05062021Jue
Last updateMar, 04 May 2021 9pm

HONDURAS.- Presupuesto UNAH-2021: arca abierta para seguir robando

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 


Por Carlos M. Licona

Es fácil engañar a la población con cifras económicas, sobre todo si estas bridan datos macro económicos, cantidades inimaginables para los simples mortales que sobrevivimos mes a mes con un salario que apenas llega a subsistencia.

En el caso del presupuesto asignado a la UNAH no es la excepción y hay que tomar en cuenta diversos elementos en el análisis del mismo, sin embargo, en esta ocasión más interesa referirnos al papel entreguista de las autoridades universitarias a la dictadura cachureca liberal.

El globo sonda de que les reducirían el presupesto en 900 millones solo nos hace creer que fue un distractor para ensombrecer los enormes escándalos de corrupción a consecuencia de los huracanes Eta e Iota que aunados  a la crisis provocada en todo el año por el COVID-19 dejan a las familias hondureñas al borde de los límites de miseria.

El caso UNAH

El boom que duró apenas una semana solo pudo ser a consecuencia de una de las siguientes situaciones; o el Ministro de Finanzas generó un distractor por dos semanas o fue víctima de su inexperiencia en cantidades presupuestarias ya contempladas en la ley, que en el caso de la UNAH, el Artículo 161 de la Constitución de la República establece “El Estado contribuirá al sostenimiento, desarrollo y engrandecimiento de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, con una asignación privativa anual no menor del (6%) seis por ciento del Presupuesto de Ingresos Netos de la República…” y en la Ley Orgánica de la UNAH, Acuerdo N° 206-07 (11/08/2007) Artículo 144, inciso b “…se entiende por ingresos netos el total de los ingresos corrientes asignados en el Presupuesto General de Ingresos de la República por las percepciones tributarias y no tributarias, excluidos los préstamos y donaciones”.

En el caso del presupuesto aprobado para el 2020, el total de ingresos tributarios y no tributarios fue de 113, 656, 821, 515 (ciento trece mil seiscientos cincuenta y seis millones ochocientos veintiún mil quinientos quince lempiras), decreto N° 171-2019 (31/12/2019) y el presupuesto aprobado para la UNAH fue de 4, 946, 522, 067 (cuatro mil novecientos cuarenta y seis millones quinientos veintidós mil sesenta y siete lempiras).

De cumplir a cabalidad la ley con no menos del 6 % que ordena la Constitución de la República, lo aprobado para la UNAH tuvo que haber sido en el 2020 de 6, 819, 409, 291 (seis mil ochocientos diecinueve millones cuatrocientos nueve mil doscientos noventa y un lempiras). Hay una diferencia significativamente menor de 1, 872, 887, 224 (un mil ochocientos setenta y dos millones ochocientos ochenta y siete mil doscientos veinticuatro lempiras), algo más del doble de los 900 millones que no se contemplaban en el globo sonda.

Lo anterior sirve para ilustrar el entreguismo al régimen de las autoridades universitarias que desde el 2009 han demostrado lealtad absoluta a los gobiernos post golpe y que no han exclamado ningún grito al cielo para exigir que se cumpla el 6 % que estipula la constitución. En esta ocasión, más vieron en peligro las conquistas económicas que el presupuesto destinado al desarrollo de la investigación y de la mejora de los sevicios a los estudiantes.

Según Hondudiario (23/12/2020) “En la aprobación del presupuesto, se confirmó lo ya anunciado por ese Poder del Estado, de mantener el presupuesto de 4 mil 900 millones de lempiras que la Constitución le otorga a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) del 6 por ciento del presupuesto (L. 4, 966, 210, 886). No hay duda que entre lo que corresponde según la ley y lo aprobado la brecha se ha ido agrandando en los últimos 10 años, motivo suficiente para que las autoridades y comunidad en general de la UNAH se fuera a protestar a las calles. Tal y como mencioné al inicio, las cantidades macro económicas y los nombres de las partidas se prestan para fácilmente engañar las masas.

Reconstrucción y vacuna: excusa para seguir saqueando

La historia y el guion ya se conoce en el país, con los decretos de emergencia vigentes cualquier presupuesto aprobado es un aliciente para que se lo roben los corruptos, aunque según el titular de Finanzas, Marco Midence “…el 30% de los fondos dirigidos a la administración centralizada va enfocada para estas dos áreas con mayor preeminencia ante las crisis por el covid-19 aunado a los fenómenos naturales de Eta y Iota”. EH (22/12/2020).

Las palabras anteriores y todo lo que digan ya no esconde los asquerosos casos de corrupción en que este régimen se ha visto involucrado con la complicidad de las instituciones operadoras de justicia.

Al pueblo solo le queda vencer el miedo y salir con todo a las calles para tumbar al régimen, no hay otra salida.

Share

Comentarios potenciados por CComment