud a ser negligentes en sus trabajos, por lo cual deben responder ya sea civil (con dinero), penal (cárcel) y administrativamente (despido sin responsabilidad patronal).

Mientras los trabajadores corren con todas las responsabilidades, el gobierno  siendo el  principal responsable al no contratar al personal y recursos necesarios no le toca mayor responsabilidad.

La sobre carga laboral no es ajena a los centros hospitalarios privados en donde buscan maximizar  ganancias mediante la sobrexplotación pagando insuficientes salarios.

Contaminación y enfermedades asociadas a la profesión

En el desempeño de su trabajo los trabajadores y profesionales de la salud corren el riesgo de adquirir enfermedades infectocontagiosas,  lo cual se ve potenciado por la misma sobrecarga laboral y la falta de equipo de Bio seguridad.

Si bien existen protocolos relacionados con la bioseguridad, el cumplimiento estricto de estos conlleva mayor tiempo, lo cual riñe con la cantidad de pacientes asignados.

Bajos salarios

Al igual que la mayoría de los salarios,  a nivel de salud estos no están acorde al costo de la vida. Los trabajadores y profesionales deberían recibir un pago digno por los servicios realizados y las mismas responsabilidades que tiene en el desempeño de sus funciones.

Como ejemplo se tiene el caso del sector profesional del ISSS, de los cuales un sector se ha organizado por fuera del STISSS y han  tenido la valentía de  luchar y exigir un justo pago,  el cual tendría que estar en consonancia a sus responsabilidades establecidas en los perfiles de contratación y manuales de puesto de trabajo ya que les pagan como técnicos, pero tienen responsabilidades y funciones de licenciados, la cuales realizan de manera profesional.

Violencia

Existen trabajadores y profesionales de la salud  que les toca desplazarse para poder brindar los servicios de salud en el lugar de residencias de la población en donde son víctimas  de la violencia social que vive el país.

Además de lo anterior en los centros de trabajo  viven un constante acoso, amenaza,  violencia psicológica, verbal y física derivada de la falta de una atención médica hospitalaria  oportuna y eficaz, lo cual no es responsabilidad del trabajador, sino del mismo gobierno por no asignar los recursos necesarios.

Caso ISSS: Caso emblemático

Todo caso de mala praxis ya sea derivado de negligencia, impericia e imprudencia que lleva a producir daño o la muerte a las personas es condenable. Pero también todo trabajador o profesional de salud está expuesto a ello.

En enero fue público un caso de “negligencia” en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS)  al respecto los medios señalaron: El Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) informó este domingo 26 que realiza una investigación interna por la muerte de la paciente Ana Patricia Mina Miranda, ocurrida el 13 de diciembre en el Hospital General, aparentemente por negligencia del personal médico…” (LPG.27/01/2020).

Las autoridades del ISSS mediante comunicado manifestaron   “Esta investigación no solo es para determinar la participación y negligencia de los médicos que tuvieron el caso de la doctora en sus manos, sino que además se está determinando la participación y negligencia en el área de enfermería”…“las personas involucradas en este caso han sido separadas de su cargo, de modo que no puedan atender a ningún otro paciente…” (LPG.27/01/2020). Por su parte el Fiscal General de Republica Raúl Melara manifestó “No puedo imaginar su dolor, pero sí puedo hacer todo lo posible por investigar lo sucedido y deducir responsabilidades. Y así lo haré”.

Autoridades descargan responsabilidad en personal

La mala praxis no es exclusiva de los profesionales de salud que laboran en el sistema público de salud o del ISSS,  también se da a nivel privado. Como este caso (del ISSS), existen muchos más  a nivel público y privado los cuales no son denunciados por desconocimientos o temor de los pacientes o no son del conocimiento público.

Como en todos los casos y las mismas leyes vigentes que castigan la mala praxis,  las autoridades individualizan responsabilidades, en este caso las autoridades han señalo “...como parte del proceso las personas han sido separadas de sus cargos…No permitiremos que nunca el personal de atención a pacientes ponga ningún tipo de pretexto para no otorgar atención oportuna y profesional a la población…” .

El personal señalado todavía no ha sido vencido en juicio, pero la opinión pública ya los condeno.  Y en caso de ser vencidos en juicio y declarados culpables tendrán que pagar la pena ya sea administrativa, civil o penal.

Ante este caso del ISSS, no se ha visto mayor defensa o declaraciones por parte del STISSS  como sindicato titular deberían estar defendiendo a  los trabajadores inculpados.

Las autoridades también son negligentes

Por su parte las autoridades del ISSS no tendrán ningún castigo, pero en realidad  el  gobierno y las máximas autoridades también tienen corresponsabilidad.  

Actualmente a nivel del ISSS se ha centrado más en aumentar la cobertura, lo cual está bien pero no ha aumentado la calidad de la atención, solo a manera de ejemplo para poder pasar consulta con un especialista el paciente tiene que esperar meses, de igual manera sucede para que le  realicen una cirugía debe esperar largos días llegando casos en que se le complica y deben operarlo de emergencia en ocasiones ya es demasiado tarde.

Los pacientes deben exigir sus derechos

La clase trabajadora y el pueblo en general tienen derecho a una atención medico hospitalaria  con calidez, oportuna y eficaz, para ello se  debe exigir que el gobierno asigne los fondos necesarios.

No es  responsabilidad de los trabajadores y profesionales de la salud las deficiencias que existen en los centros de atención.

Por un programa reivindicativo a favor de los trabajadores de salud

Existe la necesidad que los diferentes sindicatos y organizaciones  de trabajadores de la salud actualicen y planteen un programa de reivindicaciones en beneficio de los trabajadores de salud, el cual entre otros aspectos deberá incluir:

Unidad de acción:  Si bien existen muchos sindicatos en el  sistema, público y del ISSS, estos se encuentran dispersos por diversas motivaciones, así mismo existe apatía a participar en acciones por parte de las bases. Lo anterior debe ser superado debiendo anteponer ante cualquier interés, como único fin la lucha por la defensa y el bienestar de los trabajadores. Es necesario conformar una Coordinadora de todos los trabadores del sector salud.

Se debe trabajar para constituir sindicatos a nivel del sector privado.

Aumento y nivelación general de salarios y reconocimiento económico del grado acadamico

La mayor parte de los salarios no está de acorde al  costo de la vida y no compensa el trabajo realizado por los trabajadores y profesionales de la salud, lo que obliga a buscar un segundo trabajo para poder tener tener  ingresos extras.

En el caso del sector profesional que trabaja a nivel de salud no  le están pagando de acuerdo a las responsabilidades asignadas a partir de su grado académico, por lo cual debe luchar para que se le pague por su grado académico.

Se debe reconocer e. Incentivar la profesionalizacion, además de invertir en infraestructura se debe invertir en el recurso humano.

Contrario colectivo de trabajo para el sector salud

Los diferentes sindicatos existentes en el. Ministerio de salud deben luchar Unidos para lograr la afiliación necesaria para que juntos como lo establece el Código de Trabajo Negociar el contrato Colectivo de manera conjunta.

Seguro por mala praxis

Todo los profesionales de salud corren el riesgo a  ser demandados por mala praxis.

En estos casos la patronal descarga la responsabilidad en el trabajador, teniendo que cubrir personalmente  los gastos jurídicos o responsables económicos para la víctima.

Lo anterior no debe continuar así quienes cuenta con Contrato Colectivo de Trabajo, como el caso del ISSS deben incorporar en dicho contrato una nueva cláusula relacionada al seguro por mala praxis.

Jubilación a menor edad y menos años de trabajo

La misma naturaleza del trabajo de salud como es la exposición constante a agentes bio infecciosos, químicos, radiológicos, desvelos, etc. Los lleva a tener una mayor incidencia de enfermedades, y al momento de su jubilación pocos son los días que la gozan, con el agravante que actualmente se tienen pensiones de hambre.

Share

Comentarios potenciados por CComment